back to top

21 Emociones que vives a diario sin poder nombrar

Breve diccionario de las maravillas y terrores que habitan el corazón del hombre.

publicado

1.

Es todo lo contenido en la versión de tu vida con la que sueñas. La casa, los amigos y las posesiones que habitan ese mundo paralelo en el que has cumplido tus sueños. Nada de eso es real pero igual se siente como algo propio.
BuzzFeed / Via thinkstock.com

Es todo lo contenido en la versión de tu vida con la que sueñas. La casa, los amigos y las posesiones que habitan ese mundo paralelo en el que has cumplido tus sueños. Nada de eso es real pero igual se siente como algo propio.

2.

Una especie de trance melancólico en el que te sientes absorbido por los detalles más finos de la trama de la vida, al tiempo que contemplas la naturaleza frágil y efímera del tiempo presente; al tiempo que te cuestionas los límites del presente mismo y hasta dónde se extenderá una vez que caiga, como una sentencia de muerte, la decadencia natural de todas las cosas.
BuzzFeed / Via thinkstock.com

Una especie de trance melancólico en el que te sientes absorbido por los detalles más finos de la trama de la vida, al tiempo que contemplas la naturaleza frágil y efímera del tiempo presente; al tiempo que te cuestionas los límites del presente mismo y hasta dónde se extenderá una vez que caiga, como una sentencia de muerte, la decadencia natural de todas las cosas.

3.

Es la nostalgia injustificada que te produce el silbato lejano de un tren que avanza en medio de la noche.
BuzzFeed / Via thinkstock.com

Es la nostalgia injustificada que te produce el silbato lejano de un tren que avanza en medio de la noche.

4.

Es el miedo a que, en secreto, ninguna de tus relaciones sea real. Temer que, aunque tus amistades se sientan reales y vívidas, no sean más que un plan que todos acordaron seguir para hacer la vida más fácil.
BuzzFeed / Via thinkstock.com

Es el miedo a que, en secreto, ninguna de tus relaciones sea real. Temer que, aunque tus amistades se sientan reales y vívidas, no sean más que un plan que todos acordaron seguir para hacer la vida más fácil.

5.

Es el deseo de que la memoria pueda correr al revés. Sucede cuando descubres que avanzas por la vida como en un bote de remos, con certeza de la distancia recorrida pero ignorante de hacia dónde vas, con cada metro recorrido siempre por una versión más joven de ti mismo.
BuzzFeed / Via thinkstock.com

Es el deseo de que la memoria pueda correr al revés. Sucede cuando descubres que avanzas por la vida como en un bote de remos, con certeza de la distancia recorrida pero ignorante de hacia dónde vas, con cada metro recorrido siempre por una versión más joven de ti mismo.

6.

Es el incómodo desconcierto de ver a tus padres interactuar con figuras de su juventud, como si ellos mismos fueran unos muchachos. Esta confusión inicial te lleva a la conclusión de que tú mismo un día serás un señor a los ojos de un muchacho que no puede imaginarte como una persona joven.
BuzzFeed / Via thinkstock.com

Es el incómodo desconcierto de ver a tus padres interactuar con figuras de su juventud, como si ellos mismos fueran unos muchachos. Esta confusión inicial te lleva a la conclusión de que tú mismo un día serás un señor a los ojos de un muchacho que no puede imaginarte como una persona joven.

7.

La certeza de que nunca conocerás la conclusión final de la historia, la razón de tu breve paso por la tierra o la consecuencia de los eventos y maravillas de las que fuiste testigo.
BuzzFeed / Via thinkstock.com

La certeza de que nunca conocerás la conclusión final de la historia, la razón de tu breve paso por la tierra o la consecuencia de los eventos y maravillas de las que fuiste testigo.

8.

Es la tendencia a no compartir una experiencia porque sabes que nadie podrá identificarse con ella o siquiera entenderla. Guardas esa memoria para ti mismo hasta que el tiempo comienza a distorsionarla y, como algo mítico, migra a los territorios ocultos de tu personalidad.
BuzzFeed / Via thinkstock.com

Es la tendencia a no compartir una experiencia porque sabes que nadie podrá identificarse con ella o siquiera entenderla. Guardas esa memoria para ti mismo hasta que el tiempo comienza a distorsionarla y, como algo mítico, migra a los territorios ocultos de tu personalidad.

9.

Es el momento en el que se derrumban los muros de ironía que nos protegen y comienza una conversación real, donde ambos interlocutores, por un momento, son honestos y apasionados sobre lo que hablan.
BuzzFeed / Via thinkstock.com

Es el momento en el que se derrumban los muros de ironía que nos protegen y comienza una conversación real, donde ambos interlocutores, por un momento, son honestos y apasionados sobre lo que hablan.

10.

La intensa necesidad de morder la piel de un ser amado.
BuzzFeed / Via thinkstock.com

La intensa necesidad de morder la piel de un ser amado.

11.

Es el golpe repentino de una emoción que habías olvidado hace años, pero ahora regresa, es real y el dolor que provoca te despierta del monótono trance en el que veías transcurrir tu vida.
BuzzFeed / Via thinkstock.com

Es el golpe repentino de una emoción que habías olvidado hace años, pero ahora regresa, es real y el dolor que provoca te despierta del monótono trance en el que veías transcurrir tu vida.

12.

