18 de abril de 2017

    Hice un viaje con dos extraños y afortunadamente viví para contarlo

    Viajé a un pueblo fantasma con gente a la que conocí en una app y viví para contarlo.

    Pasé la Semana Santa en San Luis Potosí. Mi viaje de regreso fueron dos horas en combi y una eternidad en este microbús glorificado.

    Soloautobus / Via soloautobus.blogspot.mx

    Once horas de películas malas, llanto de bebés y olor a orina. El sistema para bajarle a los baños de este autobús funciona con el peso del cuerpo, pero los hombres hacían parados y las mujeres, de aguilita.

    Durante mucho tiempo, los baños no se vaciaban de pipí porque su diseñador no tomó en cuenta lo mucho que los seres humanos se repugnan unos a otros.

    Pero el viaje de ida fue infinitamente más placentero porque pedí aventón.

    Blablacar

    No me paré en la carretera a agitar el pulgar. Usé una app que te permite compartir auto con otras personas.

    Todo comenzó cuando googleé cómo llegar a mi destino. Me apareció publicidad de camiones, de aerolíneas... y el anuncio de Luis.

    Blablacar

    ¿Un viaje barato y cómodo, tan cerca de mi destino y el mismo día que planeaba salir? Parecía demasiado bueno para ser verdad.

    ¿Viajar con extraños? ¿Qué no es así como mueren los tontos?

    FOX

    Pensé exactamente lo mismo porque soy un cobarde y nunca salgo de la ciudad.

    Por suerte, esta app te deja ver el perfil de tu acompañante y leer la experiencia de otros usuarios.

    Blablacar

    Si eres un asesino en serie y matas a todos tus pasajeros, ¿quién te va a dejar cinco estrellitas?

    ¿Y cómo le entro a uno de estos viajes?

    Blablacar

    Qué bueno que preguntas, encabezado.

    Junto a la información del viaje hay un botón que dice “enviar solicitud”. Si le picas, el dueño del carro recibe tus datos para ponerse en contacto contigo.

    Ahí ya es cosa de ustedes ponerse de acuerdo.

    BuzzFeed

    Y así es como acabé afuera del WTC a las 5 AM, esperando a un par de extraños que me iban a llevar a un pueblo fantasma de San Luis Potosí.

    BuzzFeed

    Si la vida te pone opciones, escoge la que te de la mejor anécdota.

    Esperaba encontrarme a un asesino en serie pero me encontré con una pareja muy chida.

    BuzzFeed

    Nadja viene de Alemania, está estudiando administración de empresas y le apasiona hablar de cómo la energía solar podría salvar a México. José Luis es productor musical y compositor. Ha escrito un par de hits, mezclaba hip-hop en Nueva York y ahora tiene un proyecto solista de música electrónica.

    Ellos llevan años usando Blablacar y míralos, siguen vivos.

    Como llegué muy temprano, me tocó desayunar con ellos.

    BuzzFeed

    Esta foto no les hace justicia, pero estas quesadillas de queso crema con chipotle, a esa hora, me salvaron la vida.

    Comimos, empacamos y, apenas se nos quitó el sueño salimos con rumbo a la aventura.

    BuzzFeed

    Ok, se le quitó el sueño a ellos. Yo no había dormido nada esa noche porque no confío en mi ciclo de sueño, así que aquí, junto a esta barda de “Josefna” Vázquez Mota, pensé “ay ya, si me matan, que sea dormido.”

    En todos estos años de usar Blablacar, Tocayo y Nadja sólo han tenido una mala experiencia, en Zumpango, donde los dejaron plantados.

    BuzzFeed

    Fuera de eso, lo aman. Fue particularmente útil para moverse y conocer gente en Europa, donde el transporte es muy caro.

    El sol me despertó en la carretera mientras Tocayo trataba de conectar un teléfono al Bluetooth para poner música.

    BuzzFeed

    Él no sabe, pero ahora le digo "Tocayo".

    Cualquiera diría que es mala idea dormirse en un carro ajeno, tan lejos de casa, pero horas más tarde, lo volví a hacer.

    BuzzFeed

    Como mi celular se estaba cargando en su puerto USB y ellos no dominaban al Bluetooth, decidieron darle play a lo que yo trajera.

    Desperté lleno de vergüenza porque se empezó a reproducir un audiolibro que guardé en el teléfono para escuchar mientras hago quehacer.

    Durante horas, hablamos de música y en algún punto nos pusimos a cantar a todo pulmón una rola de Twin Shadow.

    BuzzFeed

    A media plática resultó que ellos iban al mismo pueblo fantasma que yo, así que cambiamos de planes y seguimos una vieja vía de ferrocarril hacia nuestro destino en el desierto.

    Finalmente, con ayuda de Google Maps, llegamos a la Estación Wadley.

    Skiphunt / Via instagram.com

    Con todo y varias paradas por provisiones, el viaje tomó como siete horas.

    Me la pasé tan chido que no me acordé de pagar hasta que nos bajamos a explorar el pueblo.

    Todavía en Wadley pasamos varias horas juntos.

    BuzzFeed

    Ahí comimos estas maravillosas semillas de cactus que saben a frijoles y conocimos a un maestro de la Ibero que hablaba un perfecto alemán. Ellos me ayudaron a encontrar hostal y yo los ayudé a encontrar transporte.

    Al final Tocayo y Nadja se fueron a acampar en el desierto y yo me quedé a conocer el pueblo.

    ¿Y qué aprendí de todo esto?

    BuzzFeed

    - Que está bien chingón confiar en la gente, colaborar y pasársela chido en el proceso.

    - Que si viajas con el que te cobra el viaje, vas a ir cómodo porque (duh!) él también quiere ir cómodo.

    - No sé quién sea el jefe de la línea de camiones Futura Plus, pero él no viaja en camión.

    - Este refrán de que “todos los extraños no son más que amigos a los que aún no has conocido” es cursi pero tiene algo de verdad.

    - Black Mirror miente. La economía de la reputación (las estrellitas, pues) hace más fácil colaborar y confiar en la gente.

    - Con esta herramienta, cada fin de semana puede ser una aventura.

    No olvides que el mundo es como es, no como debería ser. Por eso vale la pena tomar precauciones.

    Blablacar

    Antes de unirte a un viaje, revisa bien las reseñas, la reputación del conductor y que todos sus datos estén verificados.

    Lo mismo aplica si prestas tu carro para un viaje. Fíjate que tu pasajero sea de confianza.

    No olvides que este es uno de esos servicios que dependen de que todos seamos chidos.

    Blablacar

    Ya sea que conduzcas o vayas de pasajero, tú también llena todos tus datos y sigue las reglas para ganarte buenas reseñas. Este servicio depende de que todos confiemos entre nosotros.

    Y no sé, el jueves por la noche abriré mi cuenta de Blablacar para ver todos los viajes que la gente comparte e imaginarme cómo sería ir con ellos.

    BuzzFeed

    Y, en una de esas, sí me voy.

    Sign Up For The Bring Me! Newsletter!

    The latest travel tips, off-the-beaten-path experiences, and inspiration delivered to your inbox.

    Newsletter signup form