back to top

Estas dos modelos mexicanas están cambiando los estereotipos de belleza

La belleza no debería diferenciar entre tallas.

publicado

De acuerdo con un estudio realizado en 2012 por la Cámara Nacional de la Industria del Vestido, la mujer mexicana promedio mide 1.58 y pesa 68.7 kilos, ambos números muy alejados de lo que se percibe en las páginas de las revistas de moda.

Sin embargo, existen mujeres determinadas a cambiar los paradigmas de la industria. Ellas son Isabel Mijares y Joss Coronado. Además de ser mexicanas, ambas son modelos y sus carreras ya están desafiando la percepción de un país inundado de publicidad con estereotipos occidentales perfectos.

Publicidad

Isabel nació en Cancún y todos la conocen como Issa. Aunque no consideró el modelaje como plan de carrera, llegó a esta industria competitiva con la decisión de cambiar los estereotipos de belleza. "No fue hasta que una agencia me aseguró que había mercado en México, que decidí darle rienda suelta a ese sueño."

Gracias al boom internacional que han tenido las figuras mucho más naturales en la industria de la moda, mujeres como Issa y Joss han llegado a protagonizar campañas y revistas. Mientras que en lugares como en Estados Unidos cada vez es más común contar con diversidad de tallas en los medios, en México falta mucho camino por recorrer.

New Icon Model Management

Issa se ha enfrentado a las dificultades que toda persona que no mide talla cero y que trabaja en una industria con cánones muy estrictos conoce. “La falta de mercado, el estilo de ropa que es poco juvenil y el pago que no es igual a la de las demás modelos” son algunos obstáculos que ha tenido que superar para triunfar en el medio.

Too Woman / Via New Icon Model Management

Joss Corona, de Guadalajara y con tan sólo 17 años, tiene una historia diferente. Aunque cuenta con una de las carreras más prometedoras a tan sólo un año de haber comenzado, la mayoría de sus proyectos son en el extranjero.

"(A México) aún le falta mucho para comenzar a tener nuevas percepciones en prototipos de belleza. Esa es una de las dificultades que como modelo en México tengo que manejar a diario, el no poder trabajar en tu país porque no eres una modelo de talla normal según los estándares de belleza que indica la sociedad. De pronto es súper increíble cómo en otro país tienes exactamente las mismas, o incluso más, oportunidades que una modelo ~regular~."

New Icon Model Management

Es este atraso en la aceptación de distintos tipos de belleza en México lo que ha frenado la industria, afirma Joss, quien a un año de comenzar como modelo ya es imagen de marcas como Asos y Sears. "Quiero que México cambie en ese aspecto. Que día a día existan más diseñadores interesados en el tema, que existan más marcas impulsadas a la belleza curve, que en los medios de comunicación se difunda más."

Too Woman

Desafortunadamente, la carrera de modelo de Issa no ha resultado libre de obstáculos y muchos han estado relacionados a los estándares de belleza relacionados a la industria. "Ha sido un proceso interno muy fuerte, desde el sentirme cómoda con mi cuerpo tal y como está, hasta aceptar que a pesar de ser recibida por la industria de la moda, también soy encasillada a un término que va de la mano con las inseguridades de tener sobrepeso."

Publicidad

Desde la década de los 20, el término plus size adquirió una connotación específica al referirse a tallas más grandes dentro de la industria de la manufactura de ropa. Sin embargo, en los últimos años se ha convertido en una clasificación polémica, pues muchas mujeres como las modelos Robyn Lawley y Tyra Banks, están en contra de encasillar a una persona dentro de esas limitantes.

"Tener que aceptar el término plus, que alega a la gordura es difícil. Es bastante agresivo ser denominada como plus, ya que no se refiere a algo positivo. Sigue habiendo un estigma de tener sobrepeso, y no puedes ser solo una modelo, eres plus y dentro de esta misma categoría tienen que caber mujeres a partir de la talla 6 hasta la 22", afirma Issa.

En el extranjero, Joss es protagonista de campañas y es catalogada por varias revistas como uno de los grandes talentos a seguir, pero en México son muy pocos los escaparates que ha podido ocupar. De acuerdo a su experiencia, esto se debe más que nada al estándar de belleza pero también a los prejuicios del consumidor.

"Es justo lo que pasa con las modelos plus size, como no es tan normal ver a una obviamente descartas la posibilidad de que sea modelo y volvemos de nuevo a a los conceptos y a caer en un estándar de belleza que la moda misma ha puesto ante nosotros y lo hemos aceptado."

New Icon Model Management

Aunque en México se venden tallas más grandes en Violet por Mango, H&M+ y Forever21 Plus, la falta de oferta en moda y la escasa diversidad de representación en los medios continúa manteniendo los estereotipos físicos.

"La clave está en darle a la gente un sentido de identidad realista, en donde se puedan encontrar con personas comunes. Creo que hay que promover el amor propio. Al ver que no sólo hay un tipo de mujer u hombre "aceptable", podremos generar mayor aprobación. Hay que fomentar las diferencias, esas que nos hacen únicos" dijo Issa.

New Icon Model Management

Con su carrera como modelo, Joss espera transmitir a las demás mujeres que no tienes que ser perfecta para encajar, sin importar cuánto peses, ni midas. "Primero debemos aceptarnos así, tal cual somos."

Para Issa, tiene que ver más allá del físico. "Nadie más que tú misma puede cambiar esto. Eres mucho más que tu figura, y si tú lo crees y lo puedes empezar a ver, créeme, el mundo te seguirá."

Patrocinado