21 Malos hábitos de belleza que debes dejar de hacer antes de los 30

    Vas a agradecer haber leído este post.

    1. No dormir suficiente.

    Twitter: @soylagrumosa

    Sí, es complicado, pero intenta dormir al menos seis horas diariamente, de lo contrario empezarás a ver ojeras, arrugas y manchas en tu rostro.

    2. Hablando de dormir, también te hace daño acostarte siempre del mismo lado.

    makeameme.org

    Es muy común que un lado de tu cara tenga más granitos porque es sobre el que duermes diario. Lo mejor que puedes hacer para evitarlo es variar tu postura y cambiar tus fundas de almohada al menos una vez por semana.

    3. No usar protector solar TODOS los días.

    Yomogi1 / Getty Images

    Si creías que sólo necesitas ponerte bloqueador cuando vas a la playa, estás equivocado. Lo mejor que puedes hacer para evitar daños irreversibles en tu piel, como manchas o arrugas, es usar diariamente un producto con FPS 30.

    4. Sentarte en una mala postura.

    Kowalska-art / Getty Images

    Seguro has oído mil veces que sentarse chueco es malo para tu columna pero, ¿sabías que también te causa arrugas? A largo plazo, bajar la mirada para escribir o usar tu computadora hace que te salgan arrugas en el cuello y te hace más papada.

    5. No tomar agua.

    Habun / Getty Images

    Sabemos que todo el día estás ocupado y que ODIAS pararte mil veces al baño, pero no tomar al menos dos litros de agua diariamente hace que tu piel se vea apagada, con arrugas y hasta te hace subir de peso.

    6. Amarrarte el cabello cuando todavía está mojado.

    Getty Images/ Buzzfeed México

    Si tienes el pelo largo, es súper común que después de bañarte te hagas una colita o un chongo para quitártelo de la cara. Este es un pésimo hábito, pues hace se quiebre. Lo mejor es dejarlo suelto o, de plano, hacerte una trenza flojita.

    7. Ponerte los pasadores con la parte que está en zig-zag hacia arriba.

    8. Usar agua demasiado caliente al bañarte.

    Elvetica / Getty Images

    Sí eres de los que usan agua hirviendo en la regadera, lamentamos decirte que sólo estás dañando tu piel y cabello. Mientras que la piel se reseca, el cabello no absorbe adecuadamente el acondicionador. Prueba usar agua tibia.

    9. Comerte las uñas.

    Nickelodeon

    ¡Por favor no lo hagas! Morderte las uñas no solamente hace que se vean feas, sino que también desgasta tus dientes. Una manera de dejar este hábito es hacerte manicure seguido, verás que cuando pienses en lo que te gastaste, vas a querer alejar tus manos de tu boca.

    10. Dormir con maquillaje.

    Bakhtiar_zein / Getty Images

    En serio, desmaquíllate antes de dormir. Piensa que, al final del día, no sólo el maquillaje se va a quedar pegado en tu almohada, sino también todo lo que estuvo en contacto con tu rostro durante el día. ¡Ew!

    11. Tener tus brochas de maquillaje con todas tus cosas en tu bolsa...

    Phanasitti / Getty Images

    Y, todavía peor, jamás lavarlas. Es típico guardar tus brochas junto con el teléfono, las llaves, la cartera, etc. Imagínate toda la suciedad que estás llevando a tu cara cuando las utilizas para ponerte maquillaje.

    12. Guardar tu maquillaje por años.

    Viki2win / Getty Images

    Sí, da coraje tirar esas sombras que te salieron carísimas, pero si tienen más de dos años, es muy probable que estén echadas a perder. Quedarte con un producto caducado sólo va a hacer que deje de pintar bien y tengas problemas en la piel.

    13. Exprimirte un granito...

    Viki2win / Getty Images

    Y hacerlo con las manos sucias. Tal vez piensas que así va a desaparecer más rápido, pero la verdad es que, sólo vas a dejarte una cicatriz y puedes causarte una infección. Mejor un producto específico para que desaparezca y ten paciencia.

    14. Usar el celular o cualquier otro dispositivo con luz antes de dormir.

    Lightcome / Getty Images

    Quedarte dormido stalkeando a tu crush te está haciendo viejo. Hay estudios que prueban que la exposición a la luz que emiten los dispositivos disminuye la producción de melatonina, una hormona que ayuda a la piel a regenerarse.

    15. Usar acondicionador en todo el pelo.

    Getty Images/ Buzzfeed México

    La función principal del acondicionador es llenar de nutrientes las puntas del cabello, porque es la parte a la que menos llegan de forma natural. Lo mejor es aplicar el acondicionador de la mitad hacia abajo.

    16. Compartir maquillaje.

    Bananastock / Getty Images

    Sí, es súper divertido arreglarse en grupo y compartir los productos, pero, aunque no lo creas, esto puede causarte problemas en la piel como acné o infecciones.

    17. Nunca lavar tu cepillo de pelo.

    Vitaliiphoto / Getty Images

    Un millón de pelos no es lo único asqueroso que vas a encontrar en tu cepillo si pasas mucho tiempo sin lavarlo, ahí mismo se acumulan todos los productos y la mugre que se pega en tu pelo... por días.

    18. Usar el mismo rastrillo por meses.

    Yomogi1 / Getty Images

    ¿Cada cuánto cambias tu rastrillo? Lo ideal es hacerlo después de tres a cinco rasuradas pues, si no lo haces, además de perder filo, va a ocasionarte vellitos enterrados y granitos.

    19. Usar los cosméticos de los mostradores directo del mostrador.

    Nd3000 / Getty Images

    Nunca sabes cuánto tiempo lleva el maquillaje ahí, mucho menos quién lo usó antes de ti, entonces, ¿por qué lo pondrías en tu cara? Pídele a los vendedores un algodón, un cotonete o una brochita desechable si quieres probártelo.

    20. Agitar las botellas de barniz de uñas.

    Zoranm / Getty Images

    En vez de agitar tu barniz de uñas por todos lados, ponlo entre tus manos y gíralo entre ellas, como si quisieras quitarte el frío. Así no metes aire en la botella y evitarás que se hagan burbujitas al momento de pintarte las uñas.

    21. Sentarte con las piernas cruzadas.

    Freemixer / Getty Images

    Aunque tú te sientas como la misma Meghan Markle al sentarte con las piernas cruzadas, esto puede causarte problemas como varices debido a la falta de circulación. Trata de no hacerlo demasiado.

    ¿Quieres recibir contenidos para sentirte cada vez mejor contigo? ¡Suscríbete a nuestro newsletter de Estilo y Bienestar!



    Si no puedes ver la casilla anterior, suscríbete aquí.