back to top

Estos jóvenes mexicanos crearon EVA, un brasier que ayuda a detectar el cáncer de mama

El dispositivo portátil detecta si se eleva la temperatura de las glándulas mamarias, lo cual puede ser un fuerte indicador de la enfermedad en etapas tempranas.

publicado

Para ayudar a la detección del cáncer de mama, un grupo de jóvenes universitarios mexicanos -entre 18 y 24 años- creó un brasier que mide la temperatura de las glándulas mamarias y detecta si hay anormalidades que adviertan el surgimiento de la enfermedad.

El producto fue lanzado este jueves y ya está disponible para ser comprado en México, y lo estará en España, Colombia, China y Estados Unidos desde enero del 2018.

El brasier se llama EVA.

¿Cómo funciona?

El brasier está compuesto por una copa con circuitos térmicos que detecta la temperatura de cada cuadrante del pecho para detectar la cantidad de sangre en el tejido mamario.

Las altas temperaturas pueden ser fuertes indicadores de cáncer de mama en etapas tempranas.

ADVERTISEMENT

El aparato se coloca sobre el pecho debajo de un brasier deportivo. En un periodo de 60 a 90 minutos, los datos recopilados por el sistema son enviados vía bluethooth al smartphone del usuario y los algoritmos de inteligencia artificial producen una evaluación de riesgos.

La alta temperatura de las glándulas puede ser también resultado de otros factores como mastitis, fibrosis, golpes, insolación, ejercicio, o el periodo fértil. Por este motivo, mediante algoritmos de inteligencia artificial, se analiza que se presenten los mismos patrones que otros casos de mujeres con cáncer de mama.

Una vez obtenidos los resultados, la usuaria puede enviarlos vía PDF a su médico personal o puede marcar a un centro de ayuda médico.

Esto es importante: el aparato sólo ayuda a detectar una posible anomalía pero son los médicos quienes tienen la última palabra en el análisis de los resultados.

El producto cuesta 120 dólares e incluye tres componentes: una mamografía -para mujeres mayores a 40 años- y ultrasonido -para menores de 40 años-, una aplicación móvil que analiza los resultados y una línea de atención médica las 24 horas.

¿Porqué es importante?

Según mencionó Julián Ríos Cantú, director y cofundador de la empresa Higia Technologies, se trata de un producto portátil y no invasivo.

A diferencia de la mamografía, tomografía y ultrasonido, el producto puede ser llevado a medios rurales y no es necesaria la presencia de médicos especializados.

La mamografía se realiza a mujeres mayores de 40 años, por lo que las mujeres entre 20 y 40 -que según datos oficiales han incrementado cáncer de mama- quedan desatendidas. Por esta razón, este método apunta a una población entre 20 y 70 años.

Los fundadores

Julián Ríos Cantú, José Lavariega Gómez y José Antonio Torres son los fundadores de Higia Technologies, la compañía que impulsó la creación de Eva Bra después de dos años de desarrollo. Actualmente la empresa está conformada por 15 jóvenes.

Los creadores de la empresa tienen entre 18 y 24 años y ninguno contaba con preparación técnica antes del desarrollo del producto.

Según comenta Julián Ríos, el desarrollo del producto es resultado de un proceso de investigación. "Comenzamos por lo que nos parecía obvio: la alta temperatura en las glándulas mamarias. A partir de ahí iniciamos y no nos detuvimos", comentó.

Ríos Cantú es un estudiante de primer semestre de Ingeniería Física del Tecnológico de Monterrey en Nuevo León.

A sus 18 años ha recibido 10 premios por el desarrollo del producto y la creación de la empresa Higia Technologies. Entre los premios destaca el Premio Global del Estudiante Emprendedor (GSEA por sus siglas en inglés), siendo el primer mexicano en recibir el premio y el más jóven.

¿A dónde va el proyecto?

El producto ya ha sido probado con 800 mujeres a través de aliados del sector público y privado.

Entre sus aliados está el Instituto Mexicano de Seguridad Social (IMSS) y asociaciones de lucha contra el cáncer en sectores rurales y urbanos. El producto ya cuenta con certificados que avalan que no emite ningún tipo de radiación peligrosa para quien lo usa.

A partir de ahora se encuentran disponibles 5 mil unidades en esta página web con un costo de 120 dólares.

Según mencionó Ríos Cantú, el Gobierno mexicano comprará el dispositivo en grandes unidades para distribuirlo juntos con asociaciones de cáncer de mama mediante el IMSS o el seguro popular.

La idea es que cada mujer cuente con uno de estos productos o que el IMSS lo retenga para que las mujeres acudan mes con mes a realizar la prueba. Se espera que en el 2019 se encuentre disponible en todo el país.

En enero del 2018, se realizarán pruebas del producto en España, Colombia, China y Estados Unidos.

Egresada de la carrera de Ciencia Política, por el CIDE, e interesada en el periodismo.

Contact Yuriria Ávila at yuriria.avila@buzzfeed.com.

Got a confidential tip? Submit it here.