back to top

17 Simple trucos de cocina para cualquiera que coma vegetales

Y no, esto no es solo sobre tofu.

publicado

1. Domina el arte del salteado.

El salteado agitado es rápido y delicioso, siempre. Todo lo que en realidad necesitas es un buen wok, uno que sea lo suficientemente profundo para darles a tus vegetales suficiente espacio para cocerse. Además, escoge un aceite con alto punto de ahumado (como el de maíz), saltea los aromáticos, agrega las especias, cocina el resto de los vegetales y ¡estás listo!

2. O prueba a hacer tazones de sushi, comenzando con arroz, vinagre y furikake (aderezo para arroz).

Si solías comer carne o incluso si nunca lo hiciste, probablemente te vas a antojar de sushi en algún momento y, para ser honestos, ¿quién tiene tiempo para hacer rollos de sushi pequeñitos y perfectamente compactados? La solución: tazones de sushi. Hasta puedes hacerlos por tan poco como 7 $. Después de terminar tu base (arroz, vinagre de arroz, y el aderezo para arroz), puedes agregar cualquier guarnición que desees, incluso zanahorias en juliana, calabacines, edamame y semillas de sésamo.

Publicidad

3. Si estás tratando de hacer del tofu tu sustituto para la carne, mejor prueba la carne de soya (PVT); es una proteína vegetal que imita mejor la carne molida.

La PVT, o proteína vegetal texturizada tiene mejor estructura que el tofu, por eso úsala para tacos, chile, salsa para pasta, etc. Cómprala aquí por 6 $ y ve cómo hacer tacos de PVT aquí.

4. Aprende cómo cocinar con diferentes tipos de tofu y podría llegar a gustarte.

Kiersten / Via ohmyveggies.com

El tofu "Silken" es usado con frecuencia como un espesante vegano para batidos y otros postres. Pero puedes cocerlo en una sopa tradicional, o Mapo tofu. El tofu firme, desde luego, es muy bueno para hornear y freír. También puedes volverte loco y experimentar con el tofu seco, rebanándolo fino y mezclándolo con vegetales en juliana.

5. Para conseguir trozos de tofu bien crujientes, sécalos antes de freírlos.

Mientras más seco esté el tofu, más crujiente resultará. Después de secarlo, fríe las rebanadas en una sartén gruesa de hierro forjado a fuego medio. Otra manera de hacer que el tofu quede muy crocante es pasar los trozos por maicena y después freírlos en sartén, lo cual requiere un poco más de grasa y cocinarlos a fuego bajo.

6. Y si estás cansado del tofu, prueba con el seitán (proteína de trigo).

Aunque puede que no luzca tan apetitoso, el seitán es absurdamente sabroso. ¡Úsalo para salteados en wok, sándwiches, pasta, cualquier cosa! Aprende a hacerlo aquí, o si eso es muy difícil, cómpralo en una tienda y pruébalo en cualquiera de estas recetas.

7. Cocina con queso halloumi para lograr un sabor verdaderamente graso y salado.

¡Hasta puedes aprender a hacerlo tú mismo! Después ásalo como un bistec y mételo en cualquier cosa para que tengas una experiencia deliciosa (como estos sánwiches de queso).

Publicidad

9. Para intensificar los sabores de tus platos, saltea los aromáticos primero, después añade las especias.

Los aromáticos normalmente consisten en ajo, cebolla, jengibre y célery. Aquí puedes tener una mejor idea de cómo combinar los aromáticos. Después de saltearlos por unos minutos, añade las especias y sigue cociendo por 1 a 2 minutos antes de añadir el resto de los ingredientes. Ve aquí una receta fácil de vegetales salteados en wok y una guía de currys básicos aquí.

10. Experimenta con una variedad de aceites para lograr sabores diferentes.

¿Sabías que el aceite de pistacho va bien con la berenjena? ¿o que el aceite de aguacate puede usarse para saltear en wok? ¡Hay tanto que experimentar! En general, a más alto el punto de ahumado, más maneras tienes de cocinar con ese aceite. Para saltear, no necesariamente requieres de una aceite con un punto de ahumado alto pero para saltear en wok, funciona mejor cuando usas un aceite con punto de ahumado alto como el de maní o girasol.

11. Para conocer fuentes inesperadas de sabor umami, prueba el kombu o el miso.

El kombu es un tipo de alga marina que no solo le da sazón a tu comida, sino que también ayuda a tu sistema digestivo y ablanda legumbres u granos. El miso es un fermento de frijoles de soya, por eso es acre de la mejor manera posible. Ve como cocinar kombu aquí y miso aquí.

12. Para un aderezo de queso, parecido al parmesano, usa la levadura nutricional.

Puedes ponérsela a lo que quieras, especialmente a las palomitas de maíz. Es un poco más fuerte y salada que el parmesano y tiene una buena cantidad de vitamina B. Aquí hay una receta de palomitas de maíz altamente irresistibles.

Publicidad

13. Tuesta las especias y muélelas juntas para obtener mezclas peculiares.

El asado en seco es un excelente paso de preparación cuando mueles especias, puesto que elimina la humedad excesiva y hace a las especias más crocantes. Ásalas poniéndolas enteras en una sartén a fuego medio. Una mezcla común de Masala incluye coriandro, comino, semillas de amapola, chile rojo, cardamomo, clavos y canela. Revisa aquí una receta. En general, es mejor comprar las especias enteras y mantenerlas lejos de la luz y el calor.

14. Arriésgate con las especias y prueba algo nuevo, como la asafétida (hing).

mygreektable.wordpress.com

Esta especia es usada en muchos platos griegos e indios. Aunque algunos dicen que huele a estiércol y a col podrida, añade un toque umami que es difícil de lograr en comidas sin carne. Después de cocerse, su sabor se hace más a ajo-cebolla. También se dice que reduce la flatulencia, si se la pones a las sospechosas de siempre (las legumbres). Puedes comprarla aquí por 7 $.

15. Haz tus platos más sabrosos salteando la pasta de tomate antes de añadir tu receta.

DANIEL GRITZER / Via seriouseats.com

Eso elimina el amargor y resalta los otros sabores del plato. Incorporar pasta de tomate salteada es una manera deliciosa de mejorar una salsa.

16. Si estás frustrada por las hojas marchitas, prueba a prepararlas con un spinner de ensalada o a guardarlas con láminas para guardar vegetales.

Tus hojas para ensalada durarán mucho más y es mucho más barato comprar las piezas enteras que las bolsas de lechuga. En cuanto a las ayudas para que las lechugas y otras hojas duren más, puedes probar estas bolsas reutilizables o estos forros para refrigerador.

17. Cuando dudes, asa las cosas: vegetales, papas, ajo, hierbas, y todo lo demás que quieras comer.

The Cookie Rookie / Via thecookierookie.com

Siempre sabrán bien. Simplemente corta los ingredientes (algunos vegetales se demoran más que otros por eso debes modificar cuán finamente los cortas), mézclalos con aceite de oliva, sal, pimienta, y otras hierbas, y hornéalos a 400 F por 30-40 minutos.

Aquí tienes la receta básica.

Patrocinado

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss