back to top

35 cosas extrañas que todos los dueños de perros hacen en secreto

"¡Estás DESNUDO!" - tú, cada vez que le quitas el collar a tu perro.

publicado

1. Llamar a tu perro por un apodo con más frecuencia que por su nombre real.

2. Tener varias versiones de ese apodo, que se vuelve cada vez más y más raro.

3. Inventarte canciones sobre tu perro.

4. O poner su nombre en canciones ya conocidas.

5. Tumbarte en el suelo para ver qué haría si te desmayaras.

6. Sentirte decepcionado si no hace nada.

7. Hacer una sesión de fotos de tu perro cada vez que se queda dormido.

8. Cogerle las patas porque las almohadillas son blanditas.

9. Mirarlo fijamente y preguntarte qué está pensando.

10. Por ejemplo, si SABE que eres su dueño.

11. O si le gustas.

12. Decir su nombre con distintas voces para ver cómo reacciona.

Publicidad

13. Sentirte ofendido si nadie quiere acariciar a tu perro cuando lo sacas a pasear.

14. Enseñarle cómo se le ve en la cámara frontal de tu móvil.

15. Intentar enseñarle cómo se ve en el espejo.

16. Quedarte asombrado al verlo "desnudo" cada vez que le quitas el collar.

17. Recordar momentos importantes de la vida de tu perro mejor que de tu vida.

18. Echar para atrás las orejas de tu perro y elogiar su peinado.

19. Pero reírte cuando su oreja se echa para atrás sin querer porque no sabe lo tonto que parece.

20. Sentirte triste cuando tu perro se sienta al lado de otra persona que no seas tú.

21. Señalar la televisión cada vez que salen perros para ver su reacción.

22. Pensar que cualquier otro perro de la misma raza que el tuyo podría ser un pariente lejano.

23. Decir "Jesús" cada vez estornuda.

24. Evitar levantarte para hacer algo porque tu perro está muy cómodo y no quieres hacer que se tenga que mover.

25. Decir que te pongan al teléfono con tu perro cuando te separas de él.

26. Acariciarle con los pies cuando no te quieres molestar en acariciarle con las manos.

27. Intentar engañar a tu perro cuando no te quiere devolver la pelota haciendo como que no la quieres.

28. Sentirte orgulloso cuando tu perro mea fuera aunque lleve años entrenado.

29. Decir que tu perro "ha hecho un amigo hoy" cada vez que pasa más de diez segundos con otro perro.

30. Que se te caiga comida al suelo y debatirte entre si deberías limpiarlo o si tu perro se te adelantará.

31. Y hablar con él con una vocecilla que te daría vergüenza que escucharan los demás

32. Sobre todo cuando la utilizas para decir cosas aleatorias como "cuchi cuchi cu".

33. Posponer cualquier plan social porque prefieres quedarte en casa con él.

34. Calentarte las manos en su tripa o en su axila.

35. Y decir que tu perro es un bebé independientemente de su edad y tamaño.

Este artículo ha sido traducido del inglés.

Patrocinado