Ir directo al contenido
    Updated on 24 jul. 2018. Posted on 24 jul. 2018

    18 Razones por las que no deberías volver a usar una bolsa de plástico NUNCA MÁS

    Lleva tu bolsa de TELA al supermercado, por favor, el planeta te lo sabrá agradecer.

    Hola soy Greta. A principios de 2018 me prometí evitar el uso de pitillo/popotes/pajitas, y ahora vengo a recordarte que las bolsas de plástico son nuestras peores enemigas.

    BuzzFeed

    Probablemente ya habías escuchado que no las deberías usar, pero yo vengo a repetírtelo porque... LOS SERES HUMANOS LAS SEGUIMOS USANDO COMPULSIVAMENTE.

    1. Aunque mucha gente las vea como algo conveniente, son todo lo contrario: causan más daño al mundo que el beneficio que nos otorgan.

    David Paul Morris / Getty Images

    Al igual que prácticamente todos los productos hechos de plástico, las bolsas son una de las mayores causas de contaminación a nivel mundial.

    2. Este año, se espera que sean consumidas más de CINCO TRILLONES de bolsas de plástico alrededor del mundo.

    Hroe / Getty Images

    Tantas bolsas no solo serían capaces de cubrir completamente a Francia, sino que puestas una tras otra le podrían dar la vuelta al mundo siete veces.

    3. Uno de los principales problemas es que MENOS DEL 1% de esos trillones de bolsas son recicladas.

    Rootstocks / Getty Images

    La gente las desecha y listo, sin pensar por un segundo en dónde van a parar y

    en los irreparables daños que esto va a causarle al ecosistema.

    4. Las cosas son más complicadas aún: están hechas de polietileno, un material que, generalmente, NO debe ir junto a los demás productos reciclables.

    Mukhina1 / Getty Images

    Esto por ser un plástico blando que, a diferencia del rígido que se usa en las botellas y otros productos, es muy ligero y puede enredarse en las maquinarias de las plantas de reciclaje. Por esta razón, las bolsas deben ir en otros contenedores dirigidos a los centros verdes o plantas que cuenten con el personal que se dedique a recibirlas y separarlas manualmente.

    En pocas palabras, aunque se pueden reciclar, el proceso no solo es más complicado, sino que la gente debe educarse en cómo, dónde, y por qué hacerlo.

    5. ¿Qué pasa con ellas luego de que las usas y desechas? Tardan más de 1000 años en desaparecer del planeta.

    Jay Directo / AFP / Getty Images

    El polietileno tarda siglos en desintegrarse, y lo peor es que a medida que pasa el tiempo se va separando en diminutas y peligrosas partículas que están destruyendo silenciosamente al medio ambiente.

    6. Es extremadamente probable que terminen contaminando los océanos.

    Jay Directo / AFP / Getty Images

    Sí, forman parte de ese triste 80% de basura plástica que está cubriendo las aguas. De ahí la afirmación basada en estudios de que "en el 2050 habrá más plástico, que peces en el mar".

    7. Las bolsas de plástico son responsables de la muerte de cientos de miles de animales marinos...

    Placebo365 / Getty Images

    Inocentes tortugas, ballenas, peces, pajaritos y otros animales mueren ahogados por consumir pedazos de bolsas por error o al confundirlos con comida.

    8. Y, si no mueren al momento, pueden sufrir envenenamientos u obstrucciones intestinales que los irá matando a largo plazo.

    Enviromantic / Getty Images

    Al consumir plástico, si no se ahogan al momento, sus estómagos se tapan y no comerán más, sufriendo una muerte agónica... esto por nombrar una de las tantas tragedias por la que pueden ser afectados.

    9. Por cierto, si comes pescado, es importante que sepas que puede venir con un poco de plástico TÓXICO adentro.

    Milkos / Getty Images

    Sí, ese mismo plástico cubierto de algas y bacterias que se comen los peces y otros animalitos marinos, termina en muchos casos en nuestros platos... y claro, esto no significa nada bueno para nuestra salud.

    10. Si no van directo al mar, las bolsas suelen quedar enredadas entre flores y raíces de plantas, no solo haciendo ver feo nuestros alrededores, sino perjudicando la flora.

    FETHI BELAID/AFP / Getty Images

    Están técnicamente EN TODOS LADOS.

    11. Es común que queden atrapadas en tuberías y desagües, tapándolos y causando inundaciones.

    Jay Directo / AFP / Getty Images

    Esto le da la bienvenida a la acumulación de gérmenes y bacterias causantes de graves enfermedades, y da pie a inundaciones y colapsos en calles y residencias.

    12. También los animales terrestres suelen sufrir por culpa de este producto.

    Vladimir Zapletin / Getty Images

    Mientras buscan comida, vacas, cabras y otros animales de granja pueden consumir pedazos de bolsas de plástico, acto que los lleva a enfermarse y conduce hasta la muerte.

    13. Cuando están en la tierra, emiten gases tóxicos.

    Luhuanfeng / Getty Images

    ¿Te has encontrado diciendo "uffff, esto huele a plástico nuevo"? Pues quizás no lo sabías pero esto no es algo bueno, todo lo contrario: es olor a tóxico y debes mantenerte lejos de él. Este "olor" es culpa del ftalato, un compuesto químico que, en el caso de las bolsas, incrementa su flexibilidad, pero como no queda completamente impregnado al producto se evapora fácilmente en el aire.

    14. Para su producción se gastan millones de galones de petróleo.

    Ssuaphoto / Getty Images

    Y un dato curioso: se espera que las actuales reservas de este recurso no renovable duren solo 53 años más, a esto es importante sumarle los impactos ambientales de su extracción.

    15. Durante la elaboración de una bolsa se usan montones de materiales tóxicos que contaminan el ecosistema.

    Thall / Getty Images

    No es secreto que para la creación de cualquier tipo de plástico se usa un cóctel de químicos tóxicos. Esto quiere decir que una bolsa contamina mientras se elabora, cuando la usamos y al desecharla, triple daño.

    16. Y más cosas malas: si son incineradas contribuyen a una fuerte contaminación en el aire.

    Ramdan_nain / Getty Images

    Tanto tóxico no se escapa así de fácil, es de esperarse.

    17. Se estima que una persona usa una bolsa de plástico por un promedio de solo 12 minutos, y luego se deshace de ella.

    David Paul Morris / Getty Images

    Destruir al mundo solo por unos pocos minutos de uso no se ve como algo que valga demasiado la pena.

    18. ¿Ajá y qué puedes hacer tú? Muy fácil: no salir sin tu bolsa reusable si vas al mercado y decir "no, gracias" cuando te ofrezcan una.

    Fangxianuo / Getty Images

    Tal vez tu ciudad o país no tengan aún el apoyo del gobierno para prohibir las bolsas de plástico, pero tu elección personal puede contribuir a un gran cambio: no las aceptes.

    En cuanto a las bolsas de papel, aunque son mucho menos dañinas, se requiere gran parte de los recursos naturales para su elaboración, así que si bien son una opción, no la conviertas es tu primera. Usa bolsas reciclables de tela.

    ¿Prefieres conservar el planeta o a las tóxicas bolsas de plástico?

    BuzzFeed / Monuttanit / Getty Images

    Y pásale esto a un amigo... ese, que siempre va al mercado con las manos vacías.

    BuzzFeed Daily

    Keep up with the latest daily buzz with the BuzzFeed Daily newsletter!

    Newsletter signup form