Es lo que sucede cuando estás hablando solo y descubres que alguien más puede oírte. La ola de vergüenza es inmediata pero, para amortiguar la caída de tu dignidad, finges que tu diálogo interno era en realidad un tarareo inconsciente.
BuzzFeed / Via thinkstock.com

Es lo que sucede cuando estás hablando solo y descubres que alguien más puede oírte. La ola de vergüenza es inmediata pero, para amortiguar la caída de tu dignidad, finges que tu diálogo interno era en realidad un tarareo inconsciente.

13.

El hábito de olvidar qué tan importante es una persona en tu vida hasta que la ves de frente, o escuchas una historia suya y el corazón te da un vuelco que no puedes explicar.
BuzzFeed / Via thinkstock.com

El hábito de olvidar qué tan importante es una persona en tu vida hasta que la ves de frente, o escuchas una historia suya y el corazón te da un vuelco que no puedes explicar.

14.

Es cuando una persona es tan bella que te duele. No es amor, es una necesidad física de estar en su vida, que duele cuando la realidad no la satisface.
BuzzFeed / Via thinkstock.com

Es cuando una persona es tan bella que te duele. No es amor, es una necesidad física de estar en su vida, que duele cuando la realidad no la satisface.

15.

Es el estado de conciencia en el que tratas de averiguar por qué te sientes tan ansioso, o enojado, o emocionado. Como un detective, comienzas a recorrer los estados emocionales y los sucesos del día, tratando de reconstruir las condiciones del origen de esta emoción que te consume.
BuzzFeed / Via thinkstock.com

Es el estado de conciencia en el que tratas de averiguar por qué te sientes tan ansioso, o enojado, o emocionado. Como un detective, comienzas a recorrer los estados emocionales y los sucesos del día, tratando de reconstruir las condiciones del origen de esta emoción que te consume.

16.

Es la certeza súbita de lo poco que conocerás del mundo. Como cuando avanzas por carretera y ves a lo lejos pueblos, gente y lugares a los que nunca volverás. Caes en cuenta de la perspectiva diminuta con la que adivinas los detalles del mundo y del vastísimo mar de conocimiento que nunca podrás adquirir.
BuzzFeed / Via buzzfeed.com

Es la certeza súbita de lo poco que conocerás del mundo. Como cuando avanzas por carretera y ves a lo lejos pueblos, gente y lugares a los que nunca volverás. Caes en cuenta de la perspectiva diminuta con la que adivinas los detalles del mundo y del vastísimo mar de conocimiento que nunca podrás adquirir.

17.

Es el acto de darse cuenta de que la vida y el mundo interno de todas las personas es tan extenso y vívido como el nuestro. Es contemplar vagamente que todos somos protagonistas de nuestras propias narrativas personales y que desde la perspectiva de alguien más eres sólo una silueta borrosa que ocurre al fondo de la historia, como toda la gente que viste pasar de camino al trabajo.
BuzzFeed / Via thinkstock.com

Es el acto de darse cuenta de que la vida y el mundo interno de todas las personas es tan extenso y vívido como el nuestro. Es contemplar vagamente que todos somos protagonistas de nuestras propias narrativas personales y que desde la perspectiva de alguien más eres sólo una silueta borrosa que ocurre al fondo de la historia, como toda la gente que viste pasar de camino al trabajo.

18.

Es la ambición momentánea de abandonar tu vida y tu carrera para vivir en el campo. Es la vívida imaginación de las aventuras que tendrías si nunca despertaras de esa ensoñación para regresar a tu rutina.
BuzzFeed / Via thinkstock.com

Es la ambición momentánea de abandonar tu vida y tu carrera para vivir en el campo. Es la vívida imaginación de las aventuras que tendrías si nunca despertaras de esa ensoñación para regresar a tu rutina.

19.

Es el miedo a la incapacidad intrínseca de ser originales porque ya todo se hizo. Cuando las expresiones más íntimas de tu inspiración y talento dan como resultado un trabajo muy similar a lo que mucha gente ya hizo antes, como si lo que llamamos inspiración, o incluso el libre albedrío, no existieran; como si estuviéramos programados para manifestar nuestra creatividad de forma idéntica al resto de los seres humanos.
BuzzFeed / Via thinkstock.com

Es el miedo a la incapacidad intrínseca de ser originales porque ya todo se hizo. Cuando las expresiones más íntimas de tu inspiración y talento dan como resultado un trabajo muy similar a lo que mucha gente ya hizo antes, como si lo que llamamos inspiración, o incluso el libre albedrío, no existieran; como si estuviéramos programados para manifestar nuestra creatividad de forma idéntica al resto de los seres humanos.

20.

Es el acto casi inconsciente de escalera una multitud, intentando hallar el rostro de una persona que no tiene motivos para estar ahí, pero que con su presencia confirmaría que aún es parte de tu vida.
BuzzFeed / Via thinkstock.com

Es el acto casi inconsciente de escalera una multitud, intentando hallar el rostro de una persona que no tiene motivos para estar ahí, pero que con su presencia confirmaría que aún es parte de tu vida.

21.

Es una euforia mórbida que ocurre cuando finalmente persigues un sueño y debes poner a prueba tus habilidades. Es una mezcla de poder y desamparo al ver el efecto real de tu talento, cuando abandonas el territorio de las situaciones hipotéticas y el fracaso se averigua en el horizonte como una posibilidad real.
BuzzFeed / Via thinkstock.com

Es una euforia mórbida que ocurre cuando finalmente persigues un sueño y debes poner a prueba tus habilidades. Es una mezcla de poder y desamparo al ver el efecto real de tu talento, cuando abandonas el territorio de las situaciones hipotéticas y el fracaso se averigua en el horizonte como una posibilidad real.

(H/T)