12 Errores de cocina comunes que seguro estás cometiendo :(

    Y cómo solucionarlos.

    Ellie Sunakawa / BuzzFeed

    1. Llenar demasiado la sartén.

    Lauren Zaser / BuzzFeed

    Esto aplica a todo, desde bandejas para horno a sartenes. La regla básica es que debes dejar suficiente espacio para que la comida no se toque. Con piezas como muslos de pollo, ese espacio extra asegura que el calor de la sartén se distribuya uniformemente y que todos los costados puedan dorarse de forma fácil y pareja.

    2. No agregar suficiente sal al agua.

    Lauren Zaser / BuzzFeed

    Un amigo de verdad no te dejaría poner poca sal al agua de las pastas. 👏 La sal da sabor a la pasta de adentro hacia afuera y, sin ella, te quedarán unos fideos insípidos, sin importar cuán fabulosa sea la salsa que les pongas encima. Pero, ¿cuánta sal? Depende de tu gusto, pero un estupendo punto de partida es alrededor de 1½ cucharadas de sal por cada libra (aprox. 0,5 kg) de pasta. (También querrás agregar sal al agua cuando cocines bases similares como arroz o quinoa).

    3. Usar aceite de oliva extra virgen para cocinar ~todo~.

    Bon Appétit / bonappetit.com

    En comparación con algunos aceites, el aceite de oliva extra virgen tiene un punto de humeo relativamente bajo (es la temperatura a la que comienza a quemarse). Eso significa que usarlo sobre fuego muy alto puede dar problemas, especialmente cuando se trata de cosas como dorar un filete o preparar un revuelto. (Encuentra un desglose detallado de cuáles aceites deberías usar en su lugar en Bon Appétit.)

    4. Medir ingredientes secos en una taza para medir líquidos.

    Live Well Bake Often / livewellbakeoften.com, Pyrex

    Cuando se trata de hornear, medir los ingredientes correctamente es fundamental. Para ingredientes secos, tu mejor opción es usar el método de la cuchara nivelada, el cual consiste en quitar el exceso y dejar una superficie plana y una medida precisa. (¿Deseas aún más ~precisión~? Utiliza una balanza de cocina: aquí tienes una sólida opción por US$10.)

    5. Colocar carne fría en una sartén caliente.

    Giphy

    O parrilla, u horno. Dejar que la carne fría alcance la temperatura ambiente antes de colocarla en el fuego significa que se cocinará de forma más pareja, y tendrás más probabilidades de evitar cocinar demasiado el exterior sin cocinar bien el interior.

    6. O colocar comida caliente en un refrigerador frío.

    The Kitchn / thekitchn.com, Fox

    Ya sean filetes, sopas o salsas, querrás asegurarte de que la comida ha tenido suficiente tiempo para enfriarse antes de colocarla en el refrigerador o el congelador. (Una manera de acelerar el proceso? Un baño de hielo DIY.) Podrás encontrar más información al respecto (y acerca de por qué no deberías colocar comida caliente directamente en un refrigerador frío) en The Kitchn.

    7. Ignorar el ~orden de los pasos~ al utilizar una olla de cocción lenta.

    The Skinny Fork / theskinnyfork.com

    Tirar los ingredientes y dejarlos cocinar en una olla de cocción lenta (como una Crock-Pot) es algo glorioso, pero el orden es importante. Querrás agregar los productos lácteos (como leche o queso) al final o cerca del final, puesto que cocinarlos a fuego alto por un período extenso de tiempo puede hacer que se cuajen. Lo mismo aplica para cosas que solo necesiten ser calentadas, como pasta precocinada, frijoles cocidos y vegetales pequeños. Agrégalos al final.

    8. Usar siempre una sartén antiadherente.

    Merle O'Neal / BuzzFeed

    Las sartenes antiadherentes son estupendas para huevos, panqueques, o tostadas francesas... y no mucho más, de acuerdo con la chef Amanda Cohen, quien trabaja en New York. Eso es porque producen un tipo de calor muy específico que no es tan caliente (ni efectivo para lograr una textura crujiente) como una sartén común. ¿No sabes qué hacer? Opta por tu equipo estándar.

    9. Añadir el ajo demasiado temprano.

    Serious Eats / seriouseats.com

    Dado que se quema fácilmente, muchas recetas indican añadir el ajo al final, y esa es una estupenda norma general si vas a cocinar ajo picado a fuego alto. (Para más información respecto a todo lo relacionado con el ajo y con evitar ~chamuscarlo~, visita Serious Eats.)

    10. Saltear vegetales u hongos que aún están húmedos.

    Twitter: @shutupmikeginn

    Si lavas cosas como vegetales u hongos justo antes de cocinarlos, asegúrate de que estén totalmente secos antes de agregarlos a la sartén. De otra manera, el exceso de agua hará que produzcan vapor (y salpicaduras, y que se pongan blanduchos) al entrar en contacto con el aceite.

    11. No dejar la carne reposar luego de cocinarla.

    Lauren Zaser / BuzzFeed

    Siempre vale la pena esperar unos minutos más antes de comer un trozo de carne. Los jugos se redistribuyen y, en definitiva, cada bocado será más delicioso. (También tienes tiempo para abrir alguna bebida mientras esperas, así que es una victoria por partida doble.)

    12. Guardar prácticamente todo en el refrigerador para que dure más.

    Foodie Crush / foodiecrush.com

    Escucha las palabras de Alton Brown: no guardes los tomates en el refrigerador. (Para una lista completa acerca de cómo guardar todos los alimentos típicos de tu cocina para que duren lo más posible, haz clic aquí.)

    ¿Cuál es el consejo de cocina más útil que has recibido? ¡Cuéntanos en los comentarios!

    Este post fue traducido del inglés.