back to top

16 Cosas que debes saber antes de interrumpir tu embarazo

La información que necesitas para hacerlo de manera segura en México.

publicado

1. La interrupción del embarazo no es legal en todos lados.

Natalia-flurno / Getty Images

Antes de considerar interrumpir tu embarazo, es importante que sepas si en tu estado está permitido o no y bajo qué causas.

- Interrupción voluntaria: Únicamente es legal en la Ciudad de México, dentro de las primeras doce semanas de ges­tación y sin importar de qué estado provengas.

- Interrupción por cuestiones de salud: De acuerdo al Grupo de Información de Reproducción Elegida (GIRE), solamente catorce entidades federativas del país tienen causal de salud. Esto significa que solo en catorce estados es posible realizar un aborto cuando y únicamente, la salud del paciente está en riesgo.

"Este requisito puede constituir un obstáculo para el ejercicio del derecho a la vida privada y la salud las mujeres", afirma Ofelia Bastida, abogada especialista en litigación de derecho reproductivo del GIDE.

- Interrupción por delito de violación: Actualmente es la única razón que está permitida en todo el país.

De acuerdo con la Secretaría de Salud, "ocurren 120 mil violaciones al año en México, aproximadamente una cada cuatro minutos" (La Jornada, 2010).

En otros estados existen distintas causales para el aborto sin penalización legal como por ejemplo, riesgo grave para la vida, alteracio­nes genéticas en el producto, inseminación artificial no consentida y situación económica. Aquí puedes ver el mapa de qué se permite en cada estado.

2. Hay diferentes razones para interrumpir un embarazo, pero la decisión es tuya.

Independientemente de la causa que te haya hecho considerar el interrumpir tu embarazo, debes estar consciente de que es una decisión completamente autónoma. ¿Qué significa esto? Que solo tú puedes tomar la decisión de hacerlo.

En lo que respecta a las leyes mexicanas, no necesitas la autorización de tu pareja o familiares para realizar el procedimiento. En caso de ser menor de edad, es necesario acudir con un adulto. Sin embargo, ninguna institución debe requerir que alguien más decida por ti.

Con eso en mente, es importante que tomes en cuenta tu salud y tu plan de vida. Si las circunstancias lo ameritan y te sientes más cómoda platicando con tus allegados, apóyate en ellos, pero recuerda que en este caso tú decides.

3. La interrupción del embarazo es personal y confidencial.

"La interrupción de un embarazo no deseado es una experiencia que las mujeres asumen de acuerdo con sus condiciones individuales y con el entorno social en el que viven" (González de León y Billings, El Aborto en México, 2002). Esto quiere decir que la decisión que tomes ante un aborto puede estar influenciada por diferentes factores como tu plan de vida, tu familia, tu religión y tus valores.

Sin embargo, interrumpir un embarazo, ya sea por voluntad, salud o factores económicos, es una decisión 100% personal que debe ser respetada.

Si te sientes más cómoda manteniéndolo privado, hazlo. Encuentra un apoyo, ya sea en amigos, familiares o pareja y compártelo únicamente con aquellos que sabes que quieren lo mejor para ti.

4. Realizarte un aborto no es lo mismo que tomar la pastilla de emergencia.

Nats77 / Getty Images

La pastilla de emergencia solo funciona para prevenir el embarazo en las primeras 72 a 120 horas después del coito y cuando su uso es el correcto.

Definitivamente no funcionará si ya estás embarazada.

Si lo que buscas es interrumpir tu embarazo, debes acudir a una clínica especializada donde realicen un ILE (Interrupción legal del embarazo). Ahí recibirás la atención e información correcta y estarás en manos de especialistas que pondrán tu salud como prioridad.

Publicidad

5. Antes de interrumpir tu embarazo, acude con tu doctor.

Aún cuando te hayas realizado una prueba de embarazo y haya salido positiva, solo al acudir con tu doctor o a una clínica especializada y segura tendrás la certeza de que estás embarazada.

Tu ginecólogo te realizará una serie de preguntas y probablemente un estudio de laboratorio o ultrasonido para asegurarse de tu condición y el tiempo que llevas de embarazo. Esto, más el análisis de tu salud, determinará qué tipo de método abortivo es el indicado para ti.

6. Evita a toda costa realizarte un aborto inseguro: solo pondrás tu salud en riesgo.

Thinkstock

Según la OMS, el 13% de las muertes maternas a nivel internacional se debe a las complicaciones de un aborto en un lugar clandestino. En otras palabras, se estima que 67,000 mujeres mueren al año por esta razón.

La Secretaría de Salud de la CDMX cuenta con trece clínicas de Salud Sexual y Reproductiva que brindan el servicio de Interrupción Legal del Embarazo sin costo alguno y sin importar de qué estado de la República seas.

Además, también existen clínicas privadas que realizan el servicio de manera legal, confiable y confidencial. Es muy importante que verifiques que la clínica a la que irás cuente con todos los requisitos para darte un servicio legal y seguro y no poner en riesgo tu salud.

7. Existen personas que intentarán hacerte cambiar de opinión.

No todo mundo está de acuerdo con el tema del aborto. Existen grupos de distinta índole que puedes encontrar a la entrada de los Centros de Interrupción del Embarazo y que pueden tener opiniones opuestas a la tuya respecto al aborto.

