10 Señales De Que Estás Teniendo La Crisis De Los Veinte

Oh. Genial.

1. Has estado soñando despierto con hacer algo alocado.

No sabes lo que quieres, y estás o atrapado en un trabajo que odias o aún estás averiguando lo que quieres hacer con tu vida. ¿Deberías mudarte a Europa? ¿Unirte al Cuerpo de Paz? ¿Al ejército? ¿Ir a la escuela de postgrado? ¿Vender tus pertenencias e irte a vivir a un āśram? Repentinamente todo esto suena mejor que mantenerte a flote donde estas.

2. … pero te sientes paralizado por la indecisión.

A pesar de que podrías tener la libertad para ir o hacer cualquier cosa, preferirías tener estos problemas en la crisis a los cuarenta - es decir, cuando todo es o previsible o inestable - que tenerlos ahora a los veinte. Tienes miedo de que si eliges algo, no te va a traer esa plenitud que estás buscando - y entonces estarás de vuelta al punto donde empezaste.

3. Siente cada vez más nostalgia por tu escuela secundaria y los días de universidad.

¿Recuerdas cuando la vida era sencilla? Te sientes atrapado entre tu infancia y tu adultez, y echas de menos el momento en que tu decisión más difícil era saber que ibas a usar para el baile. (Al menos, esa es la forma en que tu cerebro está filtrando tus años de adolescencia ahora, gracias a esos rosados de la nostalgia).

4. La idea de hacer un presupuesto te aterroriza.

El no pensar demasiado acerca de cuanto estás gastando en chipotle y gin tonics puede que no sea lo más inteligente, pero evitar tus problemas financieros sin duda alivia tus problemas existenciales, al menos un poquito. (Por lo menos hasta que tu estado de cuenta de tu Visa llegue a casa).

5. Comienzas a pensar en tu vida amorosa de una manera diferente.

Tal vez usted no está dispuesto a sacar a todas las chicas de la mesa, pero si eres soltero, es posible que te sienta cada vez más insatisfecho por citas o encuentros que conducen a la nada. Si estás en una relación, podrías cuestionarte si realmente quieres estar con esta persona a largo plazo - y tal vez incluso considerar si ya es demasiado tarde para encontrar a alguien más.

6. Tienes un repentino e intenso miedo al fracaso.

Ya estás un poco lejos de la universidad, donde puedes tomar clases nuevas, cambiar de carrera y probar cosas nuevas con poca impunidad. Ahora estás asustado de que si fallas en una cosa significa que vas a seguir fallando y arruinarás tu vida de una forma irrecuperable.

7. Estás aburrido con tus amigos.

Salir a discotecas parece menos y menos atractivo, y te sientes cada vez más distanciado de tus amigos de la universidad y de las actividades que solías hacer en la escuela. Ya no siente vergüenza de pasar una noche solo; de hecho, podrías incluso comenzar a preferirlo.

8. Constantemente te comparas con tus amigos que son de tu edad …

¡Todo el mundo ya está casado! AHHHH

9. … con tus padres cuando tenían tu edad.

¡Ellos ya tenían hijos! ¡Ya tenían una casa! ¡QUÉ JODIDOS!

10. Sientes que tus veinte años no están resultando como esperabas que lo hicieran.

Esta podría ser la mayor señal de todas de que vas a empezar a contemplar lo que has logrado ahora en tus veintes: No puedes dejar de pensar en que esto no es exactamente como imaginaste que estarías a los 23, 25 o 30. Tal vez todavía no tienes a una persona importante en tu vida. Tal vez no estás precisamente en tu trabajo ideal. Claro, nunca fuiste una persona “ambiciosa”, pero pensaste que al menos ibas a tener alguna de tus asuntos arreglados para este entonces. En cambio, tienes a papajohns.com marcado en tu navegador como un sitio favorito y eres un poco entusiasta en referencia a OKCupid.

¿Y ahora qué?Si te sientes como si estuvieras a punto de empezar la crisis de los veintes, he aquí algunos consejos prácticos extraídos del libro de Alexandra Robbins: “Conquering Your Quarterlife Crisis: Advice from Twentysomethings Who Have been There and Survived”:

Recuerda que la vida no es una carrera.

Pocas de las decisiones que tomas a los 26 años arruinarán tu vida para siempre. Trata de no sentirse encasillado en mantener una carrera que odias o una relación que se ha ido deteriorando porque tu “ya estás en este camino” y sientes que si terminas con la relación eso te “atrasará” en tu camino. La vida es demasiado corta como para esforzarte tanto en algo que no te está haciendo feliz a largo plazo; decide qué es lo que te conviene dejar.

Reúne el coraje para redefinirte a ti mismo.

Ser adulto significa encontrar tu identidad. En la escuela secundaria y en la universidad, tu identidad se determina por los números: tus calificaciones,tu carrera, tus planes de videa, tus actividades extracurriculares. Pero después de la universidad, tu identidad es una piel vacía y tu trabajo consiste en averiguar quién eres para llenar ese maldito libro. Puede que termines con las páginas garabateadas y una deplorable trama sin resolver, pero como Robbins dice: ”En algún punto de tu vida, tendrás que confrontarte a ti mismo. Es preferible que lo hagas ahora”.

Relaja tus expectativas, y encuentra consuelo en el hecho de que tú no estás solo.

Incluso tus amigos que se salieron de la universidad y parecían estar felizmente casados y con trabajos cómodos, están sintiendo los mismos tormentos de inquietud que tú podrías estar sintiendo. Rodéate de personas que te hacen sentir seguro y a las que sientes que puedes abrirte de una forma verdaderamente catártica. Personalmente, encontrar gente con la que puedo compartir mis luchas me ha ayudado enormemente en mis veinte años: no hay absolutamente nada más valioso que un amigo al que le puedas decir: “Hey, mi vida es una mierda ahora mismo”, y escuchar de vuelta, “La mía también. Hablemos de ellos”.

También es el momento adecuado para finalmente dejar de lado tus expectativas de lo que debes ser cuando seas adulto. No importa si tus padres se casaron a los 22 o si tu amigo está siendo muy exitoso; preocuparte demasiado por ideas preconcebidas de lo que será tu vida cuando seas adulto será una manera infalible de destruir todo tu optimismo y esperanzas. La vida es demasiado jodidamente corta como para fantasear deseando haber tenido la de otra persona.

Check out more articles on BuzzFeed.com!

Este post fue traducido por usuarios de Duolingo, un servicio que ayuda a estudiantes de idiomas a practicar sus habilidades traduciendo textos en su lengua materna. Queremos seguir mejorando y creciendo, así que si tienes alguna sugerencia o feedback por favor escríbenos a espanol@buzzfeed.com. ¡Gracias!

Conversaciones de Facebook
Buzzing ahora