back to top

AMLO reducirá 50% la publicidad del Gobierno Federal y esto es lo que significa

Algunos medios que basan su modelo de negocio en la publicidad oficial estarán en riesgo de desaparecer.

publicado

Algunos ejecutivos de medios de comunicación y periodistas emprendedores han de estar haciendo cuentas sobre los ingresos que perderán durante el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, quien asumirá la Presidencia de México el 1 de diciembre y ha prometido reducir 50% el gasto en publicidad oficial: para muchos medios, el gasto público en publicidad representa más de la mitad de sus ingresos.

Las medidas anunciadas por AMLO y su equipo prometen un cambio de raíz en un montón de cosas y lo que no pudo hacer la ley para regular la publicidad, aprobada en abril pasado por orden de la Suprema Corte, podría hacerlo el programa de austeridad del próximo gobierno: eficientar el gasto público en lo que Fundar define como “la compra de espacios en los medios de comunicación por parte de los gobiernos para difundir información a la ciudadanía”.

GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM

Con menos dinero por ejercer, la asignación deberá hacerse con mayor tino y buscando el mayor rendimiento posible de la inversión, lo que posiblemente dejará fuera del mercado a algunas opciones informativas. Sólo en la Ciudad de México, para dimensionar el asunto, existen 27 periódicos en circulación, desde los gratuitos Publimetro, Máspormás y 24 Horas, hasta los de paga, como Excélsior, La Jornada y Basta! Además de revistas (83), radiodifusoras en AM (34) y FM (30), televisoras (17) con hasta cuatro canales digitales y sitios en internet (YouTube, Cultura Colectiva, SDP Noticias o Uno TV, por mencionar algunos).

La reducción de 50% del gasto en publicidad oficial federal pondrá a prueba la calidad de las iniciativas privadas de contenido en un mercado abierto y provocará cambios visibles en el ecosistema de medios.

1. Algunos medios que basan su modelo de negocio en la publicidad oficial estarán en riesgo de desaparecer.

Sin contar el gasto que hizo el Gobierno Federal en publicidad oficial, de 8,500 millones de pesos, durante 2016 se registró una inversión publicitaria privada en todo el país de 79,633 millones de pesos, el doble del presupuesto con el que trabajó la UNAM ese año, según cifras publicadas por la consultoría PwC y la asociación de agencias de publicidad Iab México.

La publicidad privada no alcanza para todos y se harán necesarias nuevas formas de financiamiento. Para los medios que operan con un modelo basado en la publicidad oficial, la reducción que promete AMLO repercutirá seriamente en sus finanzas. Algunos estarán en riesgo de desaparecer si no transforman su negocio en un mercado dominado entre los medios tradicionales por la televisión y, entre los digitales, por Google y Facebook.

ESPECIAL TELEVISA /CUARTOSCURO.COM

2. Una mayor competencia por el presupuesto privado para publicidad y búsqueda obligada de nuevos modelos de negocio.

El crecimiento del presupuesto privado en publicidad fue de apenas 7% entre 2015 y 2016, de acuerdo con los datos de PwC y la Iab México. Las plataformas de siempre concentran la mayor inversión. La televisión abierta es vista por 7 de cada 10 consumidores de contenidos en México (Televisa y TV Azteca, principalmente), según la Encuesta Nacional de Consumo de Contenidos Audiovisuales 2016 del IFT.

Con una reducción a la mitad de la publicidad del Gobierno Federal, los medios deberán pelear cada pauta ofreciendo mayores incentivos y estímulos a consumidores y anunciantes. También deberán transitar hacia fuentes de ingresos que repercutan en una mejor calidad del contenido y en mejores servicios. En digital, esto representará un doble esfuerzo, pues 1 de cada 4 consumidores utiliza software para bloquear la publicidad invasiva e irrelevante.

3. Una saturación de ofertas de infoentretenimiento y “noticias virales” para captar y retener audiencias.

La nueva circunstancia puede ser un aliciente para ofrecer mejores contenidos, pero también podría repercutir en sentido contrario: en una mayor oferta de infoentretenimiento y “noticias virales”, de contenido soft que cautive a las audiencias y descuide el contenido valioso para nuestras comunidades, informado e inteligente que ayude a entender y transformar la realidad.

Una mejor calidad de nuestra participación ciudadana genera mejores servicios públicos y contribuye a robustecer la democracia, contribuye a la exigencia de igualdad y fomenta la empatía. Suena a choro, pero es verdad, y la industria cultural juega un papel crucial: necesitamos medios que ofrezcan diversión y entretenimiento y también medios que reten nuestros prejuicios y sirvan de contrapeso al poder.

Periodista. Desde 2010 edita la versión digital de El Economista en la Ciudad de México. Maestro en Transparencia y Protección de Datos Personales por la Universidad de Guadalajara. Tiene especialización en derecho de las telecomunicaciones y las tecnologías de la información. Contacto: soto.galindo@gmail.com https://twitter.com/holasoto http://economicon.mx

Contact José Soto Galindo at inigo.arredondo+economicon@buzzfeed.com.

Got a confidential tip? Submit it here.