Procura que cualquier estudio, información o requisito que necesites, provenga de una clínica segura y legal.

8. Contempla todas las alternativas antes de tomar una decisión final.

Lo más importante es que discutas absolutamente todas tus dudas con el doctor, tanto del procedimiento como de lo que pasará una vez que lo realices. Es importante que también te informes de otras alternativas si así lo deseas, como la adopción, para poder tomar la mejor decisión.

Publicidad

9. El número de semanas que tengas embarazada SÍ hace una diferencia.

Thinkstock

De acuerdo con la OMS, los métodos más adecuados para el primer trimestre incluyen el aborto quirúrgico por aspiración y el aborto médico (una combinación de distintos compuestos médicos).

En México, es ilegal interrumpir tu embarazo por voluntad propia después de las doce semanas. Solamente si se trata de un asunto de salud, el doctor determinará qué método debe practicarse.

10. Antes de las 12 semanas, tú puedes escoger qué tipo de método prefieres.

Tu salud puede jugar un papel importante para decidir cuál realizarte, pero en un principio tú tienes la decisión, según nos cuenta el Director Médico de Marie Stopes, el Dr. Alfonso Carrera Riva Palacio.

"Mientras que el procedimiento médico dura de cuatro hasta catorce días y el de aspiración es inmediato, ambos son seguros", comenta el Dr. Carrera Riva. Existe un porcentaje menor, en el caso del procedimiento médico, de continuación del embarazo. Es decir, este procedimiento requiere un chequeo posterior obligatorio para asegurarse que no haya quedado ningún remanente en tu útero.

Al final, la decisión de qué método escoger es tuya.

11. Prepárate antes del procedimiento como te lo indique el doctor.

Thinkstock

Según las recomendaciones de la OMS, tu doctor te preparará de acuerdo al método abortivo que hayan discutido y que es mejor para tu salud. Esto puede incluir antibióticos para evitar el riesgo de infección post-procedimiento.

El método de aspiración manual puede tomar entre 5 y 15 minutos. Sin embargo, para la preparación tendrás que llegar antes y llevar contigo ropa cómoda.

12. La revisión post-aborto es igual de importante que el procedimiento en sí.

Sin importar qué tipo de aborto te realices, deberás regresar a revisión entre los primeros siete a quince días después del procedimiento (aunque sea médico y no quirúrgico).

"La tasa de continuación del embarazo es del 3% en el proceso de medicamento. Por eso mismo se hace un seguimiento a los catorce días, para saber si este proceso está resuelto o no. Si no, se medica otra dosis o se contempla la posibilidad de una intervención quirúrgica", comenta el Dr. Carrera Riva.

Publicidad

13. Si la interrupción del embarazo es realizada de manera segura y legal, el riesgo de tener complicaciones es menor.

De acuerdo con el Colegio Americano de Ginecología y Obstetricia, después de interrumpir tu embarazo, es probable que presentes un sangrado mayor que en tu periodo. Algunos otros síntomas como nausea, dolor pélvico, vómito o diarrea pueden presentarse, pero dependen del tipo de método que hayas escogido.

En cualquier caso, si detectas algo irregular, presentas fiebre o dolor crónico, consulta inmediatamente con tu doctor.

14. Interrumpir tu embarazo de manera adecuada no va a dejarte infértil.

Thinkstock

Uno de los grandes mitos respecto al aborto es el riesgo de no poder tener hijos en el futuro. "No existe ninguna evidencia científica que pruebe que el aborto genera esterilidad, obesidad, partos prematuros o cáncer de mama", comenta el Dr. Carrera Riva.

Sin embargo, es importante señalar que esto solo es posible si el método abortivo se practica correctamente y de manera segura. Un aborto inseguro podría afectar tu capacidad de tener un bebé en el futuro.

15. Si no deseas embarazarte de nuevo después de realizarte el procedimiento, habla con tu doctor acerca de los métodos anticonceptivos disponibles.

"La reincidencia en el embarazo no deseado y el aborto puede ocurrir, por lo mismo se ofrecen métodos anticonceptivos", comenta el Dr. Carrera Riva. Una vez realizado el proceso, se deja a libre decisión el uso de un método anticonceptivo, aunque de acuerdo con el GIRE solo el 10% se rehusa a aceptar uno.

De acuerdo con el doctor y Director Médico de Marie Stopes, el aborto quirúrgico sí permite la aplicación inmediata de un dispositivo intrauterino, mientras que el método médico no permite hacerlo de inmediato. "Una vez que se garantiza que está limpia la matriz, se puede aplicar."

16. No dudes en buscar un apoyo psicológico si lo crees necesario.

Natalia-flurno / Getty Images

"Hay mujeres que podrían tener un duelo, ya sea por un aborto espontáneo, un aborto por causas de salud o por culpa de la decisión propia", comenta el Dr. Carrera Riva. Asimismo, es importante considerar la razón detrás de la interrupción del embarazo.

En casos de violación o una condición mental previa, la Asociación Americana de Psicología recomienda buscar un apoyo a través de la terapia. Algunas mujeres experimentan tristeza, duelo, sentimientos de pérdida, depresión o ansiedad después de la interrupción de un embarazo. Si te sientes así, no lo tomes a la ligera y acércate con un especialista.