Posted on 29 de febrero de 2016

    Así es como se ve por dentro una fábrica de muñecas sexuales

    Robert Benson explora con su cámara una faceta inusual del erotismo.

    Robert Benson es un fotógrafo de San Diego, California.

    Robert Benson / Via robertbenson.com

    Mientras estaba en Japón, buscando inspiración para un proyecto, descubrió este tipo de muñecas sexuales.

    No sólo eso, también descubrió que la fábrica de la marca Real Doll está muy cerca de su casa, en San Diego.

    Robert Benson / Via robertbenson.com

    Ahí, Robert descubrió una industria llena de artistas.

    Robert Benson / Via robertbenson.com

    Profesionales que se enorgullecen de su trabajo.

    Robert Benson / Via robertbenson.com

    El producto sin terminar no es el más atractivo, pero toma una gran dedicación lograr estos resultados.

    Robert Benson / Via robertbenson.com

    El trabajo de estos artistas es recrear en látex la belleza del desnudo humano.

    Robert Benson / Via robertbenson.com

    Y su atención al detalle es impresionante.

    Robert Benson / Via robertbenson.com

    Cada una de estas muñecas es el resultado de un trabajo manual de semanas.

    Robert Benson / Via robertbenson.com

    Quizá lo más misterioso de esta sesión fotográfica sea la descontextualización de la belleza humana.

    Robert Benson / Via robertbenson.com

    La automatización del erotismo.

    Robert Benson / Via robertbenson.com

    El desapego con el que estos profesionales reproducen los distintos matices de la sexualidad humana.

    Robert Benson / Via robertbenson.com

    Los precios de cada muñeca van de los 5,000 a los 7,000 dólares.

    Robert Benson / Via robertbenson.com

    Hay muñecos femeninos, masculinos y transgénero; de todas las razas y con varios rostros para escoger.

    Robert Benson / Via robertbenson.com

    Y son tan reales que te harán cuestionarte dilemas básicos sobre la humanidad.

    Robert Benson / Via robertbenson.com

    Puedes ver todas las imágenes y aprender más del fotógrafo aquí.