back to top

23 maneras de saber que la obsesión con tu gato se ha ido demasiado lejos

En serio, son literalmente los aliados perfecto.

publicado

2. Y la gente ha dejado de ser tu amiga en Snapchat, porque solo mandas imágenes del gato.

3. Te tomas más selfies con tu gato que con tus amigos.

4. En lugar de pasar el tiempo comprando para ti en Target, pasas el tiempo comprando para tu gato.

Publicidad

5. Admitiste que tu gato no te pertenece, sino que tú perteneces a tu gato, y es un privilegio vivir en su casa.

6. Tienes más de UN tipo de ropa para el gato.

7. Cuando no te decides entre salir con tus amigos o quedarte con tu gato, NORMALMENTE gana tu gato.

Publicidad

9. Aguantarás tu pis y respirarás durante horas si tu gato se sienta cerca de ti.

10. Un gato es tu disfraz de Halloween.

11. Guardas bolsas de plástico y cajas, no porque tengas conciencia ecológica, sino porque sabes que a tu gato le encantará jugar con ellas.

12. No hay nada mejor que ver a tu gato sentarse sobre una mesa de cristal desde abajo.

Publicidad

13. Ir de vacaciones se convierte en una mezcla de emociones porque pensar en dejar a tu gato ES MUY TRISTE.

14. Sacrificaste trozos de carne y objetos en honor a los dioses del gato.

instagram.com

15. Tomaste días de enfermedad en el trabajo solo para cuidar de tu gato.

16. Rechazaste arreglar el goteo de tu fregadero porque sabes que a tu gato le gusta beber de él.

Publicidad

18. Eres responsable de la mayoría de las visitas del vídeo "¡El gato del teclado REENCARNADO!"

Vea este vídeo en Youtube

19. Vives intensamente los momentos mano-garra.

Publicidad

21. Sigues a más gatos que a gente en Instagram y estás convencido de que tienes al próximo Grumpy cat en tus manos.

Y aunque algunas personas puedan llamarte la loca de los gatos...

23. ...sabes que lo único que importa es llegar a casa y estar con tu bebé.