back to top

Después de leer esto, POR FIN vas a entender por qué debes desmaquillarte antes de dormir

La experiencia de esta mujer muestra exactamente por qué dormir con rímel puesto es una pésima idea.

Una mujer australiana de 50 años desarrolló un serio problema en sus ojos tras usar rímel sin quitárselo apropiadamente antes de irse a dormir durante 25 años.

La mayoría de las personas sabe que debes quitarte el rímel antes de irte a la cama, pero ocasionalmente podemos olvidarnos de hacerlo. Y dormirse con todo el maquillaje puesto tras un agotador día de trabajo o una salida tarde por la noche puede ser especialmente tentador. Pero puede que jamás te vuelvas a dormir con tu maquillaje puesto tras ver esta foto de una mujer australiana que sufrió severas consecuencias por dormir con el rímel puesto repetidas veces. En un principio, la mujer buscó atención médica porque tenía la sensación crónica de tener algo metido en ambos ojos. Cuando los médicos examinaron a la mujer, quien admitió "usar mucho rímel durante 25 años removiéndolo de forma inadecuada", descubrieron que el rímel se había acumulado en sus párpados. La mujer fue atendida por la Dra. Dana Robaei en New South Wales, Australia, quien escribió acerca del caso en la edición de mayo de Ophthalmology, la revista médica de la Asociación Estadounidense de Oftalmología ("AAO", por sus siglas en inglés). Si bien el caso de esta mujer es raro, es un recordatorio de por qué es importante cuidar tus ojos y no descuidar la limpieza de maquillaje.
Safia Fatimi / Getty Images / Via gettyimages.com

La mayoría de las personas sabe que debes quitarte el rímel antes de irte a la cama, pero ocasionalmente podemos olvidarnos de hacerlo. Y dormirse con todo el maquillaje puesto tras un agotador día de trabajo o una salida tarde por la noche puede ser especialmente tentador. Pero puede que jamás te vuelvas a dormir con tu maquillaje puesto tras ver esta foto de una mujer australiana que sufrió severas consecuencias por dormir con el rímel puesto repetidas veces.

En un principio, la mujer buscó atención médica porque tenía la sensación crónica de tener algo metido en ambos ojos. Cuando los médicos examinaron a la mujer, quien admitió "usar mucho rímel durante 25 años removiéndolo de forma inadecuada", descubrieron que el rímel se había acumulado en sus párpados.

La mujer fue atendida por la Dra. Dana Robaei en New South Wales, Australia, quien escribió acerca del caso en la edición de mayo de Ophthalmology, la revista médica de la Asociación Estadounidense de Oftalmología ("AAO", por sus siglas en inglés). Si bien el caso de esta mujer es raro, es un recordatorio de por qué es importante cuidar tus ojos y no descuidar la limpieza de maquillaje.

El rímel había formado pequeños depósitos duros que se habían incrustado en la piel dentro de sus párpados. Algunos sobresalían y raspaban sus globos oculares (la imagen de abajo es muy gráfica, vela con discreción):

American Academy of Ophthalmology / Via aaojournal.org

Los lados internos de los párpados de la mujer presentaban múltiples "aglomeraciones sólidas de color oscuro", lo que significa que el rímel se había acumulado formando masas sólidas, como pequeñas rocas. "Las solidificaciones se incrustaron en la conjuntiva y penetraron en la capa subconjuntiva, pero aún eran visibles, como un tatuaje", dijo la Dra. Rebecca Taylor, vocera clínica de la AAO y oftalmóloga en Nashville. (Taylor no atendió a la paciente.)

La conjuntiva es la membrana mucosa que cubre el ojo y el interior de los párpados. Ayuda a mantener el ojo húmedo y protege contra infecciones, contó Taylor a BuzzFeed News.

"Básicamente, tenía estas cosas ásperas incrustadas en el lado interno de su párpado superior, por lo que cada vez que cerraba los ojos, raspaban su globo ocular, particularmente la córnea", dijo Taylor. La córnea es la delgada capa transparente de tejido en la superficie del ojo que puede causar mucho dolor e incomodidad de ser raspada.

