go to content

23 cosas que toda persona con pechos necesita saber

Es los mejor que leerás en todo el día. Lo siento.

publicado

1. La mayoría de las personas tienen senos grumosos y desiguales.

5ph / Getty Images / Via thinkstockphotos.com

El término médico elegante para esto es cambios fibroquísticos en los senos, y se refiere a los tejidos del seno que son particularmente grumosos, con pequeños quistes llenos de líquido. Solía llamársele enfermedad fibroquística de la mama, pero es algo que en realidad afecta a más de la mitad de las mujeres alguna vez, así que los doctores abandonaron el término "enfermedad", según cuenta para BuzzFeed Life el Dr. Sandhya Pruthi, un internista especializado en la investigación de la prevención del cáncer de mama en la Clínica Mayo.

Probablemente notarás más protuberancias, dolor en los senos, y sensibilidad mientras más se acerca el día de tu menstruación, y es más común entre los 20 y los 50 años de edad (usualmente se calma después de la menopausia). Básicamente, es totalmente normal y nada de qué preocuparse. Pero si el dolor empeora o notas nuevas protuberancias que se sienten duras, irregulares, y que no se mueven, hazlas revisar por tu doctor.

2. El café puede hacer que tus senos sean más sensibles.

instagram.com

Hay cierta evidencia de que la cafeína puede incrementar el dolor en los senos y la sensibilidad, especialmente en personas con cambios fibroquísticos en los senos, según cuenta para BuzzFeed Life la Dr. Eliza Port, jefe de la cirugía de mama del centro médico Mount Sinai y codirectora del Dubin Breast Center. Pero puede que los bebedores asiduos de café prefieran un pequeño dolor de seno a tener que vivir sin cafeína. Así que básicamente, haz de esta información lo que mejor te parezca.

3. Hacer ejercicio podría causarte dolor de senos.

Paramount Pictures / Via reddit.com

Ese dolor en los senos podría ser en realidad dolor en los músculos detrás de tus senos, dice Pruthi. Así que si has estado haciendo muchas flexiones o ejercicios para el pecho, podrían ser tus músculos pectorales los que te causen dolor.

4. O tus senos podrían dolerte por cientos de razones diferentes.

Universal Pictures / Via gifs-andthings.tumblr.com

Las hormonas son la causa común - ya sea por la fluctuación normal de tu ciclo o por estar embarazada o por ser sensible al contenido de estrógeno en la píldora anticonceptiva o por terapia hormonal, dice Pruthi. Algunas personas son más sensibles a los efectos del estrógeno que otras, así que en realidad depende de la persona.

Pero el dolor de senos también puede ser causado por mucho movimiento usando un sostén con mal soporte, o tal vez estés confundiendo sensibilidad en los senos por dolor en la caja torácica o tórax, dice Pruthi. Si persiste, empeora, o sólo ocurre en un seno, hazlo revisar por tu doctor.

5. Existen los orgasmos de pezón.

instagram.com

"Algunas personas experimentan orgasmos con pura estimulación de los pezones," afirmó previamente para BuzzFeed Life el Dr. Debby Herbenick, autor de The Coregasm Workout. "Es raro, pero sucede."

6. El tamaño de los senos depende básicamente de los genes y del peso.

FOX / Via fuckyeaharresteddevelopment.tumblr.com

Ya sea que seas copa A o DD, típicamente se resume al ADN y al tamaño corporal en general, dice Pruthi. Puesto que los senos contienen tejido graso, su tamaño tiende a aumentar y a disminuir cuando subes o bajas de peso.

7. Cualquiera con tejido mamario puede tener cáncer de seno.

instagram.com

Mujeres, hombres, cisgéneros o transexuales - cualquier con tejido mamario puede tener cáncer de seno. Alrededor de 1 en 8 mujeres tendrá algún tipo de cáncer de seno en algún momento de la vida, y la tasa para los hombres en alrededor de 1 en 1 000, según la organización "American Cancer Society". Los senos masculinos son muy similares a los femeninos, aunque éstos tienen típicamente más tejido graso que tejido conectivo porque producen menos estrógeno, dice Pruthi. Pero si son expuestos a estrógeno en la forma de medicamentos o fármacos que estén consumiendo, puede que tengan un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama.

Aunque no haya estadísticas disponibles acerca del predominio de cáncer de seno en individuos transexuales, es importante recordad que cualquiera corre el riesgo. Si estás haciendo una transición de mujer a hombre, también puedes tener cáncer de seno mientras sigas teniendo senos, dice Pruthi. Y si estás haciendo una transición de hombre a mujer y estás tomando hormonas, tu doctor puede aconsejarte que sigas los mismos principios de detección del cáncer de seno al igual que mujeres cisgénero (hablaremos acerca de los principios de detección en un momento).

8. Más del 80% de las personas que tienen cáncer de seno no tienen un historial familiar.

instagram.com

Ellos son su historial familiar, dice Pruthi. Así que no asumas que los genes son el alfa y el omega del cáncer de seno.

