19 Espeluznantes temores que no reconocerás si eres de los que no tuvo infancia

    Los palazos en la piñata y perder nuestros tazos el mismo día, crecer en los 90 no fue nada fácil.

    1. Escuchar la verdadera voz de Chabelo.

    Televisa / BuzzFeed

    El día que descubriste que no habla como el niño más tierno y dulce del mundo, tu vida no volvió a ser la misma.

    2. Que te bajaran todos tus tazos.

    Instagram: @jellyoctopuz

    Por muy pro que fueras, hubo al menos una vez en la que te ganaron todos tus tazos en el recreo. Fue difícil superarlo, pero lo hiciste (chingándole toda su colección a un vecino, obviamente).

    3. Sufrir un palazo en la piñata.

    funnyordie.com

    Nunca faltaba ese niño víctima de un accidente y a todos nos tocó serlo. Nada era peor que sufrir esto y que encima te ganaras puro chicle de bola lleno de tierra.

    4. Llevar la película sin regresar y que te cobraran extra.

    Twitter: @ladianabrina

    No es que no tuvieras la tecnología para hacerlo (obvio tenías tu regresadora de coche moderno), pero siempre se te iba la onda y terminabas poniéndolo del dinero que te daban tus papás.

    5. La tristísima película de Selena.

    Warner Bros

    Su muerte, en sí, pero volver a ver esta película era una verdadera tortura. ¡La floooor! ¿Por qué no recogió la flooor?

    6. Ese horrible momento en que tu mamá asaba chiles.

    Instagram: @hoffmanneduardo

    Los ojos lloraban, la garganta se cerraba y la casa debía ser evacuada... todo por una salsa.

    7. Que la grabadora se tragara la cinta de tu casete favorito de Topo Gigio.

    mercadolibre.com.mx

    De hecho, haber crecido escuchando a ese ratón italiano fue un completo trauma.

    8. Cobijas con caras tétricas.

    Twitter: @_Jaguarcillo

    No había nada más acogedor y agradable que taparse con un cobertor con la cara de un animal letal que te lanzaba una mirada perturbadora toda la noche.

    9. La Llorona.

    Twitter: @brendarosas02

    Esa mujer que, cuentan, ahogó a sus hijos en el río y ahora vaga por las noches lamentándose y asustando a los transeúntes, lo normal.

    10. El niño drogado del anuncio de "Vive sin drogas".

    TV Azteca

    Por más que querían hacerlo "para chavos", con un rap prendido y una flor que nos daba consejos mientras tiraba barrio, ese niño pasoneado se metió en nuestras pesadillas más profundas.

    11. La "MORDIDA, MORDIDA".

    Instagram: @esmeviob

    Se suponía que tenía que ser el mejor día del año, pero en vez de eso se convertía en un reto para tus primos, que te empujaban con todas sus fuerzas contra el pastel, hasta que se te metía en la nariz. :(

    12. Abrir un bote de helado y sufrir la decepción más grande de tu vida.

    Twitter: @ikissyoujonas

    Vivir este suceso tan doloroso en la infancia nos prepara para cualquier desilusión futura que, obvio, no se le compara.

    13. El Chupacabras.

    TV Azteca

    Ahora, podemos aceptar tranquilamente que su existencia suena ridícula, pero por ahí del 94 no nos dejaba dormir la idea de que se metiera en nuestro patio y succionara la sangre de nuestras mascotas. ¿El Coco, qué?, ¡el Chupacabras sí daba miedo!

    14. Los anuncios de "Ojo, mucho ojo".

    Televisa

    Empezaban con una alarma, luego sonaba una música de thriller en una escena en la que algún adulto intentaba llevarse a un niño "a escondidas", a hacer cosas "vergonzosas". Todo mal porque ni siquiera nos hablaban derecho y sí, nos traumaron.

    15. El pinche payaso Eso.

    Warner Bros. Pictures

    ¿Qué onda con que la pasaban todas las semanas en el Canal 5? ¿Nos querían arruinar la infancia? Pues lo lograron, gracias.

    16. Los shows de Gloria Trevi.

    Televisa

    ÉRAMOS UNOS NIÑOS. Obviamente, no entendíamos si así era el espectáculo o a la chava le estaba dando algo y teníamos que ir a ayudarla.

    17. Perder todo tu dinero del recreo jugando Lotería.

    Instagram: @laninmtz

    Probablemente esto era peor que perder tus tazos porque era DINERO. Todos los billetes de $10 con la cara de Emiliano Zapata que lograste ahorrar, desaparecieron frente a tus ojos muchos domingos.

    18. De hecho, el cambio a los nuevos pesos fue un gran trauma.

    Rede Globo

    Apenas estábamos aprendiendo a hacer cuentas chido con los viejos pesos y de la nada nos dijeron que mil pesos ahora eran UN peso. ¿Queeeé?

    19. La maldad de Soraya Montenegro.

    Televisa

    No entendíamos por qué nuestra mamá seguía viendo eso, pero sí, antes de temerle al Joker o a Voldemort, nos traumó el poder maligno de Soraya.

    Nostalgia Trip

    Take a trip down memory lane that’ll make you feel nostalgia AF

    Newsletter signup form