back to top

17 Cosas que aprendí en mi segundo trimestre de embarazo

Y yo que pensaba que esto se iba a poner cada vez más fácil.

publicado

Obviamente todos tenemos síntomas diferentes y varían de persona a persona. Esta es mi experiencia personal y no una evaluación médica. Como siempre, si tienes alguna duda sobre tu embarazo consulta a tu médico.

1. Finalmente puedes anunciar tu embarazo y no necesitas seguir escondiendo tus síntomas, ni barriga.

MTV / Via keyassets-p2.timeincuk.net

Obviamente no significa que no puedas contar antes o tengas que hacerlo sí o sí ahora, es una decisión personal pero muchos esperan a tener el ok de todos los estudios que se hacen en este trimestre para contarle al mundo.

2. Y contarlo realmente se siente como quitarse un gran peso de encima.

HGTV / Via media.giphy.com

No más mentir sobre el porqué no puedes tomar alcohol, no más horas en el espejo pensando si se te nota o no la barriga y si muchas sonrisas y gritos de emoción.

3. Empiezas a verte - y sentirte - más embarazada.

Instagram: @conz

Mi barriga empezó a verse más como de embarazada a las 22 semanas, mientras que antes sentía que solo me veía con unos kilos de más.

Publicidad

4. Lo cual significa que hay que comprar ropa de maternidad, por más que no quieras.

Conz Preti / Via instagram.com

Yo tengo un estilo muy particular y una de las cosas que más me costó fue encontrar ropa de maternidad que me gustara. Intenté lo más que pude seguir usando mi ropa con algunos trucos para seguir entrando en ella, pero la realidad es que llega un punto en el que necesitaba estar cómoda más que nada. Le di la bienvenida a los pantalones con bandas elásticas y si bien no son los que más me gustan, por lo menos puedo comer tranquila sin sentir que estoy a punto de acogotar al bebé.

5. Toda la atención te hará sentir como una reína.

MTV / Via img.buzzfeed.com*&output-format=auto&output-quality=auto

Desde preguntas hasta el comienzo de regalos, pasando por sonrisas de desconocidos en la calle. Hola si qué tal, llegamos a nuestro mejor momento.

6. Tu barriga se convierte un imán para manos de gente que no conoces.

Via i.imgur.com

TODO el mundo me quiere tocar la barriga y me siento un poco como esos Budas que traen buena suerte. No sé qué esperan sentir, porque mi bebé siendo bien hijo mío deja de patear o moverse si siente la mano de alguien (incluso la mía) cerca de él.

7. Tu cabello estará de película.

Pantene / Via tumblr.com

Gracias a todas las hormonas y vitaminas que estas tomando tendrás el mejor cabello de tu vida. Yo por ejemplo noté que casi no se me cae nada y no tapo la ducha con pelos para la felicidad de mi marido. No te emociones mucho, igual que todo cambiará apenas llegue el bebé, disfruta tu fantástica melena mientras puedas.

Publicidad

8. Hay que humectar la piel más de lo común para que no te pique o te salgan estrías.

Amazon / Via amazon.com

Yo admito que no soy muy buena poniéndome humectante. Detesto la sensación de estar toda engrasada mientras se seca la crema en mi cuerpo. ¿Pero saben qué detesto más? Cuando todo mi cuerpo me pica porque está reseco y no hay forma de calmarlo. Les juro, salía de la ducha y era como si mi piel estuviese cubierta de picaduras de mosquitos. Así que busqué cremas humectantes para embarazadas y ahora soy una pro cubriéndome en ellas. Además dicen que ayudan a prevenir estrías, así que veremos si dan doble resultado.

9. Si antes no podías más por el cansancio del primer trimestre, ahora no podrás más por el cansancio que provoca el insomnio durante el segundo trimestre.

Nickelodeon / Via i.imgur.com

Sí señores y señoras, el embarazo provoca insomnio.

En mi vida tuve problemas para dormir. Tanto es que mi marido siempre hace el chiste que yo puedo dormir durante un ataque nuclear sin problemas, porque literal me he quedado dormida en todos lados a cualquier hora del día. Hasta ahora. Es común que me vaya quedando dormida a eso de las 10pm solo para despertarme a las 3am y no poder volver a pegar los ojos. Ni contar ovejas, ni poner la mente en blanco ni decirle al bebé que por favor pare de moverse que es hora de dormir. Nada ayuda.

10. Y compré cosas ridículas para sentirme un poco más cómoda.

Amazon / Via amazon.com

Lo que más extraño no es beber alcohol o comer sushi. Es dormir boca abajo.

A esta altura la barriga ya está demasiado grande y duele dormir en mi posición favorita. Encontré una colchoneta que prometía permitirme volver a dormir en paz... Pero no me funcionó. Me dolió más tener que devolverla, junto con todos mis sueños frustrados de dormir feliz, que cuando mi primer novio me dejó sin explicación alguna.

11. Que no menstrúes hace rato no significa que no vayas a ver sangre todos los días.

Mandate Pictures / Via p.fod4.com

Las encías me sangran cada vez que me cepillo los dientes, la nariz me sangra cada vez que me la sueno y todavía no me decido qué es más incomodo.

Publicidad

12. Decidirse en un nombre para el bebé es casi una misión imposible, pero ante todo, no le cuentes a nadie qué le vas a poner.

Via media1.tenor.com

Digo, para mí, obviamente, que en mi vida pensé iba a tener hijos entonces no tenía una lista de nombres que me gustaban de antemano. Lo que sí me di cuenta es que cuando de bebés se trata todo el mundo tiene una opinión. Desde el tamaño de tu panza hasta cómo amamantar. Por lo tanto la única cosa que sé es que no vamos a anunciar el nombre de nuestro hijo hasta que este puesto en el certificado de nacimiento, así nadie nos puede intentar hacer cambiar de opinión.

13. No importa lo que vayas a tener, la gente siempre tendrá una opinión para compartir.

Via media.tenor.com

Cada vez que digo que vamos a tener un niño la respuesta inmediata es "awwww les tocó lo mejor". Me pregunto si le hacen lo mismo a la gente que está por tener niñas (sí, la respuesta es seguramente que sí) y acto seguido me pregunto por qué me tendría importar lo que piensa el señor conductor del bus.

14. El alien que llevas dentro empieza a verse más humano.

Conz Preti

HAY UN HUMANO DENTRO DE MÍ. Todavía no lo supero.

Pero cuando comenzó a tomar forma más de persona y menos de cosa me fui encariñando con la persona que estoy creciendo dentro de mi barriga. Hasta me puse a analizar su nariz esperando que salga más a la de su padre que a la mía.

15. Empiezas a sentir movimientos dentro de ti.

Universal Pictures / Via i.imgur.com

Y déjenme decirles... No es nada cómodo.

Tuve momentos en reuniones de trabajo donde sentía absolutamente todo lo que estaba pasando en mi utero y lo único que quería hacer era gritar de la impresión. Y cuando empiezan a moverse... SE MUEVEN MUCHO.

Publicidad

16. Y hablando de alien, algunos de esos movimientos los podrás ver DESDE AFUERA.

Twentieth Century-Fox Productions / Via mamanatural.mamanatural.netdna-cdn.com

Yo ilusa pensé que esto solo pasaba al final del embarazo y cuando se tenían múltiples bebés dentro, hasta que estaba acostada en mi sofá y vi con mis propios ojos una patada que dejó el pie marcado en mi estómago.

Aún no lo he superado.

17. Pero cuando le hablas a bebé y reacciona, es imposible contener la emoción.

Via reactiongifs.us

Yo le echo la culpa a las hormonas, obvio, pero un día me le puse a hablar a bebé e inmediatamente se puso a patear y dar vueltas y bueno... Lágrimas.