back to top

7 Mitos sobre la memoria que te harán cuestionar todo

Tus recuerdos no son necesariamente los tuyos.

publicado

1. "Nuestros recuerdos siempre son nuestros".

Thinkstock

La verdad es que nuestros recuerdos son una construcción social. Cada vez que compartimos un recuerdo con otros, lo editamos. Por ejemplo, a menudo hacemos nuestros recuerdos más apropiados o entretenidos para la gente con la que hablamos. Esta es la razón por la que una buena historia por lo general se vuelve mejor con el tiempo. Por otro lado, cada vez que escuchamos las versiones de eventos de otras personas tenemos el potencial de robar sus recuerdos, contando más tarde sus versiones de los hechos como propias, quizá hasta llegamos a creer que esos recuerdos pertenecen a nuestras propias vidas. Todos somos ladrones de recuerdos y a menudo ni siquiera nos damos cuenta.

2. "Alguien que no dice la verdad usualmente está mintiendo".

Pixar

Una persona que dice algo que se puede comprobar que es falso no necesariamente está mintiendo, ellos pueden tener lo que se conoce como un "recuerdo falso". Un recuerdo falso es una recolección que se siente como un recuerdo pero que de alguna forma es impreciso. Podemos tener recuerdos falsos de detalles pequeños, como recordar mal los nombres o incluso eventos completos que no nos ocurrieron a nosotros del todo, en mi propia investigación llegué a convencer a la gente de que había cometido crímenes que nunca ocurrieron.

3. "La memoria a largo plazo significa cosas que recordamos por al menos unos cuantos meses".

Sony

Cuando los científicos hablan acerca de la memoria "a corto plazo", se refieren a que el cerebro almacena información por alrededor de 30 segundos. Cualquier cosa de más de 30 segundos a menudo se trata de una forma de memoria a "largo plazo" La memoria a largo plazo puede durar desde un minuto hasta una vida.

4. "Tengo recuerdos de cuando era un bebé".

Pixar

Los científicos por lo general sostienen que tener recuerdos de antes de los dos años y medio es imposible. Esto es porque nuestros cerebros aún no son lo suficientemente grandes y maduros como para organizar de forma significativa nuestro mundo y registrarlo para después. El término para este fenómeno se llama "amnesia infantil". Los científicos además sostienen que tenemos "amnesia infantil parcial" entre los tres y siete años, cuando nuestras memorias aún no son tan buenas o duraderas como lo serán después de los siete años.

5. "Hay una cosa llamada memoria fotográfica".

Tsuyoshi_kaneko / Getty Images

Tú no tienes una memoria "fotográfica" ni ningún otro adulto. La cosa más cercana a una memoria fotográfica se llama "memoria eidética", memoria excepcional de escenas o imágenes. Se ha encontrado que alrededor de 5% de los niños tienen recuerdos eidéticos, pero en lugar de que esto apunte a superpoderes mentales, el tener memoria eidética puede en realidad ser una señal de problemas, ya que la prevalencia aumenta a 15% en niños con dificultades del desarrollo. Incluso si se pudiera decir que existen las memorias fotográficas, son falibles y parece que la memoria Photoshop existe justo al lado de ella.

6. "Todo mundo recuerda exactamente en dónde estaba cuando ocurrió el 9/11".

BBC

Los recuerdos vívidos y detallados de en qué lugar estábamos en el momento de algún evento histórico particularmente significativo, como los bombardeos de París, el 9/11 o la muerte de la princesa Diana, a menudo son inconsistentes o incorrectos. A pesar de esto, nuestra confianza en nuestros recuerdos de dichos eventos a menudo es alta; lo que muestra que la confianza puede ser un indicador pobre de la precisión.

7. "La imaginación y la memoria son dos cosas completamente diferentes".

krisztianek.tumblr.com

En realidad no lo son. Nuestros recuerdos son increíblemente complejos, flexibles y creativos. Utilizamos las mismas partes del cerebro para imaginar las cosas que pasan utilizando nuestra imaginación al igual que lo hacemos cuando recordamos cosas. Ya que se pueden usar las mismas células cerebrales para la imaginación y los recuerdos, estos dos procesos pueden mezclarse. Podemos confundir las cosas que acabamos de imaginar con cosas que vivimos. De esta forma es como los científicos han sido capaces de, a través de simples ejercicios de imaginación, convencer a la gente de que experimentaron eventos emocionales que nunca ocurrieron, como derramar el tazón de ponche en una boda, ser atacados por un perro o ir a un viaje en globo aerostático.

No podemos confiar en nuestros recuerdos, y la imaginación y la memoria se pueden sentir sorprendentemente similares.

El nuevo libro de Julia Shaw The Memory Illusion (La ilusión de la memoria), fue publicado por Penguin Random House y está a la venta.

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss