Posted on 15 de diciembre de 2017

    33 Cosas insoportables por las que todas las mujeres pasan por lo menos una vez en la vida

    Comprar un paquete de ligas para el pelo y que una semana después te quede solo una.

    Flo Perry / BuzzFeed

    1. Ponerte unas medias nuevas y que se te corran luego, luego.

    2. Correr al baño cuando te está bajando porque crees que te manchaste, y darte cuenta de que solo te estaban sudando las nalgas.

    3. Pero luego te relajas y piensas que es el sudor de tus pompas cuando REALMENTE sí te manchaste.

    4. Fijarte si tienes las uñas secas después de pintártelas presionando una de ellas *suavemente*, y dejarte la marca de una huella digital.

    5. Romperte una uña un poco y cortártela bien corta, para después tener que cortártelas todas para que tengan el mismo tamaño que esa otra.

    6. Retocarte el delineador tantas veces que empiezan a arderte los ojos.

    7. Depilarte las piernas con mucho cuidado y aún así quedarte con gotitas de sangre.

    8. Y pasar por alto alguna parte de la pierna, en general cerca de la rodilla, a pesar de haber pasado horas rasurándote.

    9. Tratar de arrancar un vello de raíz pero que se rompa con la pinza de depilar y que quede demasiado corto para arrancarlo.

    10. Descubrir un agujero en los jeans mientras estás en público.

    11. Que se te agujereen los calcetines y te corten la circulación del dedo gordo.

    Jenny Chang / BuzzFeed

    12. Arrancarte una liga para el pelo que se quedó enredada y que salga con un manojo de cabello.

    13. Delinearte los ojos y que un pedazo de madera del lápiz se te meta en el ojo.

    14. Jalarle al excusado cuando te está bajando y que algunos hilos de sangre se rehúsen a irse.

    15.Tener un pelo encarnado en un lugar incómodo.

    16. Tener vello púbico horrendo que te pica y tener que hacer como si nada.

    17. Que el tirante del brassiere se te deslice por el hombro todo el tiempo y tener que estar constantemente subiéndolo.

    18. Que el alambre del bra se salga y te abra una chichi.

    19. Comprar un paquete de ligas para el pelo y que una semana después te quede una sola.

    20. Y, en lo que respecta a los pasadores, tienes suerte de tener por lo menos una a la semana.

    21. Estar convencida de que no apagaste la plancha o latenaza, estar lejos de casa y tener que volver para revisar y evitar accidentes.

    22. Ponerte unos jeans muy apretados recién lavados y luchar para subirlos porque quedaron muy pegados a tu cuerpo.

    Marcos Chamizo/ BuzzFeed

    23. Que se te enrede la parte de atrás de un collar en el cabello.

    24. La temida marca de la cola de caballo cuando te sueltas el cabello.

    25. Estar usando acetona y ponerte un poco en una herida en el dedo, sin querer, y que te arda muchísimo.

    26. Que se te rompa una liga que ya estaba perfectamente estirada para tu cabello, y tener que empezar todo el proceso otra vez con una nueva.

    27. Que se te enganche el cabello en la parte de atrás de una secadora.

    28. Usar calcetines con elástico y sentir que bajan rodando hasta los dedos durante el día.

    29. Ponerte rímel y que un ojo quede más grande que el otro, entonces no sabes si tienes que volver a empezar o agrandar el otro ojo para que queden iguales.

    30. Que te entre una pestaña en el ojo y no puedas sacarla, así que pestañeas muchas veces esperando que se vaya.

    31. Comprarte pantalones que son demasiados altos en la ingle y te hacen sentir que te dará una infección urinaria en cualquier momento.

    32. Comprar una prenda por Internet y no darte cuenta de que se transparenta hasta que la ves en la vida real.

    33. Y, lo peor de todo, encontrar una blusa que sería muy bonita, pero tiene unos mensajes/fleco/diamantinas/estoperoles que ni al caso.

    Este post fue traducido del inglés.

    ¿Quieres recibir contenidos para sentirte cada vez mejor?

    ¡Suscríbete a nuestro newsletter de Estilo y Bienestar!

    Newsletter signup form