back to top

Deberían darme el Nobel de Economía por este truco para comprar por Internet

Me lo merezco.

publicado

Estaba yo el otro día tan tranquilo cuando, de repente, me empezó a vibrar el móvil como si estuviese colisionando hadrones en el bolsillo.

Me cago en mi estampa.
BuzzFeed

Me cago en mi estampa.

Siete horas después, tras comentar que una amiga se casa, presenciar una discusión sobre Pablo Iglesias y recordar rencores del viaje de fin de curso, ya teníamos decidido uno de los regalos. Faltaba decidir quién lo compraría y aquí es donde entré en acción: dije que yo lo haría.

Lionsgate / BuzzFeed

«Me voy del grupo, ya me lo pagaréis», dije sabiendo que solo una parte de esa frase era cierta.

Lo importante: al elegir el método de envío vi que podía recogerlo en tienda y su código postal ME SONABA DE ALGO.

Una búsqueda en Google después lo descubrí: es el de la oficina y lo tengo en la firma del correo.
BuzzFeed

Una búsqueda en Google después lo descubrí: es el de la oficina y lo tengo en la firma del correo.

«Ah, mira, pues voy y así lo tengo a tiempo seguro», díjeme y salí de la página sin cancelar el pedido. Y hete aquí que pronto me llegó este mail.

BuzzFeed

¡Pero eso no es todo! Como encima soy un vago y no fui ese día a por el regalo...

OMFG SOY EL LOBO DE WALL STREET.
BuzzFeed

OMFG SOY EL LOBO DE WALL STREET.

Así que, eso, si vas a comprar algo y no tienes prisa, prueba a dejar el producto en el carrito sin completar la compra y mira la carpeta de spam al día siguiente.

No siempre va a funcionar y en sitios como Amazon no cuela, pero, yo qué sé, igual algo te ahorras. O igual ya lo conocía todo el mundo y a mí nadie me había avisado, que también me suele pasar.
Getty / BuzzFeed

No siempre va a funcionar y en sitios como Amazon no cuela, pero, yo qué sé, igual algo te ahorras. O igual ya lo conocía todo el mundo y a mí nadie me había avisado, que también me suele pasar.