Paid Post

9 Cosas facilísimas que puedes hacer para vivir menos amargado

Es tiempo de dejar lo amargo atrás y refrescar tu forma de ver la vida. Acompáñate de una Fresca para hacerlo más light.

Getty Images

1.

Getty Images

Esta puede no ser tu primera opción, pero está garantizado que les servirá. Tu mente y cuerpo estarán alineados, mientras liberas energía de una manera pacífica y tranquila.

Frontiers in Aging Neuroscience publicó un estudio donde se demostró que la yoga no sólo sirve para la inteligencia, sino que también aumenta la resilencia y la eficiencia de todas las conexiones en tu cerebro, lo que está relacionado con el mindfulness. Es decir, que desarrollas la capacidad de estar presente, ser conscientes de dónde estás y lo que estás haciendo. De esta manera no estarás tan expuesto a situaciones abrumadoras que ocurran a tu alrededor.

2.

Getty Images

Según un estudio publicado por Nature Neuroscience, al escuchar música se despiertan sentimientos como la euforia o el deseo, ya que se libera la dopamina. O sea música = felicidad máxima.

Así que es tiempo de que te eches un clavado por tu Spotify y checa cuáles son las canciones que más te gustan. Cuando las tengas bien ubicadas haz una o cuantas playlists quieras. A lo mejor puedes dividirlas en géneros o incluso en estados de ánimo. De esa manera si estás amargado, te vas a escuchar la playlist feliz o la que te hace sacudir el cuerpo. ¡A mover el bote!

3.

Getty Images

A lo mejor hay costumbres que inconscientemente te hacen sentir mal. Chance dejaste algo tirado en tu cama y sabes que cuando llegues te pondrá de malas ver todo el relajo, y lo que menos quieres es arreglar después de un día ajetreado...

Para evitarte estos innecesarios momentos, empieza por cambiar costumbres que sabes que a la larga te podrían poner malhumorad@. Arreglar tu cuarto antes de salir, planear tu día para hacer todas las cosas que quieres o incluso cambiar cosas que en realidad no afectan, pero le darás otro aire a tu entorno y te sentirás renovad@ y libre.

4.

Getty Images

Hay cosas que simplemente te causan maripositas en el estómago... Editar un video, componer música o incluso hacer un rompecabezas. No importa lo que sea, te sientes tranquilo y gozas el momento. Enfocarte en esas experiencias y habilidades te permitirán dejar de prestar atención a cosas sin importancia para concentrarte en actividades que realmente te provocan una alegría genuina.

5.

Getty Images

Quizá al leerlo sea forzado, sin embargo el sonreír puede cambiar la forma en la que te sientes. Según un estudio realizado por las expertas en psicología Tara Kraft y Sarah Pressman, incluso la sonrisa falsa puede llegar a reducir el estrés, hasta más que una sonrisa genuina (mejor conocida como la sonrisa de Duchenne).

Entonces a mostrar esos dientes, no importa si es en el tráfico o después de una discusión con alguien; ten por seguro que la sonrisa cambiará tu humor.

6.

Getty Images

Estamos de acuerdo que el mundo color de rosa no existe, sin embargo tampoco hay que verlo todo a la perdición. Siempre esperar algo bueno como resultado te mantendrá en un estado mucho más feliz que, aunque no llegara a hacerse realidad, no te amargará la experiencia.

El hack es que, cuando las cosas no resultan como tu quieres o esperabas, tienes otras 8 cosas de esta lista para que lo amargo del momento no te invada. El chiste es que siempre trates de mantenerte con buena actitud.

7.

Getty Images

Si bien nuestra meta es dejar de ser amargados, también es importante tener otros objetivos para lograr cumplir nuestra meta principal. A lo mejor leer cierta cantidad de libros en un mes o empezar una nueva actividad. Al ver los resultados de estos objetivos, te sentirás mucho más a gusto y feliz de haberlos cumplido.

8.

Getty Images

La barrera más grande que nos ponemos y que a la larga nos puede hacer amargados, es el miedo. ¿Quieres meterte a clases de baile pero te da pena? ¿Quieres aventarte del paracaídas, pero te da miedo? ¡Hazlo! La forma de evitar sentir el arrepentimiento de no haberlo realizado, a la larga te convertirá en un amargado, y ¡no queremos eso!

Quizá ahora lo ves difícil, pero es mejor enfrentar los miedos, a estar viviendo con la angustia y la desesperación de no poder hacer algo que realmente te gusta por el simple hecho de tenerle miedo. ¡Venga!

9.

Getty Images

Puedes estar lleno de preocupaciones por todo lo que está pasando en tu vida y quizá eso es lo que esté provocando que andes medio amargado. Lo mejor que podrías hacer es descansar, trata de que tu mente deje de pensar en todas esas cosas y respira hondo.

Date un día de spa, o ponte en tu cama/sillón con música relajante e inhala y exhala. Incluso pequeños actos como este pueden llegar a tranquilizar todas esos ataques mentales que no te permiten encontrar la serenidad que necesitas en el momento.

Si Fresca le pudo quitar lo amargo a la toronja, tú también lo puedes lograr con estos sencillos consejos.