back to top

11 asesinos en serie españoles que tal vez no conocías

Da bastante miedo esto.

publicado

1. Juan Díaz de Garayo ('el Sacamantecas').

By Unknown prior to 1881. [Public domain], via Wikimedia Commons / Via en.wikipedia.org

Es uno de los primeros asesinos en serie españoles de los que se tiene constancia. Ricardo Becerro de Bengoa escribió sobre él en 1881 tras recoger la información disponible en la época. Asesinó a seis mujeres y atacó a otras cuatro. Fue ejecutado y su cerebro estudiado por un doctor especializado en frenopatía. Sus dos primeras víctimas fueron prostitutas a las que estranguló a las afueras de la ciudad, mientras que la tercera fue una niña de unos 13 años con la que se cruzó en un camino en las afueras de Vitoria. Sus últimas víctimas fueron apuñaladas y una de ellas, destripada.

2. Francisca Ballesteros ('la envenenadora de Melilla').

Ibushuev / Getty Images

Asesinó a dos de sus hijos (la primera, Florinda, fue asesinada en 1990, cuando tenía tan solo 6 meses) y a su marido, además de intentar asesinar a su otro hijo. Fue condenada a 84 años de prisión por estos crímenes. Durante el juicio se consideró la posibilidad de exhumar el cadáver de su padre, que también podría haber sido envenenado.

3. Manuel Blanco Romasanta ('El hombre lobo de Allariz').

commons.wikimedia.org

Romasanta nació en una aldea de Orense en 1809. Asesinó a 4 mujeres y 5 niños (los hijos de estas) entre 1843 y 1851, aunque se sospecha que pudo haber asesinado hasta a 17 personas. Aseguraba que se transformaba en lobo (la primera vez, junto a otras dos personas, según declaró) y que entonces cometía los asesinatos. Se cree que falleció en prisión de cáncer de estómago. También se le considera uno de los inspiradores del mito del 'Sacamantecas', pues se cree que vendía un ungüento de sebo creado con la grasa de sus víctimas.

4. Manuel Delgado Villegas ('el Arropiero').

en.wikipedia.org

Podría ser el asesino en serie español más sanguinario, pues se atribuyó 48 asesinatos tanto en España como en el extranjero. De ellos, 8 fueron probados (y fue recluido en un pisquiátrico por ello, aunque falleció en libertad) y otros 14, investigados. Asesinaba por arrebatos de ira, generalmente con un golpe a la laringe de sus víctimas, a las que después estrangulaba.

5. Herald y Frank Alexander.

caso7.com

Herald Alexander era cercano a la Sociedad Lorber, una suerte de secta que le hacía creerse un profeta y a considerar a su hijo, Frank, el mesías. Consideraban a las mujeres inferiores y Frank mantuvo relaciones sexuales con su madre y con sus tres hermanas. Cuando las autoridades alemanas comenzaron a investigar estas prácticas, huyeron a Tenerife. Allí, asesinaron y mutilaron en primer lugar a la madre –posiblemente, tras una discusión con ella– y a sus hermanas Marina, de 18 años, y Petra, de 16. Sabine, hermana gemela de Petra, no se encontraba en la casa cuando tuvieron lugar los asesinatos. Fueron ingresados en un centro de salud mental donde, al parecer, 'el Arropiero' trató de estrangular a uno de ellos.

6. Alfredo Galán ('El asesino de la baraja').

Savushkin / Getty Images

El asesino de la baraja es uno de los asesinos en serie más conocidos de España. Mató a seis personas y trató de asesinar a otras tres. El apodo le viene de los naipes que dejaba junto a sus víctimas. Al parecer, el primero de ellos simplemente estaba en la escena del crimen por coincidencia, pero a Galán le gustó el detalle y comenzó a utilizarlo. Uno de los policías que declararon durante el juicio aseguró que el asesino le pedía por favor a sus víctimas que se pusieran de rodillas antes de dispararles porque "la educación es lo primero en la vida".

7. Volker Eckert.

Willowpix / Getty Images

Este camionero alemán confesó haber asesinado a 6 mujeres entre 1974 y 2006, aunque se le imputaban 19 asesinatos. Tres de sus víctimas fueron asesinadas en España y otra, según su confesión, fue una compañera del colegio a la que asesinó cuando él tenía 15 años y ella, 14. Fue encontrado muerto en su celda el día después de cumplir 48 años.

8. Francisco García Escalero ('el asesino de mendigos').

youtube.com

Después de cometer una violación, García Escalero fue condenado a 12 años de prisión. Al salir comenzó a vivir en la calle y asesinó, según su confesión, a 15 personas, generalmente otros mendigos, aunque la primera de sus víctimas fue una prostituta. Según explicó en el juicio, escuchaba voces que le decían que cometiese los crímenes. Después de un intento de suicidio confesó sus crímenes a las enfermeras del hospital y fue detenido. Murió en la prisión de Fontcalent en agosto de 2014.

9. Enriqueta Martí (La vampira de Barcelona).

commons.wikimedia.org

En 1909 Enriqueta Martí fue detenida por regentar un burdel en el que prostituía a niños de entre 5 y 14 años. Sin embargo, nunca fue juzgada por ello (se cree que por las influencias de alguno de sus clientes). Años más tarde, la policía registró su casa después de que una vecina creyese reconocer en ella a una niña desaparecida días antes. Junto a esta, Angelita, había otra niña. Una de ellas relató que había visto a Enriqueta asesinar a otro niño. En el domicilio se encontraron huesos de más de 10 menores, aunque la cifra de víctimas puede ser mucho mayor. También apareció una lista con nombres de personalidades catalanas a las que Martí podría haber estado vendiendo sangre, grasa y huesos de las víctimas. Enriqueta murió al ser linchada en el patio de la cárcel antes de su juicio. Se cree que antes pudo haber sido envenenada.

10. José Antonio Rodríguez Vega ('el Mataviejas').

Cipriannasalean / Getty Images

Entre agosto de 1987 y abril de 1988, Rodríguez Vega violó y asesinó a 16 mujeres de entre 60 y 93 años. Identificaba a sus víctimas y se aprendía sus rutinas para luego hacerse pasar por reparador o albañil y así conseguir su confianza. Una vez en su casa, las estrangulaba. La policía encontró un cuarto con objetos personales de las víctimas. Reconoció nueve de los asesinatos y aseguró que lo hacía porque identificaba a las víctimas con su madre, a la que odiaba. Fue asesinado por otros presos en la cárcel de Topas.

11. Joan Vila ('el celador de Olot').

Gcshutter / Getty Images

Este celador de un geriátrico gerundense asesinó entre 2009 y 2010 a 11 personas. Vila administraba medicamentos a sus víctimas, generalmente insulina y barbitúricos, aunque también empleó productos cáusticos. En 2013 fue condenado a 127 años de prisión.

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss