go to content

24 Cosas que solo las personas que odian ejercitarse entenderán

Una flexión y ya es suficiente por hoy.

publicado

1. Para empezar, la única razón por la que te has arrastrado hasta el gimnasio es que sientes culpa por ese kebab que te devoraste la noche anterior.

4. Te pasas una hora tratando de armar una lista de reproducción que te haga soportar todo el dolor.

MTV

Podrías haberlo hecho antes de llegar, pero hacerlo ahora te permite postergar el momento de hacer realmente algo.

6. Pero la bicicleta fija tiene otras ideas y no para de decirte que "PEDALEES MÁS RÁPIDO".

Def Jam

Lo cual no deja de ser justo porque básicamente has dejado de pedalear del todo para mirar al hombre de la cola linda.

7. Cuando ya la bicicleta fija te dio suficiente ánimo, pasas otros 10 minutos deambulando, haciendo de cuenta que haces un escrutinio de todos los equipos.

9. No sabes dónde debes poner las manos, correr parece increíblemente incómodo y estás un 90% seguro de que todo el gimnasio está mirando cómo tratas de no caerte.

Warner Bros

No te preocupes, porque 43 segundos después de subirte ya sales de la cinta.

11. Cuando te autoconvences de dedicarte un poco a la tarea que tienes ante ti, decides que tal vez un par de abdominales combatirán el almohadón que esconde a tus músculos.

15. Te quedas un poco en las afueras un minuto esperando que alguien te ofrezca un banco y sin dudas no te sientes increíblemente raro.

16. Cuando por fin consigues un banco para pesas, te pasas un rato tratando de regularlo para lo que necesitas. Esto sería algo simple, pero honestamente no tienes la menor idea de qué necesitas.

NBC

¿Para qué sirve esta perilla? Aguarda, no, no quería hacer eso, ¿cómo hago para ponerla como estaba?

17. No sabes bien qué puedes levantar, pero sin dudas no quieres quedar como una floja, así que vas a las pesas que dan la impresión de que hablas en serio.

Disney

Lo cual está muy bien, pero no bien las sacas de su lugar, casi te caes con ellas porque son más pesadas que el demonio.

18. Contra todo buen juicio, llevas las pesas a tu banco y como que... te quedas sentada ahí un minuto, como preguntándote: "Bien, ¿y ahora qué?".

Jive

Te dices que un simple press de banca estaría bien, así que te pasas cinco minutos moviéndote lentamente, tratando de quedar acostada.

19. Te pones en posición y llevas las pesas hasta abajo, pero luego te das cuenta de que es demasiado pesada para subirla y no puedes hacerlo sola.

20. Así que acabas por arrojar las pesas al costado y empiezas a frotarte el hombro esperando que todos piensen que tienes una lesión de hace mucho tiempo por hacer fisicoculturismo o algo por el estilo.

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss