back to top

13 cosas que los humanos solían creer en relación al sexo y que lamento hacerte leer

¿Quién necesita viagra habiendo sesos de gorrión?

publicado

1. La causa de las erecciones era la flatulencia.

Dimension Films via GIPHY

El médico romano Galeno creía que la causa de las erecciones eran un "aire" que inflaba el pene. Como consecuencia, todos los alimentos que provocaran gases se consideraban afrodisíacos.

2. Las mujeres podían sacarle la "sangre de la vida" a los hombres si tenían relaciones sexuales durante la menstruación.

Disney via GIPHY

A ver, si ya estás perdiendo un montón de sangre, ¿por qué no sacarle aún más a tu pareja, como si fueras un súcubo?

3. Tirarle un huevo a tu mujer era una forma de desearle un buen parto.

FOX via GIPHY

En el libro de Edvard Westermarck 'Creencias antiguas y su influencia social' (1932), se explica que ésta era una tradición que seguían los judíos en Marruecos para expresar sus deseos de un parto sin complicaciones. También podían desearlo con palabras, vaya.

4. Aunque estuvieras casado podías ir al infierno por tener relaciones sexuales.

FOX via GIPHY

En la 'Visión de Alberico' del siglo XII, había un "lugar especial de tortura que consistía en un lago con una mezcla de plomo, brea y resina" para los casados que mantenían relaciones sexuales los domingos, los días de celebraciones religiosas y los días de ayuno.

5. La nobleza creía que su pureza se vería afectada por cualquier tipo de actividad sexual que hubiera en el aire.

UMG Recordings via GIPHY

Parece ser que había una creencia extendida de que el sexo era sucio, a niveles volcánicos. Westermarck cuenta que cuando el Sumo Pontífice del Congo iba de viaje, a la gente se le prohibía tener relaciones sexuales mientras él estuviera en la ciudad, por si acaso.

6. Si tenías relaciones sexuales y después te montabas a caballo, te podían pasar muchas cosas malas.

Comedy Central via GIPHY

Aquí os dejo a todos la cita completa de Westermarck: "Si una persona sexualmente sucia monta a caballo, o a otro animal santo, al caballo probablemente le saldrán llagas en la espalda, y el jinete caerá, o llegará tarde a su destino, o no tendrá éxito en los negocios, o tendrá furúnculos, o incluso morirá".

7. Si quieres retener a tu esposo, échale un poco de sangre de la menstruación en la comida.

CBS via GIPHY

Mariamne H. Whatley habla sobre esta creencia jamaicana en su libro '¿Has oído hablar de la chica que...?: Leyendas contemporáneas, folclor y sexualidad humana' (2001). Al parecer, alguno hombres evitan ciertos alimentos como la pasta a causa de este mito.

8. Toda mujer que le contagiara a un soldado una enfermedad venérea era legalmente una prostituta.

GIPHY

Durante la Segunda Guerra Mundial, si un soldado alemán en el frente se contagiaba de una enfermedad venérea, estaba obligado a identificar a la mujer que lo infectó, que en consecuencia quedaba registrada como prostituta. Existían leyes similares en Gran Bretaña que apuntaban a las mujeres civiles con "fiebre caqui", a quienes los funcionarios consideraban "prostitutas aficionadas".

9. Las chicas que se masturbaban tendrían senos pequeños y bebés deformes.

Bravo via GIPHY

Porque, por supuesto, vas a tener bebés, ¿no? En las 'Conversaciones confidenciales con jovencitas' de Lyman B. Sperry (1892), este advertía que si "abusas de tu sistema reproductor", causarás verdaderos estragos en tu cuerpo y en cualquier cuerpo futuro que tu cuerpo pueda albergar.

10. Las mujeres que se masturban también corren el riesgo de suicidarse.

Paramount Pictures via GIPHY

Sperry no era fan de la masturbación.

11. Comer sesos de gorrión podía mejorar la vida sexual.

FOX via GIPHY

Se dice que para Afrodita, la antigua diosa griega del amor y del sexo, los gorriones eran sagrados, así que el cerebro de los gorriones se usaba para mejorar el rendimiento.

12. Vendarse los pies era bueno para el sexo.

NBC via GIPHY

La antigua costumbre china era muy célebre en parte debido a que al parecer reforzaba los músculos vaginales. Unos pies minúsculos eran señal de una mejor experiencia sexual para muchos hombres.

13. Se podía practicar el sexo incluso en el más allá.

Puesto que los antiguos egipcios creían que el más allás era más o menos una continuación de la vida en la tierra, tu alma tenía por supuesto que mantener relaciones sexuales. Las tumbas contaban incluso con imágenes y estatuas de mujeres con este fin. (Las estatuas sexys masculinas estaban notablemente ausentes).
Ägyptischer Maler via Wikimedia Commons

Puesto que los antiguos egipcios creían que el más allás era más o menos una continuación de la vida en la tierra, tu alma tenía por supuesto que mantener relaciones sexuales. Las tumbas contaban incluso con imágenes y estatuas de mujeres con este fin. (Las estatuas sexys masculinas estaban notablemente ausentes).

Este artículo ha sido traducido del inglés.