back to top

19 Espeluznantes temores que no reconocerás si eres de los que no tuvo infancia

Los palazos en la piñata y perder nuestros tazos el mismo día, crecer en los 90 no fue nada fácil.

publicado

2. Que te bajaran todos tus tazos.

Instagram: @jellyoctopuz

Por muy pro que fueras, hubo al menos una vez en la que te ganaron todos tus tazos en el recreo. Fue difícil superarlo, pero lo hiciste (chingándole toda su colección a un vecino, obviamente).

Publicidad

4. Llevar la película sin regresar y que te cobraran extra.

Twitter: @ladianabrina

No es que no tuvieras la tecnología para hacerlo (obvio tenías tu regresadora de coche moderno), pero siempre se te iba la onda y terminabas poniéndolo del dinero que te daban tus papás.

Publicidad

10. El niño drogado del anuncio de "Vive sin drogas".

TV Azteca

Por más que querían hacerlo "para chavos", con un rap prendido y una flor que nos daba consejos mientras tiraba barrio, ese niño pasoneado se metió en nuestras pesadillas más profundas.

11. La "MORDIDA, MORDIDA".

Instagram: @esmeviob

Se suponía que tenía que ser el mejor día del año, pero en vez de eso se convertía en un reto para tus primos, que te empujaban con todas sus fuerzas contra el pastel, hasta que se te metía en la nariz. :(

12. Abrir un bote de helado y sufrir la decepción más grande de tu vida.

Twitter: @ikissyoujonas

Vivir este suceso tan doloroso en la infancia nos prepara para cualquier desilusión futura que, obvio, no se le compara.

Publicidad

13. El Chupacabras.

TV Azteca

Ahora, podemos aceptar tranquilamente que su existencia suena ridícula, pero por ahí del 94 no nos dejaba dormir la idea de que se metiera en nuestro patio y succionara la sangre de nuestras mascotas. ¿El Coco, qué?, ¡el Chupacabras sí daba miedo!

14. Los anuncios de "Ojo, mucho ojo".

Televisa

Empezaban con una alarma, luego sonaba una música de thriller en una escena en la que algún adulto intentaba llevarse a un niño "a escondidas", a hacer cosas "vergonzosas". Todo mal porque ni siquiera nos hablaban derecho y sí, nos traumaron.

17. Perder todo tu dinero del recreo jugando Lotería.

Instagram: @laninmtz

Probablemente esto era peor que perder tus tazos porque era DINERO. Todos los billetes de $10 con la cara de Emiliano Zapata que lograste ahorrar, desaparecieron frente a tus ojos muchos domingos.

18. De hecho, el cambio a los nuevos pesos fue un gran trauma.

Rede Globo

Apenas estábamos aprendiendo a hacer cuentas chido con los viejos pesos y de la nada nos dijeron que mil pesos ahora eran UN peso. ¿Queeeé?

Patrocinado

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss