Ir directo al contenido
  • Lola badge

17 cosas que nadie te cuenta sobre el cáncer de mama

«No todo el mundo ansía llevar lazos rosas y salir a la calle a hacer reivindicaciones. A algunos les gusta mantener su lucha en el ámbito privado».

Hace no mucho pedimos a la comunidad BuzzFeed que nos contase lo que le gustaría que la gente supiese sobre el cáncer de mama. Estas son algunas de sus respuestas:

Nota del editor: cada persona enfrenta el cáncer de mama de forma diferente. Estos testimonios son personales y solo pretenden sacar a la palestra algunos de los puntos menos conocidos de la enfermedad.

1. Las secuelas son tantas que sigue afectando durante largo tiempo incluso después de haberlo superado.

«Me gustaría que la gente supiese que incluso una vez superado es muy probable que jamás se vuelva a ser la persona que una vez se fue. La quimioterapia puede tener un efecto devastador en tus habilidades cognitivas y en tu personalidad. Que ser forzada a sufrir menopausia precoz es algo que no le deseo a nadie. Que es posible que no quieras volver a ver a los amigos que tenías antes del cáncer porque tú ya no eres la misma persona de ese tiempo y tal vez no lo vuelvas a ser».

moniquevosgesb

2. Puede pasarle a cualquiera y a cualquier edad.

«Me lo diagnosticaron con 23 años. No tenía antecedentes familiares. ¡Mira por ti misma! Tuve la suerte de tener un médico que enseguida se preocupó por mí cuando le dije que había encontrado un bulto. Otros médicos me habrían dicho que esperase seis meses y tras ellos el bulto se habría hecho muchísimo más grande. Gracias a la intervención y las pruebas a las que me sometió mi médico me lo diagnosticaron en estadio 1 en vez de en estadio 4».

justinee465b54f79

3. Nadie quiere oír las terroríficas historias que has oído por parte de amigos que han tenido cáncer.

«Que te diagnostiquen cáncer de mama con 25... Hay muchas cosas que me gustaría que la gente supiese sobre mi cáncer de mama. O cualquier otro en realidad. El gran problema es que cada tratamiento es exclusivo y por lo tanto afecta a la persona en cuestión de manera única. Me faltan dedos de las manos para contar el número de veces que me han dicho "Oh, tenía una amiga que se sometió a quimioterapia y se le salió el intestino" o "Tenía un amigo al que le hicieron solamente una tumorectomía y terminó muriendo". No digo que no debas compartir las experiencias e historias que conoces, pero eso no quiere decir que al afectado le vaya a pasar lo mismo. Y sinceramente, conmigo solo sirvió para asustarme. No me ayudó en absoluto».

myrandaw

4. «Salva tus tetas» no es precisamente el mejor eslogan para fomentar la detección de la enfermedad.

«Me sometí a una doble mastectomía hace dos semanas. Realmente me asquea el rollito de "salva las tetas". Para salvar mi vida tuve que sacrificar mis pechos. Nuestra sociedad sexualiza mucho los pechos, tanto que puede llegar a ser difícil para muchas mujeres el tener que tomar una decisión así».

kellyb4c37042b7

Photo by sydney Rae on Unsplash

5. El asunto va más allá de los lacitos rosas y las maratones solidarias

«No todo el mundo ansía llevar lazos rosas y salir a la calle a hacer reivindicaciones. A algunos les gusta mantener su lucha en el ámbito privado».

jasmineb44cf46aa3

6. Ser «fuerte» todo el tiempo es muy, muy duro.

«A veces resulta extasiante tener que ser "fuerte" todo el tiempo. El cáncer no es solo una lucha física».

amandapekocc

7. Y no, no des por sentado el modo en el que desarrollaron el cáncer de mama.

«Todo el mundo que viene a decirme que tengo cáncer por beber alcohol se puede ir a tomar bien por culo».

myrandaw

Rixipix / Getty Images

8. Los que sobreviven al cáncer pueden formar una red de apoyo de gran valor.

«Uno de los aspectos más duros de padecer cáncer de mama fue el dolor, el sentimiento de pérdida y rechazo que sentí por parte de gente muy cercana y que, no sé por qué razón, no estuvieron ahí para mí. Donde sí encontré gran consuelo fue al hablar con una persona que lo había padecido y superado. Ella empatizó con mi situación y emociones, así como con el hecho de que mucha gente no es consciente de lo duro que es todo esto. Y me enseñó que puedes encontrar gente maravillosa, y que no esperabas para nada, repleta de amor, amabilidad y ganas de dar apoyo.

