Ir directo al contenido
    Posted on 24 sept. 2015

    11 Consejos para tener los mejores orgasmos

    De Jenny Block, autora de O Wow: Discovering Your Ultimate Orgasm.

    Jenny Block

    Jenny Block es una escritora de estilos de vida y autora de O Wow: Discovering Your Ultimate Orgasm, así que decidimos contactarla para que nos diera algunos consejos.

    "El sexo debe ser divertido y juguetón y emocionante y experimental y desordenado y ruidoso y siempre debe ser una aventura. Puede durar el tiempo que quieras y hacerlo de la forma en que te guste hacerlo", le dijo a BuzzFeed.

    "El sexo no es meter un pene en una vagina. Ese es un solo acto sexual entre muchos. No es el principal ni el primero, ni el más importante. Es solo uno. Debemos dejar de tener sexo procreador por diversión si podemos llegar alguna vez a maximizar el potencial de nuestros orgasmos".

    Estas son algunos recomendaciones sencillas que hace Jenny Block para tener mejores orgasmos y una vida sexual más rica:

    1. La masturbación es la mejor manera de descubrir tus preferencias sexuales.

    HBO / Via hbosgirls.tumblr.com

    "Antes que nada, hay que entender que masturbarse es una idea excelente. En serio. Es excelente. Es segura y divertida e increíblemente buena para ti. El orgasmo es conocido por aliviar el dolor, el estrés y el insomnio y, por lo general, te hace calentar y erizar.

    Si esta es tu primera vez en probar, no te preocupes. La mejor parte de la masturbación es que no tienes que impresionar a nadie y es básicamente imposible que salga mal. Todo lo que tienes que hacer es lo que te haga sentir bien. Así que ponte cómoda en algún lugar donde no sea probable que te atrapen (¡a menos que eso te haga excitar, por supuesto!) Si deseas, puedes buscarte algunos materiales que te inspiren: ver porno o leer revistas eróticas".

    2. Si es la primera vez que te masturbas, no te apresures a tener un orgasmo.

    CBS Films / Via pastalife.tumblr.com

    "Tómate tu tiempo. Deja que tus manos pasen por donde puedan hasta que te sientas relajada y lista para enfocarte en el evento principal. Luego, simplemente, haz lo que te haga sentir bien: roces, caricias, palmaditas, tirones, cosquillas, manoseo, penetración, bofetadas, o tal vez una combinación. Puede que quieras probar un vibrador (para mujeres) o una manga masturbadora (para hombres).

    Hagas lo que hagas, no te enfoques demasiado en el orgasmo, especialmente si es la primera vez. La masturbación, así como el sexo, debe estar orientado al placer, no a una meta. La única meta debe ser disfrutar y aprender a conocer lo que funciona para ti. Después, puedes compartir con un compañero lo que has aprendido y de esta manera llegar a descubrir tu orgasmo máximo".

    3. Puede requerir un poco de práctica el encontrar tu punto G, pero vale la pena.

    ABC / Via skeletalvanity.tumblr.com

    "Me gusta llamarlo la zona G, porque no es solo un pequeño punto, es toda una zona esponjosa de tejido eréctil. Para encontrarla, inserta dos dedos en la vagina cerca de dos pulgadas, haz una curva hacia arriba y luego muévelos lenta y repetidamente en un movimiento provocativo. Puedes ajustar la velocidad, la presión y la posición de acuerdo como lo sientas.

    Entre más tiempo practiques con tu zona G, más jugosa se hará mientras aumenta y se pone firme y se llena de fluido. Una vez que esté bien estimulada, es probable que ocurra un orgasmo, y quizás venga acompañado de una eyaculación.

    Puedes, por supuesto, dejar a tu pareja hacerlo y también puedes usar un juguete si lo prefieres. ¡Hay varios por ahí diseñados con una curva solo para este uso!".

    4. Hay muchas opciones a la hora de comprar tu primer vibrador.

    FOX / Via kucistov.tumblr.com

    "Si estás buscando tu primer vibrador, empieza haciéndote estas preguntas:

    -¿Quieres algo diseñado para uso interno, uso externo o ambos?

    -¿De qué tamaño quieres el juguete?

    -¿Qué forma quieres que tenga el juguete?

    -¿Qué tipo de textura y material te gusta? ¿Duro? ¿Suave? ¿Lleno de puntos? ¿Rugoso? ¿Liso? ¿De silicona? ¿De vidrio? ¿De madera? ¿De metal? ¿De plástico?

    -¿Lo quieres necesariamente silencioso?

    -¿Quieres una velocidad? ¿Varias velocidades?

    -¿Quieres que tenga más de un patrón? (Es decir, vibración constante frente a ritmo en una variedad de velocidades).

    -¿Buscas algo que puedas utilizar sola, con una pareja o ambos?

    Una bala vibradora tiene un tipo de vibración muy sencillo, adecuado para la primera vez. Se parece a un huevo pequeño y generalmente tiene una velocidad de vibración constante. Desde allí, puedes experimentar con diferentes formas y tamaños, incluyendo aquellos que pueden ser utilizados internamente y externamente al mismo tiempo, como el muy famoso vibrador de conejito.

    Puedes encontrar una enorme variedad de marcas. LELO y JimmyJane son dos de mis favoritas. Puedes comprar vibradores de una amplia variedad de tiendas tanto en línea como en los establecimientos. En línea, soy una gran admiradora de sitios como Good Vibrations donde la cantidad de información disponible es tan impresionante como la variedad de juguetes".

    5. Cuando des mamadas, tómate tu tiempo.

    Soda Pictures / Via iscream-ice-cream.tumblr.com

    "Las mamadas se sienten bien porque la boca es húmeda y cálida; la lengua es capaz de estimular las zonas más sensibles del pene y la succión es el mejor amigo de un chico.

    Llévalo a la boca una o dos pulgada a la vez, estimúlalo, lámelo desde la cabeza del pene hasta la base, usa las manos, no ignores los testículos y, lo más importante, presta atención a lo que está funcionando y lo que no. Si a él le encanta, ¡por el amor de Dios!, síguelo haciendo. Y si su barco parece no estar flotando, continúa. Se trata de averiguar exactamente lo que funciona para él".

    6. Y también es muy importante que de verdad disfrutes hacerlo.

    Warner Bros. Pictures / Via lustbox.tumblr.com

    "El mejor consejo que hay cuando se trata de dar una buena mamada es demostrarle cuánto lo disfrutas. Lo primero es lo primero, pero si sientes como si se tratase de un trabajo, tenemos un problema. El orgasmo puede ser todo lo que él espera de una mamada, pero el placer debe ser compartido".

    7. ^Esto aplica especialmente a la estimulación de la vagina. El entusiasmo lo es todo.

    Jungle City Studios / Via gurl.tumblr.com

    "Cuando se trata de estimular las partes de una mujer, el compromiso es la clave. Si no estás dispuesto a todo, no tiene sentido hacerlo. Lo más importante es recordar que el clítoris es la reina, todo lo demás es un hermoso complemento.

    Sabiendo esto, empieza con todo: besa y muerde sus muslos internos. Toca y masajea sus labios. Ábrele la vagina. Lame la longitud de su introito (entrada de la vagina). Y vuelve a morder y a besar sus muslos internos y estimula los labios de su vagina.

    No pasará mucho tiempo antes de que ella empiece a levantar sus caderas, respirar profundamente y tal vez a gemir o, con suerte, a pedir más. En ese momento, es hora de enfocarse en su clítoris: lamiendo, chupando, palpando, cualquier estimulación que sea constante y que parezca funcionar para ella. Una vez lleves un ritmo, no te detengas. En serio. No te detengas hasta que ella se venga o te dé alguna indicación de algo más que ella quiere intentar".

    8. A la hora de practicar sexo oral, no tengas miedo de usar las manos.

    Universal Pictures / Via teal-and-black-ladies.tumblr.com

    "Si realmente quieres llevar las cosas al siguiente nivel, esta es una gran oportunidad para jugar con el orgasmo mezclado. Usa dos dedos para penetrarla (véase el método anterior de la zona G) sin dejar de estimular su clítoris con la lengua. También puedes provocar su parte trasera si está dispuesta. Con un poco de lubricante en el dedo, palpa suavemente la entrada y deslízalo al interior con su permiso. La estimulación de los tres a la vez, probablemente le dará lo que me gusta llamar el orgasmo máximo mezclado".

    9. El lubricante es crucial si vas a probar por primera vez algo que tenga que ver con el ano.

    Columbia Pictures / Via nikolai1994.tumblr.com

    "Si estás interesada en experimentar con el juego anal, el lubricante es esencial. El ano, a diferencia de la vagina, no se autolubrica.

    Empieza a mover lentamente el dedo entre las nalgas de tu pareja, dejando de estimular el ano a medida que avanzas. Cuando él o ella esté cómoda, presta más atención a la entrada, estimula suavemente la entrada hasta que puedas deslizar la punta del dedo adentro.

    Pregúntale si se siente bien o si quiere más antes de ir más lejos. A algunas personas les gusta una penetración lo más completa posible. Otras prefieren el estímulo. También se pueden utilizar cuentas anales, que se pueden insertar en el ano (con mucho lubricante) y luego poco a poco sacar una bola a la vez. También se pueden usar consoladores vibrantes o no vibrantes. ¡Y vienen en todo tipo de tamaños y materiales! Y las parejas heterosexuales también pueden, por supuesto, tener sexo anal si ella ese siente cómoda con eso.

    Es importante recordar que nadie está obligado a tener sexo anal o a cualquier otra cosa que tenga que ver con eso (incluso si antes acordaste hacerlo). ¡Todo se trata de sentirse bien con esa persona en ese momento!".

    10. Si no eres capaz de abrirte sexualmente, practica primero por tu propia cuenta.

    Issa Rae
    http://husssel.com/post/27102929968

    "Cuando estés sola, preferiblemente cuando estés masturbándote, practica. Di las cosas que te imaginas que le dirías a un compañero, mueve el cuerpo en formas que verdaderamente te exciten a diferencia de las formas que piensas que 'pueden' excitarte, haz ruido.

    Lo más importante que debes recordar es que no hay nada malo con lo que son tus deseos personales y si la persona con la que estás te desea — ojalá todas ustedes—, no hay ninguna razón para ser tímida".

    11. Y si eres mujer, recuerda que no hay nada vergonzoso en ser sexualmente abierta.

    Hit-Boy / Via the-king-of-coney-island.tumblr.com

    "Vivimos en un tiempo muy raro estos días. Mires donde mires, es sexo, sexo, sexo en la esfera pública. Pero cuando se trata de la esfera privada, estamos llenos de vergüenza, y simplemente no hay razón para ello. Las mujeres son sexuales. Es pura y simple biología.

    Y las mujeres tenemos mucha suerte. No tenemos periodo refractario, que significa que nos podemos venir una y otra vez sin descansar a la mitad y contamos con el único órgano en el cuerpo humano —masculino o femenino— cuyo único propósito es el placer: el clítoris. Y, ya que estamos tocando el tema, la vagina de toda mujer es perfecta. Si piensas lo contrario, no mereces bailar el tango con una. Y si eres la dueña de la vagina y tienes algún problema con eso, es hora de que hagas las paces con tus partes. Las vaginas son milagrosas. Es el momento de entenderlas".

    💦 🍆 ✊Puedes comprar el libro de Jenny Block aquí.