9. Los pezones y areolas vienen todas las formas, colores y tamaños.

instagram.com

Ya sea que tus pezones sean grandes, pequeños, oscuros, o claros - ¡es normal! Tu areola (la piel más oscura alrededor de tu pezón) también puede variar totalmente. Algunas personas tienen también pezones invertidos, que significa que están dirigidos hacia dentro de la piel, en vez de apuntar hacia afuera. Básicamente, los pezones no son talla única, y son completamente normales y hermosos. (Pero si alguna vez tus pezones cambian de apariencia, es algo que necesitas ver con tu doctor.)

10. Tus senos no aumentarán automáticamente de tamaño con anticonceptivos.

EA Games / Via reddit.com

Algunas personas notan un aumento de tamaño mientras que otras se mantienen igual, dice Pruthi. De nuevo, depende de tu peso, de los genes, y de cuán sensible seas a los efectos de las hormonas presentes en tu anticonceptivo (o si tu método anticonceptivo contiene hormonas del todo).

11. Tus senos están formados por varias cosas.

instagram.com

Tus senos tienen mucho tejido funcional, que incluye los conductos lácteos y los lóbulos, dice Port. También hay tejidos conectivos fibrosos que ayudan a mantenerlo todo junto, y todo lo demás es básicamente grasa.

12. La densidad de tus senos es la cantidad relativa entre el tejido funcional y el tejido graso.

Bill Mulder / Creative Commons / Via Flickr: bilbord99

Probablemente hayas oído de senos densos, que pueden ser más difíciles de interpretar en una mamografía. Esto significa que hay más tejido funcional (como conductos lácteos, lóbulos, y tejido conectivo) que tejido graso. Y tus senos se vuelven de hecho menos densos al envejecer, ya que produces menos estrógeno, dice Pruthi. No hay manera de conocer la densidad de tus senos sin hacerte una mamografía, pero tu doctor puede decirte si lo son.

13. Tener los senos caídos es prácticamente inevitable.

instagram.com

De nuevo, la culpa la tiene el envejecimiento. Al envejecer y dejar de producir estrógeno, la mayoría de tus glándulas mamarias y conductos lácteos retroceden y se convierten en tejido graso. Esto hace que tus senos sean menos densos, y puede incluso hacer que disminuyan de tamaño y que pierdan firmeza, dice Pruthi. Añádele el hecho de que tu piel se vuelve más elástica cuando envejeces, y el resultado son senos caídos. Básicamente, la gravedad puede ser una perra cruel.

14. El aumento de pecho sigue a la cabeza de los procedimientos de cirugía cosmética.

instagram.com

Se realizaron 286 254 de éstos en los Estados Unidos en 2014, según la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos. Eso equivale a muchos implantes.

15. Amamantar no siempre es súper fácil y relajante.

instagram.com

"Amamantar puede ser increíblemente difícil", afirmó previamente para BuzzFeed Life la Dr. Katherine O'Connell White, maestría en salud pública y jefe de la división de obstetricia y ginecología general de la organización de salud "Bay State Health". "La gente se imagina que es natural y fácil, pero más de la mitad de los pacientes tienen mucha dificultad para hacerlo, lo que puede dejarlos con un sentimiento desalentador." Si te está costando trabajo y quieres hacer que funcione, hay especialistas en lactancia en hospitales que te pueden ayudar.

Oh sí, y amamantar puede acompañarse de grietas, sangrado, y dolor en tus pezones. O'Connell sugiere Lanolina (o una pomada similar) para mantenerte lubricada entre cada hora de darle de comer a tu bebé, pero si eso no te es de ayuda, tal vez quieras consultar con tu doctor, ya que es posible contraer un infección por hongos al amamantar (cosa que duele).

16. Tus pezones pueden sacar líquido incluso cuando no estás amamantando.

instagram.com

Sip, puede suceder. Puede ser una respuesta normal al pinchar tu pezón o tu seno muy fuerte (como cuando te están haciendo una mamografía), afirmó previamente Port para BuzzFeed Life. Pero también puede ser una señal de algún problema, así que consulta con tu doctor si te sucede de manera aleatoria, si sale con sangre, o si sólo te ocurre en un seno.

17. Saber cómo se siente tu seno normal al tacto es más importante que hacerte una revisión mensual.

MTV / Via mtvgirlcode.tumblr.com

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), no hay evidencia de que exámenes mensuales de los senos sean efectivos para la detección de cáncer de seno. PERO la mayoría de los expertos en cáncer de seno sugieren firmemente que te tienes tú misma para saber qué es lo normal. A esto se le llama conocimiento propio de los senos, y se trata de conocer cómo lucen y se sienten tus senos al tacto típicamente a lo largo del día y de tu ciclo menstrual.

Hay varias maneras de hacerlo, pero Pruthi sugiere avanzar haciendo una serie de presiones, como barriendo con tus dedos hacia el pezón siguiendo el patrón de un reloj. Así que empezando dsde tu clavícula (que representaría las doce) barres hacia tu pezón, luego regresas a la posición de la una, y repites, y luego las dos, etc. La mejor manera de estar al corriente de lo que es normal es familiarizarte con tus senos una vez al mes, idealmente una semana después de tu menstruación (para que no te toquen más cambios fibroquísticos en los senos).

Típicamente sólo te estarás acostumbrando a tus senos para que te des cuenta cuando algo se sienta raro. Pero si sientes algo duro, de forma irregular o fijo (que no se mueve junto con el tejido de tu seno, sino que se queda fijo en un lugar), díselo a tu doctor.

Recuerda: Éstas no son reglas absolutas, dice Port, pero pueden ayudarte a distinguir cuando algo esté mal.

18. Los ejercicios para el pecho no harán que tus senos sean más voluminosos.

Nicki Minaj Vevo / Via wifflegif.com

Claro, esto podría incrementar tus músculos pectorales, que están situados detrás de sus senos. Esto ~podría~ levantar la caja torácica (y tal vez hacer que tus senos se vean más grandes), pero no hay prueba de que puede aumentar el volumen de tus senos, dice Pruthi.

19. El costado de tus senos podría ser más sensible que tus pezones.

instagram.com

Los pezones no siempre son la estrella del espectáculo. A veces es la parte superior, lateral, o inferior de tus senos, comentó Herbenick para BuzzFeed Life.

20. La mayoría de las personas con senos deberían comenzar a hacerse mamografías a los 40 años de edad, pero no siempre es el caso.

Bartosz Wardziak / Getty Images / Via thinkstockphotos.com

La American Cancer Society, el American College of Obstetrics and Gynecologists, y el National Comprehensive Cancer Network, todos recomiendan mamografías anuales para mujeres a partir de 40 años en adelante. La U.S. Preventative Services Task Force no recomienda la detección regular antes de los 50, pero sugiere tomar una decisión individual con tu doctor acerca de cuándo comenzar la detección. Sí recomiendan mamografías cada dos años a partir de los 50 años de edad.

Así que ¿por qué tanta contradicción y controversia? Pues, algunas personas se preocupan que demasiadas mamografías causen ansiedad innecesaria y falsos positivos, mientras que otros valoran el énfasis que se le da a la detección temprana. Pruthi dice que se aúna a la recomendación de hacer una detección anual a partir de los 40, pero se asegura de aconsejar a los pacientes acerca de los riesgos y limitaciones de las mamografías - como el hecho de que no detectan todo, y que pueden desembocar en falsos positivos o biopsias innecesarias.

Algunas personas con un mayor riesgo de cáncer de seno podrían necesitar hacer una detección incluso más temprana. Si tienes un pariente de primer grado (madre, padre, hermana, hermano) con cáncer de seno, es recomendable que comiences a hacerte mamografías 10 años antes de la edad en la que se les diagnosticó el cáncer. (Así que si tu mamá tenía 45 años cuando le dio cáncer de seno, hazte una detección a los 35).

NOTA: No hay recomendaciones explícitas para los individuos transexuales, pero si tienes senos o si estás tomando hormonas para hacer una transición a ser mujer, habla con tu doctor sobre la frecuencia con la que debes hacerte la detección.

21. La detección del cáncer de seno no siempre se hace con mamografías.

instagram.com

Las mamografías son la herramienta de detección más común, pero no son siempre la mejor o la única opción. En mujeres con gran densidad de tejido de seno, puede ser más difícil encontrar un tumor con una mamografía (porque tanto el tumor como el tejido denso aparecen con blanco en el examen). En algunos casos, tu doctor puede sugerir un ultrasonido, que se ha mostrado capaz tanto de detectar cánceres como de dar falsos positivos. Las mujeres con mayor riesgo de cáncer de seno tal vez podrían necesitar hacerse una resonancia magnética (RM), lo que tal vez podría detectar algunos tipos de cáncer que podrían pasar desapercibidos haciendo sólo una mamografía, dice Pruthi.

Otra nueva herramienta de detección que entusiasma a Pruthi es la mamografía en 3D, o tomosíntesis, que podría ser capaz de mostrar una mejor imagen del tejido canceroso y reducir la necesidad de hacer varias consultas, dice Pruthi.

22. Tomar menos alcohol y mantener un peso saludable son dos grandes maneras de disminuir el riesgo de cáncer de seno.

instagram.com

Las investigaciones muestran que mientras más alcohol tomes, más riesgo de cáncer hay, según el Instituto Nacional del Cáncer. Otra manera de disminuir el riesgo es mantener un peso saludable, ya que la obesidad aumenta el riesgo de contraer cáncer de seno y el riesgo de reaparición si ya lo has tenido, dice Port.

23. La mayoría de los senos no tienen exactamente el mismo tamaño.

instagram.com

Es completamente normal si tus senos no son perfectamente simétricos, dice Pruthi. Podrían variar de hasta una copa. Pero de verdad no es poco común. Cualquiera que sea el tamaño, la forma o el color de tus senos, son geniales, te lo prometemos.

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss