Ir directo al contenido
    Updated on 14 dic. 2018. Posted on 16 jun. 2017

    18 experiencias que has tenido si usas una copa menstrual

    No, esa olla no es para cocinar. La he sacado para hervir la copa menstrual.

    by ,

    1. La primera vez que sostienes una copa menstrual en tus manos piensas, "Dios mío, ¿cómo va a caberme esto dentro?"

    Twitter: @yeaiguessidk

    "Lo siento, no puedo ir a trabajar porque tengo que pasar el día entero poniéndome la copa menstrual".

    2. Enseguida descubres que no hay medias tintas. O sientes como si un elefante hubiera fijado su residencia dentro de ti, o no sientes absolutamente nada.

    Twitter: @brilho_luanS

    Si la sientes, es que te la has puesto mal. Pero no te preocupes, todo se consigue con la práctica.

    3. Y es un fastidio darte cuenta de que tal vez necesites varios ciclos para acostumbrarte, y que, hasta entonces, te enfrentarás a unas cuantas fugas.

    Twitter: @b9206_

    La paciencia es una virtud, ¿verdad?

    4. El alivio que sientes cuando descubres que puedes cortarle el tirador sin tener que preocuparte por él.

    Twitter: @FeelsBadM4n

    Y que la copa es supercómoda. ¡El tirador era el culpable desde el principio!

    5. Parece como si cada vez que tienes que quitarte la copa y tienes prisa, cueste más sacarla.

    Twitter: @haypmel

    Sientes una sensación de pánico pensando que nunca podrás sacarla de ahí, pero ¡RESPIRA HONDO, TÍA! ¡Puedes hacerlo!

    6. Tienes que descubrir el estilo de origami específico y hecho a medida que te funciona.

    Twitter: @punxlock

    Flor de loto.

    7. Tener que explicar que no has sacado esa olla para cocinar, sino porque es el momento de hervir tu copa.

    Twitter: @wtfjaine

    Y por eso es por lo que guardas una olla de cocina en el armario de la ropa blanca.

    8. Cuando te acostumbras a la copa y de repente tienes miedo de olvidarte de ella y dejártela puesta para siempre.

    9. Descubrir que existen copas menstruales desechables y pensar "¿¿PARA QUÉ??"

    giphy.com

    ¡En serio!

    10. Sentir que la copa protesta cuando intentas ir al baño.

    Twitter: @MagnataSdv

    "¿Estás intentando expulsarme? Porque saldré despedida de ahí si eso es lo que pretendes". —Tu copa.

    11. Y nunca te das cuenta de cuánto se mueve tu vagina hasta que tienes dentro una copa menstrual.

    giphy.com

    En serio.

    12. Incluso deseas que te baje la regla para poder usar la copa.

    Twitter: @badmadsadgrl

    Bueno, a lo mejor tampoco tanto.

    13. Nada puede fastidiarte tanto el día como olvidar la copa en la olla con el agua hirviendo.

    Twitter: @aalinemarttins

    Es una tragedia.

    14. Cuando te encuentras con otra usuaria de la copa, enseguida sientes un vínculo de hermandad con ella.

    Twitter: @thingstrangerbr

    Pura sororidad.

    15. Siempre sientes una sensación de orgullo por ser ecológica, y por no tener que volver a lavar la papelera del cuarto de baño otra vez.

    Twitter: @barbarizzei

    ¡Y por fin te libras de usar un rollo entero para limpiarte!

    16. Sin duda, has desarrollado intolerancia a las compresas normales.

    Twitter: @foladapita

    ¡No hay vuelta atrás!

    17. Cuando te obsesionas un poco, y empiezas a comprar un montón de bonitas copas nuevas, aunque sabes que solo necesitas una.

    Flickr: excel-chan

    ¡Aguanta el impulso! No necesitas una copa a juego con cada vestido.

    18. Y no eres capaz de escuchar a alguien hablar sobre las copas menstruales sin meterte en medio para decir lo fantásticas que son.

    Twitter: @oraporra

    ¡Todo el mundo merece tener este trocito de magia en sus vidas!

    Este artículo se ha traducido del portugués.

    Este artículo ha sido traducido del inglés.

    Want to be the first to see product recommendations, style hacks, and beauty trends? Sign up for our As/Is newsletter!

    Newsletter signup form