El recordar cada acto de abnegación que recibí a lo largo de mi travesía me permite olvidar ciertas pérdidas. Hablar con otros enfermos y supervivientes puede resultar realmente útil y terapéutico».

martinef41d892dfb

9. La quimiotearpia puede afectarte incluso mucho después de haberla dejado.

«Solo porque hayamos acabado con la quimio y nuestro pelo vuelva a crecer, no quiere decir que el dolor haya acabado. La quimio y los medicamentos que deben tomar los que superan el cáncer de mama tienen una infinidad de efectos secundarios de los más truculentos. Personalmente, seis años después sigo teniendo problemas de salud relacionados con ello».

justinee465b54f79

10. Busca siempre una segunda opinión.

«Me hice una mamografía con 35 años y me dijeron que no había nada raro. Al día siguiente mi pezón sangraba. Fui a urgencias y allí ni me miraron, el doctor me dijo que todo estaba bien. Fui a ver a mi obstetra y ginecóloga para que me diera una segunda opinión. Vio cómo sangraba mi pezón y me derivó a un especialista del pecho. Este me hizo una ecografía. El bulto era del tamaño de la cabeza de un alfiler. Era cáncer. Me diagnosticaron carcinoma en estadio 1B. Esto sucedió un mes antes de cumplir los 36 años. El cáncer se propagó a mis ganglios linfáticos en cuestión de semanas. Me tuve que someter a 20 semanas de quimio y a una mastectomía. Cumplí los 40. Si hubiera hecho caso al primer doctor que me atendió, a día de hoy no estaría aquí».

dawns27

Pradit_ph / Getty Images

11. Está BIEN sentirse triste, asustada y enfadada.

«Acepta tus emociones. Grité, lloré e incluso me enfadé tremendamente por haber tenido cáncer hasta seis años después de haberlo superado».

justinee465b54f79

12. El cáncer de mamá terminal puede ser invisible (al igual que otras muchas enfermedades crónicas).

«El cáncer de mama no es una simple enfermedad. Existen diferentes variantes, cada una de ellas con diferentes enfoques para tratarlo tanto a nivel de medicamentos como de métodos. Casi 1/3 de la gente que tiene cáncer de mama sufrirá recurrencia y metástasis, es decir, que el cáncer se extienda por otras partes del cuerpo (estadio 4). Una vez sucede esto, tendrás cáncer de por vida. No hay cura o remisión. Por otra parte, no quiere decir necesariamente que vayas a morir mañana mismo. Hay todo tipo de medicamentos y terapias además de la quimio. Como otras muchas enfermedades crónicas, no se te distingue entre los demás. Pero tiende a calarte profundamente y a someter tu mente, ya que no sabes si lograrás estar vivo en cinco o diez años. Pero tampoco puedes darle demasiadas vueltas o tu vida se convertirá en una constante depresión».

—Ruth Baugh, Facebook

13. Los tratamientos desgastan hasta límites insospechados.

«Los tratamientos pueden hundirte física y mentalmente. Vas perdiendo fuerzas y a menudo te preguntas si merece la pena. No quiere decir que lo vayas a dejar, pero sientes que quieres dejarlo».

marisacherryr

Rebecca Hendin / BuzzFeed

14. El miedo de la recurrencia no se esfuma jamás.

«El miedo de la recurrencia no se esfuma jamás. Mi madre tuvo cáncer de mama cuando yo tenía 14. Volvió a tenerlo cuando yo tenía 23. Esta última vez le rasparon el esternón para asegurarse de que se eliminaban todas las células cancerosas porque el poco tejido mamario que le quedaba de la primera vez se lo comieron las células cancerosas. Vivo con el miedo de que haya una tercera vez y que ya no pueda sobrevivir».

mollystroup

15. Los miembros de la familia también sufren

«Ojalá la gente entendiese que la familia del enfermo sufre también a su manera. Nos sentimos desamparados, asustados, derrotados; lo mismo que el propio enfermo. Por mucho que tratemos de que se nos vea fuertes, tenemos lo nuestro también. Cuando mi madre superó el cáncer de mama que padeció, solo un par de amigos me llamaron para ver cómo estaba. Esas dos personas se convirtieron en mi máximo apoyo porque me di cuenta de lo mucho que les importaba. Todo el mundo necesita apoyo, así que cuida también de las personas que tienen a un miembro de su familia afectado por el cáncer».

amandas4cdbc663e

16. No es una maldición

«No es una maldición. Mi madre lo superó. Ahora vive feliz, salvo porque tiene que cuidar mucho su dieta (nada de fritos y glutamato monosódico)».

caseclair3

Anna Borges / BuzzFeed

17. El cáncer de mama no es lo que define al enfermo.

«Somos mucho más que una persona diagnosticada con cáncer de mama. Pese a que soy sin duda superviviente de cáncer de mama, y no niego que sea algo que ha marcado mi ser, también tengo un doctorado en psicología, soy profesora, esposa, y otras muchas cosas que son igual de importantes a la hora de definirme».

justinee465b54f79

Las respuestas se han editado ligeramente por cuestiones de claridad y longitud.

Este artículo ha sido traducido del inglés.

Want to be the first to see product recommendations, style hacks, and beauty trends? Sign up for our As/Is newsletter!

Newsletter signup form