back to top

21 Pequeños cambios que puedes hacer para odiar un poquito menos el mundo

No todo tiene que ser horrible siempre.

publicado

2. Aprende a aceptar.

Max-kegfire / Getty Images

No se trata de resignarte, sino de aprender a aceptarte a ti mismo y el mundo en el que vives. Una vez que te hayas dado cuenta cómo son las cosas, puedes empezar a cambiarlas desde adentro.

Publicidad

3. Rodéate de gente que te quiere.

G-stockstudio / Getty Images

La gente tóxica puede hacerte mucho más daño del que te imaginas. Deja que las personas a tu alrededor sean seres de amor, buena onda y que quieran lo mejor para ti.

Publicidad

7. Cuando te acuerdes, levántate y/o vete a dormir agradeciendo.

Kristinajovanovic / Getty Images

Hazlo tangible. Apunta en un papel algo que agradeces ese día y guárdalo en un frasco. Cuando te sientas bajoneado, lee todo lo que escribiste.

Publicidad

14. Identifica las cosas que más te molestan y, si puedes, evítalas.

Kikovic / Getty Images

Por ejemplo, digamos que manejar te pone los nervios de punta. Busca si puedes irte en transporte público o con un ride que te haga el paro, el chiste es que busques formas de alivianar lo que más te molesta.

Publicidad

17. Deja de alimentar tu ego.

Max-kegfire / Getty Images

Estarte tirando mierda a ti mismo todo el tiempo es malo, pero también lo es cuando te creces de más. Recuerda que no eres tan especial, y date cuenta que eso está bien.

Publicidad

19. Todos los días, haz algo bueno por alguien más, o por el mundo.

Franckreporter / Getty Images

Ese efecto positivo que le estás dejando al mundo se te regresará de alguna manera, pero te sentirás mejor instantáneamente.

21. Y si nada de esto funciona, ¡pide ayuda!

Samuil_levich / Getty Images

No todo tiene que verse gris y negativo todo el tiempo. Hay formas en las que puedes empezar a sentirte mejor, tal vez ir a terapia, o hablar con alguien sea una buena opción.