back to top

16 Situaciones que reconocerás si el perreo se apodera de ti cada fin

Por ahí del jueves empiezas a sentir el llamado del reggaetón en tu cuerpo.

publicado

1. De entrada, supuestamente el reggaetón ni te gusta 'tanto'.

O sea, si te lo encuentras por ahí, no tienes una bronca, pero tampoco es algo que pondrías en tu compu (bueno, esa es la versión que manejas frente a la sociedad).
Antena 3

O sea, si te lo encuentras por ahí, no tienes una bronca, pero tampoco es algo que pondrías en tu compu (bueno, esa es la versión que manejas frente a la sociedad).

2. Pero por ahí del jueves, ya empiezas a poner ESA lista.

Obviamente, en sesión privada. Aún no entiendes qué fenómeno ocurre en tu cuerpo, pero te llega semanalmente, sin falta.
Spotify / BuzzFeed

Obviamente, en sesión privada. Aún no entiendes qué fenómeno ocurre en tu cuerpo, pero te llega semanalmente, sin falta.

3. Pasas por negocios que tienen perreo y tu cuerpo empieza a reaccionar sin pedirte permiso.

New Line Cinema

No hay vuelta atrás: tu transformación está iniciando y todavía ni es viernes.

4. Practicas tus pasos de baile frente al espejo (sí, sabes que lo haces).

Aquí ya valió: sabes que tu cuerpo se está preparando para entregarse al llamado del reggaetón.
Walter Disney

Aquí ya valió: sabes que tu cuerpo se está preparando para entregarse al llamado del reggaetón.

5. Para salir el viernes, escoges la ropa ideal.

Ropa cómoda y sexy, y zapatos que estilicen tu baile. Obviamente no vas a llevar una megabolsa o una chamarra enorme porque, lo que menos quieres, es que algo te estorbe para lucirte.
HBO

Ropa cómoda y sexy, y zapatos que estilicen tu baile. Obviamente no vas a llevar una megabolsa o una chamarra enorme porque, lo que menos quieres, es que algo te estorbe para lucirte.

6. Llegando a la fiesta, muestras timidez para despistar.

Comedy Central

Todo tranqui, con tu chela, compartiendo bellos momentos con tus amigos, mientras la música sólo es un ruido de fondo.

7. Pero entonces suena "tu rola"...

MTV

Dato interesante: una vez que ya te enfiestaste, todas las rolas son tus rolas.

8. En algún punto, compartes momentos íntimos con alguien.

"Pero eso no quiere decir que pa' la cama voy", como dice el himno de Ivy Queen (el cual obviamente conoces porque lo bailas cada fin).
Twitter: @LaPeperecha

"Pero eso no quiere decir que pa' la cama voy", como dice el himno de Ivy Queen (el cual obviamente conoces porque lo bailas cada fin).

9. Tu momento de gloria llega cuando perreas hasta abajo.

Esperaste toda la semana para darlo todo en este paso. Mientras desciendes hacia el suelo, ves tu vida pasar frente a tus ojos y sabes que lo estás haciendo bien.
Walt Disney Pictures

Esperaste toda la semana para darlo todo en este paso. Mientras desciendes hacia el suelo, ves tu vida pasar frente a tus ojos y sabes que lo estás haciendo bien.

10. Pero siempre necesitas ayuda para levantarte de ese paso.

Aquí es donde conoces a los verdaderos amigos: cuando te extienden la mano para levantarte del suelo.
Filippo Monteforte / AFP / Getty Images / BuzzFeed

Aquí es donde conoces a los verdaderos amigos: cuando te extienden la mano para levantarte del suelo.

11. Sudas cabrón y no es nada sexy.

En tu mente, eres una persona sensual bañada en sudor, pero en la realidad brillas, hueles feíto y has perdido cualquier rastro de guapura.
Universal Studios

En tu mente, eres una persona sensual bañada en sudor, pero en la realidad brillas, hueles feíto y has perdido cualquier rastro de guapura.

12. En algún punto piensas que ya diste todo de ti.

Pero hay una fuerza sobrehumana (llamada "La Gasolina") que te devuelve la vida.
Twitter: @javieer124

Pero hay una fuerza sobrehumana (llamada "La Gasolina") que te devuelve la vida.

13. Te entra el sentimiento con las lentas.

Las bailas mientras lloras. Sí, es algo muy extraño, pero sucede al final de la noche.
Twitter: @DorethyPadron

Las bailas mientras lloras. Sí, es algo muy extraño, pero sucede al final de la noche.

14. Al otro día te duele el cuerpo, tienes moretones y te quieres morir.

Tu cuerpo es un mapa del perreo intenso que cometiste anoche. Auch.
20th Century Fox

Tu cuerpo es un mapa del perreo intenso que cometiste anoche. Auch.

15. Obviamente, hay videos de ti perreando.

No sólo te duele el cuerpo, también el alma. ¿La dignidad? Bueno, esa más bien está perdida.
El Trece

No sólo te duele el cuerpo, también el alma. ¿La dignidad? Bueno, esa más bien está perdida.

16. Te prometes que no lo volverás a hacer en mucho tiempo.

Pero, mientras se acerca el fin, vuelves a sentir el perreo apoderándose de toda tu persona.
Tv Azteca

Pero, mientras se acerca el fin, vuelves a sentir el perreo apoderándose de toda tu persona.