go to content

¿Qué tan nefasto eres?

Hazte la prueba antes de que sea demasiado tarde.

publicado
  1. ¿Con cuáles de estas te identificas?

    Tienes más amigos por conveniencia que reales.
    A todos les dices “brother”, aunque no te acuerdes de su nombre.
    Traicionarías a cualquiera de ellos a la primera provocación.
    Tu apariencia es tu mayor orgullo.
    Tu mayor aspiración son posesiones materiales.
    Robas tuits.
    Eres capaz de enamorar a alguien sólo para llevarl@ a la cama.
    O eres capaz de salir con alguien sólo para hacer a otra persona celosa.
    Eres infiel.
    Has terminado una relación por WhatsApp.
    De hecho, nunca has cortado con alguien frente a frente.
    O ni siquiera mandas mensaje, simplemente desapareces.
    Siempre vas a los eventos de moda, aunque no sepas ni qué son.
    Prefieres parecer cool que ser buena persona.
    En las fiestas siempre eres el típico que pone música que a nadie le gusta.
    Te pones hasta el pito y le arruinas el buen rato a todos.
    Al día siguiente crees que es culpa de ellos por tomarse tan en serio tu mala copa.
    Cuando hablas con alguien no lo escuchas.
    Sólo esperas a que la otra persona termine de hablar para contar tu historia.
    Tu historia es idéntica a la que acabas de escuchar pero siempre es más cabrona.
    Y todas las anécdotas que cuentas por deporte son mentira.
    Te enoja cuando la gente no se ríe de tus chistes.
    Te enoja cuando la gente se ríe de los chistes de alguien más.
    Siempre quieres ser el centro de atención, aunque no tengas nada interesante que decir.
    Hablas de la gente a sus espaldas.
    Te llevas y no te aguantas.
    Admiras a los millonarios que hacen de este mundo un lugar peor.
    Crees que la vida es un concurso para ver quién es el más chingón.
    Si tienes la oportunidad, te metes a la fila.
    Has dado mordida y te quejas de la corrupción.
    Te pasas los altos y te quejas del tráfico.
    Buscas cualquier pretexto para pelearte.
    Disfrutas del fracaso de otros.
    Compraste una mascota carísima para cuidarla mal.
    Sacas a pasear a tu perro y no recoges su popó.
    Tiras basura en la calle.
    Eres muy religioso y quieres que todos a huevo crean en tu dios.
    Eres muy ateo y quieres que todos, a huevo, sean ateos.
    Crees que sólo tu ideología política es correcta y que todos los demás son cínicos o tontos.
    Gritas tus opiniones de política cuando nadie te las pidió.
    Esas opiniones se basan sólo en memes y cartones políticos que leíste en Facebook.
    Ahora que lo piensas, ni una de esas opiniones es tuya.
    Crees que sí sabes de política
    No te importa mentir para ganar un argumento.
    Siempre buscas una oportunidad para pasarte de listo.
    Estás contestando puras mentiras en este quizz.
    De hecho ya te quieres salir porque no soportas escuchar la verdad.
    Y antes de salirte vas a dejar un comentario muy enojado.
    Porque dejar comentarios enojados en artículos que no leíste es como tu hobbie.
    Eres pinche racista.
    Eres pinche sexista.
    Cuando vas a un restaurante tratas mal a los meseros.
    No dejas propina.
    Crees que haces lo correcto y tienes argumentos para no poner propina.
    Peor aún, ¡le explicas a las pobres almas que comparten tu mesa por qué no deben dejar propina!
    O eres de esos que llaman al gerente porque pediste tu agua con dos hielos y te trajeron tres.
    Eres la Lady o el Gentleman de algún video viral.
    No hay un segundo de tu vida que no compartas en redes sociales.
    Tu calidad como persona se mide en followers.
    O en likes.
    O en views.
    Eres vlogger.
    Cuando vas a un concierto lo grabas todo en tu celular. TO-DO.
    O peor, en tu iPad.
    Prefieres una buena selfie que una buena experiencia.
    Eres gerente de algo que a nadie le importa pero igual te sientes poderoso.
    Mencionas tu posición de poder cada vez que quieres trato preferencial.
    O peor, la mencionas para ligar.
    Le pagaste a Telcel varios miles de pesos por tu celular pero igual regateas en los tianguis.
    Haces spoilers a propósito.
    Cuando vas al cine dejas tu celular encendido a todo volumen.
    Contestas tu teléfono a media película.
    En la oscuridad de la sala, revisas tu Facebook con el brillo de la pantalla al 100%.
    Se acaban los cortos, apagan las luces... ¡Y aprovechas para tomarte una selfie con flash!
    Crees que puedes ser grosero porque "no te importa lo que piensen los demás".

¿Qué tan nefasto eres?

Para nada eres nefasto. Tu personalidad alivianada te ha llenado de amigos y tu compañía es un oasis en este desierto de gente falsa y a la defensiva. Sigue así, al mundo le sobran nefastos y le falta gente como tú.

Gramercy Pictures
Take quizzes and chill with the BuzzFeed app.
Get the app

Felicidades, eres una persona normal. Tienes tus defectos, igual que todos, pero tú al menos los reconoces. En todo caso, eres más agradable que la persona promedio y cualquier nefasto quisiera la fortuna de pasar tiempo contigo.

NBC
Take quizzes and chill with the BuzzFeed app.
Get the app

Ok, sí eres medio nefasto pero admitirlo es el primer paso. No tienes nada que demostrarle al mundo. Si te preocupas por cómo haces sentir a los demás, algunos te regresarán el favor. Pruébalo, con el tiempo el mundo se convertirá un lugar más cómodo. Es como magia.

Shia Labeouf
Take quizzes and chill with the BuzzFeed app.
Get the app

Pues ni hablar, eres un nefastófeles. No sé qué decir sin mentirte ni insultarte.

Getty Images
Take quizzes and chill with the BuzzFeed app.
Get the app

Un nefasto jamás nos seguiría en redes:

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss