Ir directo al contenido

    Esta provincia argentina parece otro país

    Generan electricidad con la basura, todas sus rutas son autopistas y hay plazas saludables y bicisendas hasta en los lugares más despoblados.

    La provincia argentina de San Luis se autodenomina "otro país" y la verdad es que ha recorrido un largo camino para ganarse ese título.

    Sus paisajes, casi siempre soleados, tienen una diversidad y belleza únicas en el mundo.

    Eri Sánchez

    Incluso Merlo, su ciudad más conocida, tiene un microclima único que la hace perfecta para descansar y respirar aire puro.

    San Luis es, además, popularmente conocida por sus rutas convertidas en amplias autopistas.

    La provincia también provee WiFi gratuito a todos sus habitantes, quienes, por supuesto, tienen todos asegurados una vivienda, salud universal y gratuita y, en algunos casos, transporte público sin cargo.

    Para los puntanos, la salud es un derecho universal, por eso hay bicisendas y plazas saludables en todos los pueblos y ciudades, incluso en los lugares más despoblados.

    Eri Sánchez

    En Balde, San Luis, TODOS quieren ejercitarse...

    La sustentabilidad es también una política activa de la provincia: hay barrios solares y 100% bioclimáticos.

    Tan importante es el cuidado del medio ambiente para San Luis que en Merlo, por ejemplo, ya se genera electricidad a partir de la basura.

    Eri Sánchez

    La provincia tiene algunas de las ciudades más jóvenes del país como Juana Koslay o La Punta, ciudad ecológica.

    El arte forma parte del ADN puntano. Como esta réplica del Cabildo de Buenos Aires transformado en Museo.

    Eri Sánchez

    O como la Casa de Gobierno, Terrazas del Portezuelo, gran obra arquitectónica con forma de pirámide.

    Arte, naturaleza, calidad de vida y hasta un Desierto Blanco hacen que esta provincia argentina definitivamente parezca otro país.