back to top

23 Consejos sencillos que harán que tu comida tenga mejor sabor

Tal vez te veas en el próximo episodio de Chopped.

publicado

1. Asegúrate de que todos los ingredientes que vayas a echar en el sándwich de queso estén a temperatura ambiente antes de cocinarlos.

Unta mantequilla en un pan con mantequilla suave, ya que es más fácil untar sobre este antes de cocinar. Después, utiliza el queso a temperatura ambiente para que se derrita uniformemente y no tengas que salir corriendo por miedo a que se te queme el pan. Es así de sencillo, pero existe una razón detallada a la perfección que dice que utilizar el queso y la mantequilla a temperatura ambiente crea el sándwich de queso perfecto.

4. Cocina siempre con caldo en lugar de agua para mejorar los sabores y la exquisitez.

Opta también por caldo bajo en sodio, ya que permite controlar el sabor más fácilmente. Aprende a cocinar perfectamente quinoa con caldo acá.

5. Elige la sal kósher o la sal marina en lugar de la sal de mesa.

doitdelicious.com

La principal diferencia entre la sal kósher y la sal marina es el tamaño: la kósher está menos procesada y, por lo tanto, tiene granos más grandes. Utiliza sal marina para darle un toque estupendo a tus carnes, ya que sus granos de gran tamaño mejoran la textura y el sabor. Sin embargo, para la mayoría de los casos, la sal kósher funciona mejor, ya que tiene más copos que la sal de mesa y hace más sencillo su control. Además, es más barata que la sal marina.

6. Antes de añadir verduras jugosas a la ensalada, échales sal ligeramente para que realce el sabor de la ensalada sin que esté "salada".

seriouseats.com

La sal eliminará el exceso de agua de tus verduras, lo cual ayudará a que queden crocantes. Una buena ensalada es 100 % crocante y 0 % empapada.

7. Macera tu carne utilizando el método aterciopelado, es decir, claras de huevo y harina de maíz.

Cubrir los filetes de carne con una capa de harina de maíz y claras de huevo les dará una textura realmente suave que nunca será demasiado dura ni demasiado seca. Al mantener la humedad fuera de la carne, conserva la temperatura baja y reduce el riesgo de quemar o cocinar en exceso la carne. También puedes añadirle vinagre de arroz o vino de arroz para resaltar más su sabor. Acá tienes las indicaciones.

8. Para hornear el pastel perfecto sin receta, iguala el peso del azúcar al de la harina, y el de los huevos al de las grasas.

Recuerda siempre que esta regla concierne al peso, no al volumen. Para los huevos y las grasas, la proporción no tiene que ser exacta, pero quédate con un margen del 20 % de diferencia (SÍ, matemáticas). Acá tienes una buena balanza de cocina para que resulte más fácil, y puedes leer más sobre la ciencia que se esconde detrás del pastel perfecto acá.

10. Añade una cucharada de mantequilla de maní o mostaza para completar los sabores en salsas y en estofados.

Prueba a añadirle un toque de mostaza a tus macarrones con queso para que se note. En cuanto a la mantequilla de maní (naturalmente sé consciente en caso de alergias), añade un poco para espesar tus estofados, dándoles una capa de misterio.

11. Haz huevos jugosos: la versión sencilla, y además deliciosa, de los huevos escalfados.

Los huevos jugosos son como huevos fritos al vapor. Los cocinas rompiéndolos en la sartén, como si fueras a freírlos, pero en lugar de eso, añade agua, cubre la sartén y acabarás teniendo unos huevos con yema líquida y deliciosos. Mira acá todos los pasos a seguir.

13. Incluye pan rallado en tus hamburguesas para darles una textura deseable.

theartofdoingstuff.com

El pan rallado ayuda a que las hamburguesas tengan mejor forma, además de añadirle un toquecito crocante. Echa un vistazo a una receta de hamburguesa clásica acá.

14. Cuando dores (o saltees) carne, sécala, échale sal y nunca llenes en exceso la sartén.

El truco más importante aquí es que te tomes tu tiempo: tienes que esperar a que se produzca la caramelización. Asegúrate de que la sartén esté caliente y de que sea de acero inoxidable o de hierro colado. Mira acá los pasos completos.

15. Vierte un poco de vodka en la masa para hacer que la corteza esté más hojaldrada.

El vodka es un 60 % agua y un 40 % etanol, así que puedes añadir más líquido para ayudarte con la masa hasta que el agua amase la masa. La mayoría del alcohol se evapora, así que tu pastel no tendrá sabor a vodka, pero sí estará más hojaldrado y tierno, tanto que llorarás (o puede que mueras y todo). Si eres atrevido, prueba a usar otros alcoholes para tipos específicos de tarta, como el coñac para la tarta de calabaza. Acá tienes la receta para una tarta con corteza de vodka.

16. Utiliza ingredientes fríos para hacer repostería de mantequilla y hojaldre.

No solo deberías utilizar mantequilla fría, sino también harina fría y azúcar frío para evitar que la mantequilla se derrita antes de meterla en el horno. Asegúrate de utilizar también agua fría, ya que así retrae el desarrollo del gluten (que endurece la masa). Acá tienes un gran desglose y también la receta para hacer la masa de repostería perfecta.

18. Espesa fácilmente tu chile con carne con nachos machacados o masa harina.

La masa harina es igual que la harina de maíz. Para una receta tradicional de chile con carne, mezcla la harina con cerveza antes de añadirla al chile. Acá tienes los pasos a seguir.

19. Para conseguir un trozo crocante de carne prueba estos pasos: sal, lavar, secar y ponerlo en la sartén a fuego fuerte.

El salado, lavado y secado ayuda a eliminar la humedad externa de la carne, lo que hace que la corteza se vuelva muy crocante. Deberías también utilizar sal kósher para que la carne no absorba demasiada sal. Aquí tienes un desglose completo de cómo echar sal a tus filetes para que todo el mundo crea que estás preparando filet mignon.

21. Puedes utilizar también bicarbonato para macerar la carne.

drgrub.com

El bicarbonato incrementa la alcalinidad de la carne, haciéndola más resistente para evitar que se endurezca mientras se cocina. Sin embargo, al dejar un fuerte sabor, deberás tener mucho cuidado al utilizarlo y también con el número de veces que lo utilices. Si solo usas bicarbonato, no marines la carne más de 15 minutos. O puedes añadirle jugo de limón o de lima para compensar el sabor del bicarbonato.

22. Mantén afilados tus cuchillos limpiándolos y guardándolos de manera adecuada.

consumerreports.org

También es mejor utilizar una tabla de madera para cortar, ya que así daña menos los bordes del cuchillo. Deberías limpiar tus cuchillos lavándolos a mano. Nunca los metas en el lavavajillas ni los dejes en remojo mucho tiempo. Para guardarlos, deberías mantenerlos en un bote de madera, así evitas que se desafilen.

23. Pon tus platos a la misma temperatura que tu comida.

¿Hiciste comida caliente para mucha gente solo para que se enfriara inmediatamente después de servirla? Calentar o enfriar tus cubiertos mejora la experiencia culinaria y, aunque no tienes que hacerlo siempre, es un buen detalle de cara a tus invitados. Calienta tus platos colocándolos en el horno a 200 grados durante 5 minutos y enfríalos colocándolos en el refrigerador durante 20 minutos o menos.

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss