back to top

11 Cosas que definitivamente debes de dejar de hacer con tus lentes de contacto

¡Oye, deja eso!

publicado

Para comenzar, la QUERATITIS es la inflamación de la córnea, la capa exterior del ojo. Puede ser tan leve como una irritación general, enrojecimiento y sensibilidad a la luz, o tan serio como el desarrollo de una úlcera corneal que puede incluso provocar problemas permanentes de visión.

instagram.com
Publicidad

Cerca de un millón de personas acuden cada año al doctor debido a la queratitis en los Estados Unidos, y 58 000 ingresan a la sala de emergencias, de acuerdo con los CDC (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades).

Así que no es algo raro. ¡Es algo que le ocurre a muchas personas!

"Es un una cifra enorme que en gran parte puede evitarse y prevenirse, la gran mayoría de los casos de queratitis están relacionados con lentes de contacto", Thomas Steinemann, M.D., portavoz de la Academia Americana de Oftalmología y profesor de oftalmología en Case Western Reserve, habla para BuzzFeed Life.

Estás son algunas cosas comunes y tontas que muchas personas hacen y que aumentan el riesgo de padecer queratitis:

1. A veces duermes con tus lentes de contacto puestos.

Carolyn Kylstra / BuzzFeed / Via buzzfeed.com

Basándonos en una reciente encuesta de BuzzFeed, definitivamente no eres el único. ¡Pero solamente porque esto sea común no significa que sea una buena idea! Como BuzzFeed Life lo publicó en Realmente no deberías dormir con tus lentes de contacto y este es el porqué, dormir con lentes de contacto aumenta alrededor de 6.5 veces más el riesgo de padecer queratitis. ¡Es una maldita tontería, señores!

2. Duermes con tus lentes de contacto porque de hecho fueron FABRICADOS para dormir con ellos. Como en el empaque dice que puedes dormir con ellos, eso haces.

gifloop.tumblr.com

En realidad, quizás no deberías hacerlo. Como publicamos antes: "Esto es algo que resulta confuso para las personas porque se dice que hay algunos lentes que son apropiados para usarlos por periodos prolongados, pero otra vez no recomendamos que las personas duerman con los lentes puestos", dice Steinemann. "Soy un especialista de la córnea y suelo ver a personas que se han metido en problemas con estas infecciones, e invariablemente muchas de estas personas han dormido con sus lentes, incluso han tomado siestas con estos".

3. De vez en cuando utilizas el mismo par de lentes de contacto durante meses, aún cuando sabes que deberías cambiarlos cada mes (o cada dos semanas, o diario...)

Red Film / Via gif-able.tumblr.com

"Deshazte de tus lentes a tiempo", dice Steinemann. "Los lentes se desgastan. Un lente de contacto es como una esponja. Este absorbe los elementos de tus lágrimas, proteínas, algunas bacterias del párpado... Todo eso se acumula en el lente. E incluso si retiras tus lentes regularmente y los mantienes limpios, los lentes todavía se desgastan. Estos se recubren con depósitos de película lagrimal".

Y esta acumulación en tus lentes realmente puede irritar tus ojos si no tienes cuidado.

Publicidad

4. Cambias la solución del estuche de tus lentes de contacto más o menos una semana sí y otra no.

"Varios estudios indican que los estuches para lentes de contacto son un caldo de cultivo para queratitis infecciosa", dice Steinemann. De hecho, una pobre higiene del estuche de lentes incrementa 6.5 veces tu riesgo de queratitis bacteriana, de acuerdo con un artículo publicado en el diario Ophthalmology.

Steinemann dice que deberías cambiar todos los días la solución de tu estuche. Después de colocarte tus lentes en los ojos, tira la vieja solución de tu estuche, límpialo con la solución multiusos, y luego déjalo secar en un lugar ventilado. Después, en la noche, llénalos con nueva solución. Y repite cada día.

5. No remplazas el estuche de tus lentes cada 6 meses como te recomienda tu doctor.

Charles Tietjen / Via youtube.com

¿Quién sabe? De acuerdo con el mismo artículo, al no remplazar tu estuche cada seis meses se incrementan en 5.4 veces tu riesgo de sufrir queratitis bacteriana.

6. De vez en cuando usas tus lentes de contacto durante todo el día.

Esto es malo por la misma razón que dormir con ellos puestos lo es: los lentes de contacto evitan que el oxígeno llegue a tu córnea (la capa externa del ojo). Cuando no pasa suficiente oxígeno, eso puede cambiar la fisionomía de la córnea, menciona Steinemann. Y cuando esto sucede, las bacterias y proteínas se acumulan en la suciedad, los lentes de contacto sucios son más propensos a unirse a la córnea, e incluso posiblemente invadirla. ¡Para nada bueno! Más y más detalles de todo esto aquí, si te atreves.

7. Tienes poco ~cuidado~ con tus novedosos lentes de contacto decorativos.

instagram.com

Incluso si tienes una visión perfecta de 20/20, todavía necesitas que esos lentes de color se ajusten y sean apropiados para tu propio globo ocular. Y además debes limpiarlos y cuidarlos de la misma forma que lo harías con unos lentes de contacto normales. "Estas reglas aún aplican en este caso, y muchas personas no entienden eso", menciona Steinemann. Y saben qué puede pasar si no siguen las reglas, amigos.

Bueno, es suficiente sobre la queratitis. Hay algo más de lo que debes cuidarte: AMEBAS.

tim_d / Creative Commons / Via Flickr: tim_d

Existe un parásito llamado acanthamoeba, y este se encuentra básicamente en cualquier fuente de agua, incluyendo el agua que bebes. Y si este se introduce en tu ojo provoca una infección que es un verdadero problema. "Es muy difícil de tratar, es una infección muy, muy dolorosa y el tratamiento es largo, y muchas veces es difícil de tratar exitosamente con medicamentos", explica Steinemann. "Una vez que se aloja, muchos pacientes requieren un tratamiento agresivo e incluso quirúrgico".

Publicidad

No te asustes demasiado, estos raros casos se presentan en uno de cada millón. PERO básicamente se pueden prevenir casi por completo.

Así que son increíblemente poco comunes, pero también muy fáciles de evitar... Entonces haz cuentas. Steinemann cree firmemente que esta:

"es una devastadora y dolorosa infección, y tú querrás hacer todo para evitarla. Y puedes prevenirla con algunos buenos hábitos", él explica.

O al menos evitando malos hábitos como estos:

8. Lavas o remojas tus lentes de contacto con agua de la llave.

Netflix / Via geekygirl.minus.com

"A pesar de que el agua sea potable para beber, nunca, nunca remojes tus lentes con agua de la llave, esta no está esterilizada", señala Steinemann.

Uf. Muy bien, suficiente, lo entendiste. Agua + lentes de contacto = malo, no lo hagas. ¡Excelente!

Patrocinado

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss