back to top

Probablemente estés lavando tu vagina de manera incorrecta

Si te haces duchas vaginales o vaporizaciones, lo estás haciendo mal.

publicado

Hablemos sobre el aseo de tu vagina.

rihsfentys.tumblr.com

Porque probablemente no pasa un día sin que veas un anuncio o algo relacionado con el hecho de que tu vagina necesita desesperadamente algo para estar limpia.

En realidad, tu vagina necesita que la dejes en paz. Se puede limpiar a sí misma, muchas gracias.

theglossdotcom.tumblr.com

Para la salud vaginal, en el interior no es necesario hacer nada", comenta a BuzzFeed Life la doctora Jennifer Gunter , Bay Area OB-GYN. "Déjala en paz. Es como un horno que se autolimpia". Pero en lugar de un limpiador de horno, tienes miles de bacterias buenas llamadas lactobacilos que trabajan para mantener todo impecable.

"Hacen que la vagina sea ácida, lo que hace difícil que los patógenos crezcan", explica Gunter. "Y producen diferentes sustancias que pueden ser tóxicas para diferentes bacterias y virus". Básicamente, hacen toda la limpieza para ti, así que realmente no necesitan tu ayuda. (Para tu información: Aquí hablamos estrictamente de la vagina, no la vulva, que es la capa externa de los genitales. Llegaremos a eso en un minuto.)

¡Pero Gwyneth Paltrow dice que las vaporizaciones en la vagina son lo mejor! ¿Eso no las deja brillantemente limpias?

Columbia Pictures / Via kristinwhitehead.tumblr.com

No, definitivamente no. En lo absoluto. A pesar de que Goop habló recientemente acerca de las potencias purificadoras del útero de V-steam , Gunter explica que esto es simplemente innecesario y potencialmente peligroso. "No tiene fundamento en ningún estudio de fisiología. El vapor no entra en tu vagina, y si el vapor pudiera entrar sería dañino ", precisa. "Tu útero no necesita ser limpiado."

En todo caso, puedes (y debes) asear tu vulva... pero probablemente no lo haces bien.

NBC / Via gifwave.com

Obviamente, el lavado ocasional debajo del cinturón es necesario, y en la mayoría de los casos, el agua es todo lo que necesita en el área externa de los genitales. De verdad. Nada de jabón en absoluto. Así que si ya estás en la ducha, usa tu mano o un paño para limpiar suavemente el área con agua, sugiere Gunter. Fácil, ¿verdad?

Si debes usar jabón, optar por uno con la menor cantidad de cosas.

instagram.com

Tal vez sientas la necesidad de refrescarte después del sexo o te das cuenta de que el olor de la entrepierna en tu clase de entrenamiento realmente viene de ti. Está bien usar jabón en la vulva, pero hay que tener mucho cuidado con los ingredientes, dice Gunter.

Los geles para la ducha y los lavados corporales perfumados son más propensos a irritar la piel, por lo que se sugiere un jabón sin glicerina perfumada o simple jabón de castilla (todavía se pueden encontrar en la mayoría de las farmacias y son a menudo más baratos). En otras palabras, hay que mantener ese gel perfumado a vainilla con micro esferas lejos de tu vagina.

No sientas la necesidad de enjabonar tu vulva todos los días.

Relativity Media / Via lifebooker.tumblr.com

Tu piel allí abajo es sensible. Y, como cualquier parte de tu cuerpo, cuanto más la laves, más te quitas los aceites naturales de tu piel lo que puede provocar irritación. "Uno de los grandes problemas que tenemos en Norteamérica es el lavado excesivo", dice Gunter. ( Esta es la frecuencia con la que debes ducharte, de acuerdo a la ciencia ). Incluso si solo lo haces después del sexo o de hacer ejercicio, no lo hagas más de una vez al día, comenta Gunter.

AYUDA, ¡algo me pica/ quema!

FOX / Via muumuse.com

¿TE LAVASTE CON EL CHAMPÚ PARA CUERPO CON AROMA A VAINILLA? Según Gunter, la mayoría de las personas que piensan que tienen infecciones por levaduras, en realidad sólo tienen una irritación por un producto que han estado utilizando. Deja de lavarte con cualquier cosa menos con agua por un día o dos y verás si persiste.

Dicho esto, si la picazón/irritación/ardor se siente como si estuviera dentro de la vagina, es más probable que se trate de una infección por levaduras, así que probablemente debes llamar a tu médico. Si prefieres probar una medicina de venta sin receta para las infecciones de levadur primero, hazlo, pero llama a tu médico si los síntomas no desaparecen. "Esos productos son altamente eficaces, así que si no te sientes mejor no debes seguir tratándote sola. Quieres obtener un diagnóstico correcto".

Jamás te hagas una ducha vaginal. Nunca.

Logo / Via bigbettybeyond.tumblr.com

Admítelo, los anuncios son intrigantes: un lavado femenino hecho específicamente para tus partes femeninas que ayudan a mantener el ~ equilibrio del pH ~. El problema es que no lo hace. En realidad, el equilibrio del pH es mantenido por los lactobacilos; esas buenas bacterias que ya se encuentran en tu vagina, dice Gunter.

"Si tu pH es anormal, es porque sus lactobacilos son anormales", explica, lo que significa que es posible que no tengas suficientes bacterias buenas ahí. "Te puedes poner en la vagina el producto que quieras de un pH diferente pero eso no hará que tus lactobacilos aumenten. Así que no hay manera de que te puedas poner un producto en la vagina para cambiar tu pH; ni debes".

"Piensa en una ducha como un cigarrillo para tu vagina", dice Gunter.

ABC Family / Via hales-harding.tumblr.com

Si lees la parte de atrás de estos productos, encontrarás una etiqueta de advertencia que menciona una asociación entre las duchas vaginales y la enfermedad inflamatoria pélvica (PID); una infección que puede conducir a complicaciones graves como cicatrices, trastornos, embarazos ectópicos e infertilidad. "Múltiples estudios muestran que las duchas vaginales están asociadas con el daño a las buenas bacterias", dice Gunter.

El uso de estos productos podría incluso hacerte más susceptible a las ETS. "Cuando las mujeres son deficientes en las cepas de lactobacilos protectores, son más propensas a contraer ETS al exponerse a uno", advierte.

En conclusión: Todos esos lavados, toallitas, duchas y vapores no van a hacer que tu vagina saque chispas y brille.

ABC / Via fantasticallyweirdshit.tumblr.com

Tus genitales probablemente ya lo hacen por su cuenta, para ser honestos. Además, el lavado excesivo puede afectar el ciclo de limpieza natural y causar irritación o incluso infecciones. En cuanto a tu vulva, el agua es lo mejor, pero puedes utilizar un jabón suave, sin perfume si realmente lo deseas; solo mantente alejado de los productos químicos y tomar nota de cualquier picazón o ardor.

"Si no tienes ningún problema de salud entonces probablemente lo que haces lo haces muy bien", dice Gunter. "A menos que que te hagas duchas ".

Este post fue traducido del inglés.