28 Tipos de tés e infusiones herbales y sus increíbles beneficios

    Cierra el gabinete de las medicinas y pon el agua a calentar.

    1. Té verde.

    Kazoka30 / Getty Images

    Sirve como antioxidante, o sea que retrasa los signos de envejecimiento. Depurativo, por lo que elimina los líquidos que a tu cuerpo le sobran. Digestivo, acelera el metabolismo y ayuda a bajar de peso.

    También refuerza el sistema inmunológico por todas las vitaminas A,B y C que tiene.

    2. Té negro.

    Nathalie / Via Flickr: naterkins

    Es un estimulante mental, por lo que es buenísimo para la memoria y para procesar mejor la información.

    Se recomienda para quitar dolores de cabeza y para prevenir enfermedades cardíacas.

    3. Té blanco.

    Alfernec / Getty Images

    Por sus efectos antioxidantes ayuda a rejuvenecer las celulas de tu cuerpo, al mismo tiempo que es diurético. Tiene un alta concentración de vitaminas C y E.

    4. Té rojo.

    Hapal / Via Flickr: hapal

    Es una opción natural para perder peso, ya que ayuda a acelerar el metabolismo lo que quema grasas y mejora el funcionamiento del hígado.

    5. Té azul.

    Formosa Wondering / Via Flickr: polanyi

    Muy bueno como antioxidante y para reforzar el sistema inmunológico.

    También regula la presión arterial y reduce el colesterol.

    6. Té de manzanilla.

    Avosb / Getty Images

    Una de la infusiones más prácticas y que suele haber en todos lados. Ayuda a disminuir el dolor de panza, la indigestión, los cólicos, la diarrea y la gastritis.

    También calma irritaciones oculares, enfermedades respiratorias y sirve para limpiar las heridas superficiales y el acné.

    7. Té de menta.

    Esad Hajdarevic / Via Flickr: heidarewitsch

    Un té muy funcional que sirve como antiséptico, antiespasmódico y digestivo.

    Además reduce los gases, mantiene a los mosquitos lejos y te da buen aliento.

    8. Té de tila.

    Rebecca Siegel / Via Flickr: grongar

    Sirve como tranquilizante del sistema nervioso y ayuda dormir mejor. Al mismo tiempo reduce problemas arteriales y cólicos.

    9. Té de valeriana.

    Jupiterimages / Getty Images

    Una infusión ideal para relajarte y tranquilizarte. Funciona como sedante, baja la presión arterial y reduce la circulación, por eso, debes tener cuidado en la cantidad que consumes.

    10. Té de anís.

    Alien185 / Getty Images

    El té de anis es muy bueno para la digestión, así que tómalo después de una comida pesada. También es calmante por lo que ayuda con la ansiedad y sirve para conciliar el sueño.

    11. Té de romero.

    Yelenayemchuk / Getty Images / Via mejorconsalud.com

    Este té es buenísimo para reforzar tu memoria y mejorar tu circulación.

    12. Té de boldo.

    snap713 / Via Flickr: 30403793@N03

    Cura malestares estomacales y ayuda con problemas vesiculares y del hígado. También es antioxidante y antiinflamatorio.

    13. Té de jengibre.

    Manukaphoto / Getty Images

    Es buenísimo para darte energía, estimula el sistema digestivo y al mismo tiempo lo calma, por lo que funciona perfecto cuando tienes nauseas.

    14. Té de lavanda.

    Igor_aleks / Getty Images

    Tanto seca como en té, la hoja de lavanda es sumamente relajante y tranquilizante al mismo tiempo que puede ayudarte a levantar los ánimos.

    Ayuda a bajar la fiebre y calma los malestares estomacales y respiratorios.

    15. Té de bálsamo de limón.

    Gresei / Getty Images

    Buenísimo para regular la tiroides, calmar la ansiedad y curar las aftas. También es bueno para la memoria y hacerte sentir de mejor humor.

    16. Té de jamaica.

    Spaxiax / Getty Images

    Por la cantidad de vitamina C que tiene es perfecto para reforzar tu sistema inmunológico y ayudarte a reducir tu colesterol y presión arterial. Se recomienda para las personas con hipertensión.

    17. Té de cardamomo.

    Alexandr Vlassyuk / Getty Images

    Si tienes nauseas, gases o indigestión, un té de cardamomo puede ayudarte. Lo mismo si tomaste mucho café, esta semilla te ayuda a sacar la cafeína de tu cuerpo y sacar las flemas cuando tienes enfermedades pulmonares.

    18. Té de rosa mosqueta.

    Tycoon751 / Getty Images

    Una de las mejores fuentes de vitamina C, ideal para cuando necesitas reforzar tu sistema inmunológico.

    19. Té de citronela.

    Pattymalajak / Getty Images

    Después de una comida pesada, un té de citronela te ayudará a acelerar el metabolismo y mejorar tu digestión.

    20. Té de equinácea.

    Alexraths / Getty Images

    Antes y durante una gripa, el té de equinácea funciona muy bien para ayudar a controlar los insoportables síntomas. Activa el sistema inmune y alivia el dolor.

    21. Té de zarzamora.

    Olgakr / Getty Images / Via rbgsocialclub.wordpress.com

    Antioxidantes, antioxidantes, antioxidantes. Todos los que necesites.

    22. Té de diente de león.

    Oksana Kovach / Getty Images

    Calma el dolor, sobre todo a aquellos que sufren de gastritis. Ayuda a desechar líquidos y limpiar el sistema digestivo.

    23. Té de espino blanco.

    Yelenayemchuk / Getty Images

    Mejora la salud cardiovascular y la circulación. Ayuda a reducir el sodio en el cuerpo y actúa como relajante.

    24. Té de canela.

    Lisovskaya / Getty Images / Via thefitindian.com

    Buenísimo para bajar de peso, reforzar defensas y controlar los niveles de azúcar en la sangre.

    25. Té de azahar.

    Laura D'Alessandro / Via Flickr: flossyflotsam

    Si sufres de calambres o dolores musculares el té de azahar puede ayudarte a calmar dolores.

    26. Té de oregano.

    Ultra F / Getty Images

    Hay muchas cosas buenas que el té de oregano hace por ti: es antioxidante, protege el hígado, acelera los proceso digestivos, reduce los cólicos, favorece la circulación sanguínea y actúa como expectorante y antiinflamatorio.

    27. Té de hinojo.

    Handmadepictures / Getty Images / Via tuinfusion.com

    Además de ayudar con problemas digestivos es considerado un eficaz afrodisiaco.

    28. Té de salvia.

    Volosina / Getty Images

    Buenísimo para las mujeres en periodo de menstruación o durante la menopausia. También ayuda a la digestión y reduce los gases.

    Recuerda que todo consumo debe ser moderado, incluso cuando hablamos de tés e infusiones herbales.

    *Consulta a tu médico sobre tu consumo de tés e infusiones si estás embarazada, en lactancia o sufres de alguna condición particular.

    ¡Síguenos en Facebook y Twitter!

    ¿Quieres recibir contenidos para sentirte cada vez mejor?

    ¡Suscríbete a nuestro newsletter de Estilo y Bienestar!

    Newsletter signup form