back to top

Te vas a identificar con estas historias de 13 padres avergonzando a sus hijos

¿Por qué nos hacéis esto?

publicado

1. La madre que cree que podrías hacer un poco más de ejercicio.

Apatow Productions

"Mi madre fue a hablar con mi profesor de educación física para darle las gracias porque yo volvía a casa con agujetas".

Enviado por NotFitLife.

2. La tez preciosa.

Fox

"Mi madre, a sus 50 años, es toda una fiestera. Bajo esta premisa, es de esperar que en las fiestas de mi pueblo salga incluso más que yo. Por lo tanto, y como en mi pueblo hay un único pub, me la suelo encontrar. Este verano tuve un lío con un chaval. Una noche, estábamos él y yo sentados fuera del pub y mi madre nos vio y se acercó. Después de invitar al chaval con tantos cigarros como para causar un cáncer pulmonar y yendo borracha, empezó a decirle 'no, si en realidad eres muy guapo', 'tienes una tez preciosa' y cosas del estilo mientras le tocaba la cara. Además, y no era la primera vez, me la tuve que llevar a rastras a casa a las 7 de la mañana. Aún me río de lo de la 'tez'.

También está la vez que, después de ejecutar victoriosamente la prueba del polvorón y decir Pamplona durante la cena de nochebuena, delante de otros 17 familiares cercanos, mi padre soltó: 'si al menos de mayor va a tener muchos novios por algo'".

Enviado por Vic.

Publicidad

3. El Fred Astaire.

NBC

"Cada vez que a mi padre se le 'calientan las rodillas' y se pone a bailar. Lo peor es que lo hace bastante mejor que yo. No hay boda en la que no se me acerque un desconocido a valorar sus pasos de baile".

Enviado por P.

4. El 'Nu ma nu ma'.

Vea este vídeo en Youtube

youtube.com

"Eran las fiestas de mi pueblo, y a mis padres les dio por montarnos a mi hermano y a mí en una de estas atracciones de feria. Teníamos 7 años y estábamos cagados. Por si no fuera poco, empezó a sonar 'Dragostea din tei' (temazo) y mis padres, para relajarnos, se levantaron y empezaron a bailar desfasados alrededor de la gente. Cinco minutos de infierno, con medio pueblo dando palmas y descojonados. Encima los muy ******** cuando veían a sus hijos avergonzados se animaban más aún. Creo que ellos lo pasaron genial, claro, todavía a día de hoy lo recuerdan y se parten".

Enviado por Marco.

5. Las fotos secretas.

Twitter: TheRock / Via Twitter: @TheRock

"En una de mis fiestas de cumpleaños, yo no quería que mis amigos vieran las fotos que mi madre había escogido y había puesto por toda la casa, así que las escondí. Mi madre se dio cuenta y decidió llamar a todos mis amigos al salón y enseñarles EL ÁLBUM ENTERO de mis fotos de Primera Comunión. Cuando me las hice me faltaban los dos incisivos superiores y en muchas de las fotos me hicieron sonreír, así que os podéis imaginar el panorama de mis amigos riéndose de una niña que se parece al Cuñao en vestido blanco".

Enviado por Anuhiu.

6. El lengüetazo.

Walt Disney Pictures

"¿Sabéis eso que hacen las madres cuando eres pequeño y que odias de mojarse en SALIVA la punta del pulgar para limpiarte algo que tengas en la cara? Asqueroso, ¿verdad? Pues el otro día mi madre me lo hizo en plena calle. Acabo de cumplir 31 años".

Enviado por Adela.

7. El gran apoyo.

Via Twitter: @MedievalReacts

"Cuando volví a casa la última Navidad aproveché para informar a mis padres, en privado, de que ya no estaba con mi novio. No hubo mucha reacción hasta que unas horas después, en mitad de la cena de Nochebuena, mi padre decidió retomar el tema delante de toda la familia con la frase 'bueno, ¿y por qué ha sido? Porque este te ha durado todavía menos que el anterior, ALGO HABRÁS HECHO'".

Enviado por Marcos.

Publicidad

8. El maestro del crimen.

NBC

"Hace unos años estaba una noche tomando algo con mi padre, su novia y mi hermana en un local de jóvenes como decía el. Estuvimos pidiendo copas toda la noche y al terminar mi padre dijo 'voy a pedir la última y pago la cuenta'. Volvió a la mesa y cuando se la terminó nos fuimos. Llevábamos un rato caminando hacia el coche mientras él se descojonaba vivo y como no parábamos de mirarlo y preguntarle qué le pasaba nos acabó confesando que de todo lo que habíamos tomado esa noche solo había pagado esa última copa suya y que había hecho un simpa. En ese momento me morí de la vergüenza ya que era el sitio donde iba con mis amigos todos los fines de semana y tenía miedo de que me reconociesen. Desde aquella me prometí que nunca jamás volvería a enseñarle a mi padre sitio nuevo".

Anónimo.

9. La sutileza.

20th Century Fox

"Iba con mis padres por la calle, ellos un poco borrachos. En ese momento estaba en 4º de ESO, y una choni de mi clase pasó por la acera de enfrente. Cuando le dije a mi madre que bajase la voz, que no quería que me viese, ella se puso a señalarla y a decir en voz alta: '¿Esa, esa?'. La chica giró la cabeza y mis padres se empezaron a reír. Espero que no me reconociese...".

Anónimo.

10. El chulai.

Dimaberkut / Getty Images

"En realidad no es de mi madre, sino de la pareja de mi padre. El caso es que estábamos comiendo con varios amigos y familiares en su casa y nos dijo que quería hacer una reforma para darle un toque 'chulai'. No entendíamos nada y ella seguía explicándolo. Finalmente nos dimos cuenta de que quería decir chill out.

Enviado por Marta.

11. El apoyo.

Unicode

"Tenía yo unos 8 años, estábamos toda la familia reunida en casa de mis abuelos y empezaron a hablar de lo gordo que estaba yo. Para comprobarlo empíricamente (en mi familia hemos sido siempre muy de dejar constancia científica) mi abuelo sacó una báscula y me obligaron a pesarme en medio de un corrillo improvisado que habían montado mis tíos. Cuando comprobaron que de verdad era un tonelete y tras acercarse uno a uno para comprobar lo que marcaba la báscula todos se rieron mucho. Mis padres están ahí a lo suyo sin hacer nada. Fue precioso".

Enviado por 'Gordo' García.

12. El puedes sacarme de la jungla, pero no puedes sacar la jungla de mí.

Pedro Masó Producciones

"Cuando mi padre se mete en el personaje de El Tío La Vara cada vez que viajamos al extranjero y saca tu cateto interior 😞😬 ".

Enviado por Manolita.

13. El tío duro.

Paramount Pictures

"Mi padre es un poco the padrest y, aunque ahora valore las cosas que hacía durante de mi adolescencia, debo admitir que en aquella época me mataba de vergüenza. Una cosa que recuerdo es cuando cogía el teléfono: cada vez que llamaba una amiga y preguntaba "¿Está Bea?", mi padre respondía "Sí, si está" y se quedaba aguardando detrás de la línea hasta que mi amiga decía "¿Se puede poner?" y él decía "Sí, sí que puede" y volvía a quedarse en silencio. Otra cosa que hacía era responder al teléfono y cuando decía "¿Está Bea?" decir "Sí, soy yo". Además, cada vez que le presentaba a un amigo varón le decía "¿Cómo te llamas?" y cuando el otro respondía, por ejemplo, "Carlos" decía alguna movida rollo "Carlos... Carlos V", se encendía un Ducados y le miraba fijamente hasta que yo aparecía en escena".

Enviado por Beatriz.

Patrocinado

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss