back to top

17 Tips que le cambiarán la vida a todo aquel que tenga una cocina

Piérdele el miedo a ese cuarto con estufa que hay en tu casa.

publicado
Thinkstock / BuzzFeed

1. Nunca uses metal sobre teflón.

Se va a rayar, es un hecho. Mejor usa utensilios de madera o plástico.
Woottigon / Getty Images

Se va a rayar, es un hecho. Mejor usa utensilios de madera o plástico.

2. Evita contaminar tu comida.

El pollo y la carne cruda guardan muchas bacterias que podrían esparcirse al resto de tu comida si no tienes cuidado. Usa dos tablas de corte y dos cuchillos, uno para carnes y otro para vegetales.
Kucherav / Getty Images

El pollo y la carne cruda guardan muchas bacterias que podrían esparcirse al resto de tu comida si no tienes cuidado. Usa dos tablas de corte y dos cuchillos, uno para carnes y otro para vegetales.

3. Deja descansar la carne.

Cuando cocines carne, déjala reposar hasta alcanzar la temperatura ambiente. Esto hará maravillas por el sabor y te dejará con una carne más jugosa.
Lisovskaya / Getty Images

Cuando cocines carne, déjala reposar hasta alcanzar la temperatura ambiente. Esto hará maravillas por el sabor y te dejará con una carne más jugosa.

4. Prueba a cada paso.

Antes de seguir agregando especias, prueba. Un solo ingrediente puede cambiar brutalmente el sabor de tu platillo.
Stockbyte / Getty Images

Antes de seguir agregando especias, prueba. Un solo ingrediente puede cambiar brutalmente el sabor de tu platillo.

5. Cuando hornees, mide bien tus ingredientes.

Cocinar con un horno es más química que gastronomía. Para que tus platillos queden perfectos, sigue las instrucciones con cuidado y mide a la perfección cada ingrediente.
Sergio_kumer / Getty Images

Cocinar con un horno es más química que gastronomía. Para que tus platillos queden perfectos, sigue las instrucciones con cuidado y mide a la perfección cada ingrediente.

6. Prepara de antemano todos tus elementos.

Antes de encender cualquier flama, corta todos tus ingredientes y déjalos listos en platos, para no andar picando a las prisas mientras se quema tu platillo.
Demaerre / Getty Images

Antes de encender cualquier flama, corta todos tus ingredientes y déjalos listos en platos, para no andar picando a las prisas mientras se quema tu platillo.

Thinkstock / BuzzFeed

7. Adopta la bolsa llena de bolsas.

No dejes que esas bolsas gratis del súper se conviertan en basura. Guárdalas y pronto le hallarás utilidad a cada una.
Swampface / Via imgur.com

No dejes que esas bolsas gratis del súper se conviertan en basura. Guárdalas y pronto le hallarás utilidad a cada una.

8. Siempre que cocines, mantén una bolsa desechable a la mano.

Cuélgala de la manija de un cajón y úsala para guardar toda la basura que vayas generando. Cuando termines de cocinar, no tendrás que limpiar casi nada.
Thrisfty Fun / Via thriftyfun.com

Cuélgala de la manija de un cajón y úsala para guardar toda la basura que vayas generando. Cuando termines de cocinar, no tendrás que limpiar casi nada.

9. No admitas ni un plato sucio en tu lavabo.

Hazte el hábito de lavar cada plato que uses. Te tomará sólo un minuto y evitarás ese fatídico momento en el que necesitas un traste pero todos están sucios.
Magmos / Getty Images

Hazte el hábito de lavar cada plato que uses. Te tomará sólo un minuto y evitarás ese fatídico momento en el que necesitas un traste pero todos están sucios.

10. Ok, si tienes que dejar un plato sucio, enjuágalo.

Aunque sólo le eches agua, límpialo de todos los residuos que puedan podrirse o solidificarse. Te lo agradecerás en el futuro, cuando tengas que lavarlo.
Wavebreakmedia Ltd / Getty Images

Aunque sólo le eches agua, límpialo de todos los residuos que puedan podrirse o solidificarse. Te lo agradecerás en el futuro, cuando tengas que lavarlo.

11. Cédele un cajón al caos.

No siempre vas a tener un lugar para todo. Usa uno de los cajones de tu cocina como hogar temporal para todos esos utensilios que aún no tienes donde almacenar.
Lgoodwin80107 / Getty Images

No siempre vas a tener un lugar para todo. Usa uno de los cajones de tu cocina como hogar temporal para todos esos utensilios que aún no tienes donde almacenar.

12. Invierte en tuppers y refractarios.

No guardes tu comida en los sartenes y cazuelas que la vieron nacer, te van a quitar mucho espacio en el refrigerador. Mejor guárdala en recipientes herméticos y lava tus trastes de inmediato.
Joe Belanger / Getty Images

No guardes tu comida en los sartenes y cazuelas que la vieron nacer, te van a quitar mucho espacio en el refrigerador. Mejor guárdala en recipientes herméticos y lava tus trastes de inmediato.

Think Stock / BuzzFeed

13. Nunca le des la espalda al fuego.

Ni por un segundo.
Viktorcap / Getty Images

Ni por un segundo.

14. Mantén todo el material inflamable alejado de la estufa.

Ten cuidado con tus guantes, trapos, servilletas y demás materiales inflamables.
Travelers / Via travelers.com

Ten cuidado con tus guantes, trapos, servilletas y demás materiales inflamables.

15. Un incendio de grasa no se extingue con agua.

El agua sólo hará crecer la llama. Si no tienes un extintor, puedes apagarlo con sal o bicarbonato de sodio.
Ingram Publishing / Getty Images

El agua sólo hará crecer la llama. Si no tienes un extintor, puedes apagarlo con sal o bicarbonato de sodio.

16. Ten cuidado con el vapor.

Sobre todo al abrir ollas y cacerolas, pueden provocar quemaduras tan graves como el agua hirviendo.
Sapocka / Getty Images

Sobre todo al abrir ollas y cacerolas, pueden provocar quemaduras tan graves como el agua hirviendo.

17. Mantén los mangos de las ollas y sartenes del lado de la estufa.

Aunque no tengas niños en la casa, evitarás tropezar o tirarte una sartén caliente encima.
Jupiterimages / Getty Images

Aunque no tengas niños en la casa, evitarás tropezar o tirarte una sartén caliente encima.