17 Situaciones que únicamente entenderás si trabajas desde tu casa

    ¿Ponerse pantalones? Pfff, eso es de oficinistas.

    1. Es común que estés haciendo cosas súper importantes... en ropa interior.

    Juanmonino / Getty Images

    No, no se te olvidó, así lo decidiste porque si el mundo fuera un lugar donde todos seguimos nuestros sueños, la humanidad andaría en calzones.

    2. "Código de vestimenta" no significa nada en tu vocabulario.

    Twitter: @marianelabaca

    Nunca nadie te va a molestar con que "Ramírez, no traigas bermudas", "Ramírez, las chanclas no cuentan como zapato casual", "Ramírez, los pantalones".

    3. La gente siempre piensa que tienes mucho tiempo libre.

    Nickelodeon

    Te piden favores, disponen de tu tiempo y asumen que no tienes nada que hacer, pero están equivocados. --_--

    4. Tus compañeros de trabajo son animales... literalmente.

    5. Que se te vaya el internet es lo peor que te puede pasar.

    CBS

    TODO tu trabajo depende de tener Wi-Fi en casa. Si esto falla, pasa lo peor: tienes que salir a ver la luz del sol. "Noooo, mis ojoooos".

    6. Esto es lo que más hay en tu clóset:

    Instagram: @xuen_pajamas

    Las pijamas son tu uniforme oficial. De hecho, te quitas la pijama por ahí de las 5:00 PM para bañarte y ponerte otra.

    7. Tienes largas conversaciones contigo mismo.

    Twitter: @isimosca

    Actúas situaciones, practicas discursos y hasta tienes discusiones con tu persona. Todo un show.

    8. No conoces ese popular sentimiento de odio hacia los lunes.

    Toei Animation

    Para ti, todos los días pueden ser como un viernes si logras organizarte.

    9. Tu hora de comida consiste en ir al refri, agarrar lo primero que encuentres y regresar a tu compu.

    HBO

    No hay fondita ni tienes que escuchar 237 veces "provecho", eso es lo bueno. Pero, por otro lado, es posible que te la pases todo el día tragando. :(

    10. Aunque tengas un escritorio súper chido, invariablemente vas a terminar trabajando en la cama o el sofá.

    Instagram: @easyinterieur / Universal Pictures

    Con la espalda chueca, dolor de cuello y cereal regado por toda tu ropa.

    11. Puedes pasar días sin ver un solo ser humano.

    VH1

    De repente, hasta los extrañas, pero cuando vuelves a tener interacción con ellos recuerdas lo mucho que amas tu soledad y el silencio.

    12. Tus jornadas de trabajo se pueden extender de-ma-sia-do.

    Talkback Thames

    Definitivamente, no trabajas ocho horas. A veces puedes estar chambeando hasta que sale el sol... aun así, hay gente que dice que no trabajas "en serio".

    13. Has intentado trabajar en un café varias veces...

    Twitter: @RKelleyComms

    Pero ahí te piden ponerte pantalones para poder entrar, así que bye.

    14. Los días libres por enfermedad no existen en tu calendario.

    CBS

    De cualquiera manera, tienes que trabajar. Lo bueno es que puedes hacerlo envuelto en una cobijita y tomando caldito de pollo.

    15. Cuando recuerdas el metro en hora pico, agradeces que tu camino al trabajo es de sólo diez pasos.

    16. Te vuelves amigo de tus vecinos que también trabajan en casa.

    Fox

    Viejitos, amas de casa, niños... todos ellos te entienden.

    17. La gente siempre te dice que busques un trabajo "de verdad".

    Marvel Studios / Via Marvel Studios

    Pero por dentro, sabes que lo que sienten es envidia de tus tardes de trabajo con pijama, gatos, cobijitas y música que a ti te gusta. <3

    ¿Quieres recibir contenidos para sentirte cada vez mejor?

    ¡Suscríbete a nuestro newsletter de Estilo y Bienestar!

    Newsletter signup form