back to top

17 ocasiones en que las comadrejas fueron unas monadas anónimas

¡Merecen algo de cariño también!

publicado

1. Cuando este pequeño se puso un encantador jersey navideño.

2. Y cuando este colega bigotudo hizo que subirse a un árbol pareciera supergracioso.

Photo Credit: graftedno1 via Compfight cc

3. Cuando este tío era el bebé más adorable del mundo.

4. Y cuando este tío alegre iluminó el mundo con una sonrisa astuta.

Photo Credit: born1945 via Compfight cc

5. Cuando estos hermanos se acurrucaron de la forma más cómoda jamás vista.

Photo Credit: animaltourism.com via Compfight cc

6. Y cuando esta adorable pequeña convirtió el escondite en el juego más gracioso de todos los tiempos.

Photo Credit: Mathesont via Compfight cc

7. Cuando este dormilón hizo la siesta todavía más adorable.

Photo Credit: Specklet via Compfight cc

8. Y cuando esta picarona se las arregló para estar enfadada y mona.

9. Cuando este curiosón estaba aprendiendo a olfatear.

10. Y cuando este mirón tenía, tal cual, la nariz más mona del universo.

11. Cuando este valiente se lanzó a la aventura para llevar comida a su familia.

12. Y cuando este amiguito de la hora del baño se ganó que todos quisieran darle un enorme abrazo.

13. Cuando esta fiel monada no quiso dejar a su madre.

14. Y cuando esta bolita peluda presumió de bigotes listos para recibir besos.

15. Cuando este amigable colega encontró una nueva manera de dar la mano.

16. Cuando este adorable encanto solo quería hacer un nuevo amigo.

17. Y, por último, cuando este mocosete se acurrucó en su mejor cama para darse la siesta más rica DE TODOS LOS TIEMPOS.