back to top

Varias personas confiesan momentos en los que ser malas les hizo sentirse muy bien

Sé sincero: alguna vez te has comido la comida de tu compañero de piso. Gru y su pandilla vuelven a estar enfadados este verano, en Gru 3 – Mi Villano Favorito. ¡No te pierdas la oportunidad de disfrutar siendo malo en la sala de cine!

publicado

¿Alguna vez has hecho algo un poco malo y has disfrutado de ello? Hemos hablado con gente que disfruta siendo mala en secreto.

"Cuando vivía en un piso de estudiantes compartido, era una compañera de casa bastante buena. Siempre fregaba cuando me tocaba, y guardaba los trastos en mi habitación. Mi compañera de piso en aquel momento era una auténtica friki de la limpieza y siempre estaba dándome la lata, aunque estuviera todo bien limpio".

"Algunas veces me ponía de los nervios, así que, en alguna ocasión, dejé algo no reciclable encima del montón de sus cosas para reciclar, solo para molestarla. Ella nunca supo quién era el culpable hasta que se lo confesé años más tarde".

– Caroline C


"Mi placer no tan inconfesable es abandonar las reuniones sociales sin decir adiós. Lo he hecho durante años, y he aprendido a hacerlo muy bien. Odio pasar por el ritual de decir adiós a todos mis conocidos o a las personas con las que asistí al evento, así que simplemente me escabullo".



“Mi método infalible es decirle a la gente que me voy al baño, o que salgo a tomar el aire, y desaparecer en la noche como un ninja o un espía antisocial”.

– Charles O

"El mío es muy sencillo: no abrir los mensajes para que los ticks no se pongan azules y la gente crea que no los he leído".

– Nyall C

"Estableces claramente contacto visual con alguien que conoces perfectamente, pero haces como que no lo has hecho y te sales con la tuya".

– Nyall C

"Me encanta cuando pides un entrante que tiene tres unidades de algo (croquetas, empanadillas, pan de ajo, etc.) pero estás comiendo con un solo acompañante, y te comes tú la cosa extra".

"La clave para conseguirlo está en pedir primero permiso, construyendo la frase así: '¿Te importa si me como esto?' Casi siempre te dejan. Gracias a este método, calculo que habré hurtado unas 40 000 calorías extra a lo largo de mi vida. Saben de maravilla".

– James L


"Me encanta cuando puedo librarme de las tareas del hogar, sobre todo cuando estoy en casa de mis suegros. Cada vez que disfruto con ellos de una agradable barbacoa dominguera comprada, preparada, servida y organizada por ellos (y dándome muchísimo vino gratis durante el proceso), siempre me las arreglo para evitar fregar".

"SÉ QUE DEBERÍA AYUDAR, y siempre insisto fingiendo que me esfuerzo, pero en cuanto alguien me dice que no hace falta, no opongo demasiada resistencia".

– Kenneth M

"Una de mis cosas malas favoritas es quitarle a alguien un asiento libre en el metro, en lugar de cederlo gentilmente. Tras años de práctica, he aprendido a detectar los sitios en cuanto se quedan libres y he descubierto un sistema para llegar a ellos antes que nadie. No funciona siempre, y hace que a veces me miren mal, pero cuando me sale bien me siento genial".

– Craig T

"Sé que suena mal... pero me encanta que mi bebé se quede dormido cuando es mi turno de cuidarlo".

– Joe B

"Me encanta asustar a la gente. Me hace mucha gracia. ¡En realidad, me sorprende no haberlo hecho aquí más! Sé que está mal y que hay gente que lo odia, pero no hay nada mejor que esconderse detrás de una puerta durante 10 minutos, salir de un salto y ver cómo alguien, metafóricamente, se caga".

– Josie A


Si se te da bien ser malo, te encantará ver a Gru y los Minions ir a la cárcel en Gru 3 – Mi Villano Favorito. 30 de junio en cines.

Vea este vídeo en Youtube

youtube.com



Este artículo ha sido traducido del inglés.