back to top

Fui a una barbería hipster a que me hicieran lo que quisieran y esto fue lo que pasó

Spoiler: No fue tan malo como pensaba, de hecho estuvo bastante bien.

publicado

En el último par de años, la Ciudad de México ha vivido un boom de barberías hipster.

Cesarpix / Via instagram.com

Espacios que retoman las barberías clásicas de la era pre-estética unisex, pero les dan un giro moderno. Algo así como cortes clásicos para el siglo XXI.

Así que decidí aventurarme e ir a una para que hicieran lo que quisieran conmigo.

Warner Bros. Pictures

Cabe mencionar que ya había ida a una del tipo antes, pero nunca dejaba que me hicieran nada con la barba y siempre era MUY cuidadoso con el pelo.

Pero era momento de confiar una vez más, así que evité las tijeras por el mayor tiempo posible.

Luis Del Valle / BuzzFeed

Ya sé, no parece tan desastroso pero créanme que era mucho más difícil de peinar de lo que parece.

Publicidad

El lugar: Barbería de Barrio.

Luis Del Valle / BuzzFeed

Una de las más nuevas de la ciudad que se toma muy enserio lo de retomar lo clásico (tanto que la mayoría de los muebles son antiguos, incluyendo las sillas de barberos). El paquete que me dieron cuesta $330 e incluye corte y afeitada.

Publicidad

Al llegar, le dije a Iván que podía hacer el corte que quisiera.

Luis Del Valle / BuzzFeed

Me dijo que haría algo muy clásico, inspirado en los años 30 que seguiría la forma natural de mi pelo. Yo sólo pensaba: "NO QUINTO ELEMENTO, NO QUINTO ELEMENTO POR FAVOR".

Publicidad
Publicidad

Siguiente paso, la afeitada.

Luis Del Valle / BuzzFeed

Hasta este de punto de mi vida, nunca me había rasurado con algo que no fuera un rastrillo de esos que venden en el super, así que lo que seguía sería completamente nuevo para mí.

Todo el proceso incluyó masajitos, diferentes aceites para abrir los poros y lograr que la rasurada fuera al mismo tiempo una exfoliación.

Luis Del Valle / BuzzFeed

No sabía que los masajes de cara se sentían tan bien 😌.

Después siguió la crema para afeitar (la verdad es que desde la caricatura de Bugs Bunny quería ir a un barbero sólo por eso).

Lo que no esperaba es que cubriera hasta las patillas D: Al parecer fue para emparejar el fade y la barba.

Publicidad

El siguiente paso fue rasurarme con navaja y sí, traté de tomar una foto pero esta imagen vino a mi cabeza.

Warner Bros.

Así que preferí, en pos de la integridad de mi cuello, no moverme. Obviamente mi paranoia era una exageración, no tuve ni un rasguño.

Publicidad
Luis Del Valle / BuzzFeed

- Debes confiar en el barbero, sobre todo si tiene experiencia.

- Entre más información le des, le será más fácil elegir un gran corte para ti (qué usas para peinarte, qué tipo de trabajo tienes, qué tan seguido lo cortas).

- Vale la pena pagar los $330 por un buen corte + afeitada. Si le dan forma es más fácil darle mantenimiento en casa y se ve muy bien.

- Todo el proceso es una experiencia, es muy relajante, como ir al spa.

- Pero también puede ser muy tardado, tómate tu tiempo para disfrutarlo.

- El masaje + toalla caliente = experiencia religiosa.

- El masaje + toalla fría = No ahora por favor, ni nunca. Es horrible.

- La navaja es tu amiga, no le tengas miedo.

- No lo aprendí en esta ocasión, pero que no te hagan la raya del corte con navaja. Se ve muy bien, pero cuando empieza a crecer el pelo puede verse un poco raro.

- Está bueno cambiar de look y salir de tu zona de confort.