La mujer también tenía conjuntivitis folicular, o una infección bacteriana de los folículos en la conjuntiva, dijo Taylor. De no haber recibido tratamiento, las abrasiones e infecciones de la córnea de la mujer podrían haber conducido a graves problemas de visión.

No quitarse el maquillaje correctamente puede causar una variedad de problemas de salud en y alrededor de los ojos.

Lana Koster / Getty Images / Via gettyimages.com
Publicidad

Afortunadamente, este caso fue poco común. Pero hay una variedad de errores comunes de maquillaje
que pueden causar barros o sarpullido alrededor de los ojos, infecciones virales y orzuelos, los cuales son pequeñas protuberancias causadas por glándulas o folículos infectados en los párpados.

Deberías quitarte todo el maquillaje antes de irte a dormir, especialmente cualquier cosa adherida a tus pestañas. "Tus pestañas necesitan estar limpias porque protegen los ojos [...] son nutridas por glándulas sebáceas y si esas glándulas o los folículos son obstruidos, eso puede ser un problema", explicó Taylor.

Al ponerte maquillaje para ojos, hazlo siempre con manos o aplicadores limpios para evitar llevar gérmenes a tus ojos. Además, intenta no aplicar demasiado rímel a tus pestañas ni corrector cosmético en polvo sobre tus conductos lagrimales, puesto que esto podría causar irritación o sequedad, dijo Taylor. En general, ningún maquillaje debería entrar en contacto con tus ojos, especialmente si utilizas lentes de contacto.

Otro gran error es compartir maquillaje para ojos con amigas o utilizar muestras en tiendas de cosméticos. Es una forma sencilla de transmitir conjuntivitis y otras infecciones bacterianas y virales, dijo Taylor. También deberías descartar el maquillaje para ojos luego de tres meses puesto que, con el tiempo, los productos pueden ser contaminados por bacterias que causan infecciones. Créenos, hicimos pruebas bacteriológicas sobre maquillaje y fue aterrador.

Es importante que te quites todo el maquillaje para ojos antes de irte a dormir cada noche utilizando un método delicado de limpieza.

Fascinadora / Getty Images / Via gettyimages.com

No existe un producto desmaquillante de ojos predilecto aprobado por oftalmólogos, pero Taylor recomienda cualquier cosa que sea hidratante, hipoalergénica y que no contenga fragancias ni tinturas. Intenta evitar cualquier cosa que tenga una base de alcohol, porque puede secar los ojos.

Puedes comprar desmaquillante de ojos o toallitas húmedas, pero también hay soluciones más simples y económicas. Taylor sugiere utilizar un trozo o almohadilla de algodón con un producto a base de petroleo o aceite (vaselina, limpiador humectante como Albolene, o aceite de coco) para remover la mayor parte del maquillaje. Luego, enjuaga el maquillaje y aceite restantes con jabón para bebés o un limpiador suave.

Es importante remover el maquillaje con delicadeza para no frotar fuertemente los párpados o la piel alrededor de los ojos, la cual es muy delicada. "Los ojos son un órgano delicado, por lo que debes tocarlos de forma muy suave", dijo Taylor.

Dormir con el rímel puesto una o dos veces probablemente no te hará daño, pero que no se convierta en un hábito.

Si de vez en cuando te duermes con la cara llena de maquillaje, no te alarmes, pero no dejes que suceda de forma regular, especialmente si usas mucho rímel y delineador. Si vez que olvidas quitarte el maquillaje a menudo, ten unos paños limpiadores cerca de tu cama.

A diferencia del resto de tu cara, los ojos son particularmente vulnerables, y hay mucho en juego. Las lesiones e infecciones a los ojos pueden resultar en problemas de visión o, en casos poco comunes, pérdida de visón.

"Más vale prevenir que lamentar", dijo Taylor.

¿Quieres recibir contenidos para sentirte cada vez mejor contigo? ¡Suscríbete a nuestro newsletter de Estilo y Bienestar!



Si no puedes ver la casilla anterior, suscríbete aquí.

Este post fue traducido del inglés.

Connect with As/Is