go to content

13 Trucos inteligentes para bajar de peso si comes fuera de casa

Y sin morir de hambre.

publicado

1. Encuentra tu nuevo restaurante favorito.

forevervegano / Via instagram.com

Un estudio de la Universidad de Cornell analizó 112 investigaciones sobre los hábitos alimenticios y llegaron a una conclusión: mientras sea conveniente, vas a comer sano.

Procura encontrar un restaurante cerca de tu trabajo, que sepas que ofrece opciones saludables y es accesible con tu cartera. Estos tres factores harán mucho más fácil la tarea de comer saludable sin pensarle demasiado.

2. Saludable no es lo mismo que aburrido.

regina_marco / Via instagram.com

Está bien comer pechuga asada con ensalada una vez a la semana pero, ¿todos los días? Completamente aburrido. En la misma investigación de Cornell encontraron que entre más atractiva se vea la comida, es más factible que la pidas. Escoge algo que genuinamente se te antoje y poco a poco cambiará tu percepción de que lo saludable es insípido.

3. Pide antes que todos.

Walt Disney Company / Via giphy.com

La mejor manera de evitar que se te antojen los demás platillos es estando seguro de tu decisión de pedir saludable. Pero para que no te tienten, pide antes que todos. Así, aunque los demás opten por comidas no muy sanas, tú ya habrás tomado tu decisión (¡no la cambies!).

4. Opta por las versiones 'ligeras'.

thehealthyblogger / Via instagram.com

Muchos restaurantes tienen los mismos platillos pero con versiones bajas en grasa o sin azúcar. No, no es que seas aguafiestas, simplemente será una manera mucho más fácil de darte ese gusto sin sucumbir a una comida calórica.

5. Aumenta las grasas y frutas antes de salir a comer.

lourdesgarciar / Via instagram.com

Leíste bien: grasas. Eso sí, que sean de las buenas. Un vaso de fruta con almendras o nueces a media mañana hará que estés menos hambriento a la hora de salir a comer y por ende, no te excederás al pedir.

6. Pide el agua de sabor, sin azúcar.

flanandapplepie / Via instagram.com

Olvídate de los refrescos, eso quedó en el pasado. Si se trata de beber algo para mantener tu alimentación en el terreno saludable, opta por agua de frutas sin azúcar o agua simple.

Si vas a beber alcohol, evita la cerveza y las bebidas altamente azucaradas como los cocteles. Aquí puedes revisar cuántas calorías tiene cada tipo de alcohol, pero de una vez te adelantamos: el whisky y el vodka son tus opciones ~más light~.

7. Haz que te retiren la canasta de pan.

haneenyalud / Via instagram.com

¿Recuerdas ese estudio de la Universidad de Cornell que dice que comerás lo que sea más conveniente? Pues que te pongan una canasta de pan enfrente de ti es exactamente a lo que se refiere. Desde el primer momento en que te sientes en la mesa, pide que se lleven la canasta de pan o esos totopos con guacamole. Quitarás la tentación de la ecuación.

8. No caigas en la trampa de la ensalada.

jabber_wockyxx / Via instagram.com

Un estudio del Journal of Consumer Research encontró que es más fácil que caigas en la tentación de pedir un platillo no tan saludable, después de ordenar una ensalada.

No te engañes, desde el principio pide los platillos que te harán comer saludable, además de llenarte, y evitarán que pidas algo extra o peor aún, el postre.

9. Pide los condimentos por aparte.

Saddako / Getty Images

La mayoría de las ensaladas ya vienen preparadas. Al ordenarla, pide que te sirvan por aparte el aderezo, o en el mejor de los casos, cámbialo por aceite de oliva y un poco de vinagre balsámico.

De todos los ingredientes, los aderezos y condimentos como la catsup y la mayonesa, son los responsables de aportarle más valor calórico a este platillo.

10. Comparte platillos.

buncitfoodies / Via instagram.com

¿No te aguantas las ganas de pedir ese pecaminoso platillo? Pídelo y divídelo. En vez de restringirte, estarás equilibrando tus comidas al consumir la mitad de lo que usualmente comerías de ese platillo. Compleméntalo con algo realmente saludable, como una sopa o ensalada sin aderezo.

11. Ordena la mitad para llevar.

theklokloyo / Via instagram.com

En cuanto te tomen la orden, pide que la mitad de tu platillo la pongan para llevar. Además de que no caerás en la tentación de acabarte el plato por gula en vez de hambre, tendrás la cena lista.

12. Pide una botana como platillo.

olivejuicejo / Via instagram.com

¿No te gusta la idea de llevarte un itacate? No hay problema. La próxima vez que vayas a un restaurante escoge una botana con proteína como tu platillo principal. Las porciones son mucho más pequeñas y en caso de que no te llene, puedes complementarlo con una sopa y ensalada.

13. Haz elecciones inteligentes.

BuzzFeed México / Thinkstock

Hay dos reglas básicas que si las sigues, notarás una gran diferencia en tu alimentación. Cada que tu platillo venga acompañado de papas/pasta cámbialas por verduras asadas o al vapor, o ensalada.

La segunda: cambia la botana por una sopa. Aunque las cremas tienen más aportación calórica, la mayoría son mucho más ligeras que un plato de totopos con guacamole o esa canasta de pan. ¡Que no te gane la tentación!

14. Cambia las proporciones.

Harvard School of Public Health / Via hsph.harvard.edu

Si por lo general pedías un plato de pasta y un corte de carne o pollo con ensalada, es hora de cambiar esas proporciones.

De acuerdo con expertos en nutrición de la Escuela de Salud Pública de Harvard, un plato saludable está compuesto de 1/2 porción de vegetales/frutas, 1/4 de granos integrales y 1/4 de proteína. Y si te estás preguntando cómo es que está bien comer más carbohidratos, los mismos expertos encontraron que no se trata de la cantidad sino de la calidad (verduras > pasta).

15. Come leeeeento.

Somesuch & Co. / Via giphy.com

De acuerdo con el Harvard Mental Health Letter, comer lento tiene más que ver con tu cerebro que con tu estómago. Aunque muchos especialistas creen que esta velocidad hará que te sientas lleno más rápido, realmente le estás dando el tiempo suficiente a las hormonas y neurotransmisores correspondientes para indicarte que ya estás satisfecho.

¿Conclusión? Tómate tu tiempo. Disfruta tu comida. Satisface tu hambre y no cedas a la gula. No es tan fácil como se lee pero la práctica hace al maestro.

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss