back to top

17 hechos históricos sobre el parto que te acelerarán el pulso

¡Las mujeres embarazadas solían beber cerveza durante el parto!

publicado

A no ser que se especifique lo contrario, todos estos hechos proceden del libro de Randi Hutter Epstein ¿Cómo se sale de aquí?
Una historia del parto
.

Publicidad

2. Y también se esperaba que sirvieran un trozo de tarta a todas las personas que permanecieran en la habitación mientras daban a luz.

Studio Ghibli / Via giphy.com

A estos últimos se los conocía como groaning cake (tarta gimiente) y, en general, se esperaba que las mujeres dando a luz atendieran a sus invitados, y no al revés. Se esperaba que estas mujeres hicieran y sirvieran estas tartas, incluso mientras intentaban empujar al bebé, para reducir el dolor del parto.

3. La palabra inglesa "gossip" (cotilla) tiene como origen la gente que asistía a los partos.

VH1 / Via giphy.com

A los amigos de las mujeres dando a luz se les llamaba "gossips" o "God's sibs" (pariente o hermano de dios). Se pensaba que esta gente se sentaba y hablaba tanto de los demás que el significado de la palabra evolucionó de "cerca de dios" a "rumor o chisme de naturaleza íntima".

4. En 1591, se quemó en la hoguera a una mujer por tomar un analgésico mientras daba a luz a gemelos.

Paramount Pictures / Via giphy.com

Eufame Maclayne cometió el error de comerse una hierba calmante en el parto. Aunque ella y los gemelos sobrevivieron al parto, recibió un castigo mortal por ello.

5. El primer libro de embarazo lo escribió un hombre que nunca había visto ni estudiado el parto.

NBC / Via giphy.com

The Rose Garden for Pregnant Women and Midwives (La rosaleda para embarazadas y comadronas), escrito por el Dr. Eucharius Rösslin, fue todo un éxito cuando se publicó en 1513. ¿El único problema? Rösslin, un estadístico, sabía tan poco sobre el embarazo y el parto que dio consejos desfasados, por ejemplo: decir a una mujer con un recién nacido muerto que quitara el feto introduciendo en su vagina excrementos, bilis de vaca y hierbas. También pensaba que los fetos tenían aspecto de adultos simplemente flotando en el útero. Aun así, el libro fue un superventas durante 200 años y se publicó en cinco idiomas.

6. Antes de que Lane Bryant inventara la primera línea de ropa premamá a principios del siglo XX, las mujeres llevaban corsé durante la mayor parte de su embarazo, incluso aunque se pensara que el corsé destruía los órganos reproductivos y ahogaba a los bebés.

Disney / Via askfitnesscoach.com

Las faldas de cintura elástica y los vestidos desenfadados de Bryant fueron una alternativa bien acogida.

Publicidad

7. Las motosierras, el arma asesina elegida por las películas de terror, se inventó para ayudar en los partos.

Nickelodeon / Via giphy.com

El prototipo de las motosierras modernas se inventó a finales del siglo XVIII por los médicos escoceses John Aitken y James Jeffray. La sierra manual ayudó en las sinfisiotomías, que implica cortar y ensanchar el hueso pélvico de la mujer durante el parto como alternativa a la cesárea. Era una operación arriesgada y (obviamente) dolorosa, principalmente, antes de la invención de la anestesia. Afortunadamente, las sinfisiotomías, y las motosierras médicas en general, dejaron de utilizarse a finales del siglo XIX, y las motosierras se comenzaron a utilizar para cortar árboles a principios del siglo XX.

8. En la maternidad de la Francia del siglo XVII, era común compartieran cama entre tres y cinco mujeres durante el parto.

20th Century Fox / Via giphy.com

Esas dependencias compartidas no eran solo antihigiénicas y probablemente desconcertantes, sino que también eran mortificantes. Si una mujer fallecía durante el parto, las demás mujeres que compartían cama tenían que esperar horas hasta que alguien se llevaba el cuerpo de la fallecida.

9. En 1965, se presentó una patente para un "dispositivo de parto" que daba vueltas a mujeres embarazadas para que el bebé saliera despedido por la fuerza centrífuga.

TV Peru / Via giphy.com

Esta ayuda creativa al parto, que patentaron Charlotte y George Blonsky, necesitaba que ataran a una mujer a una mesa giratoria y diera vueltas hasta que el bebé fuera expulsado a una red de algodón. ¡Vaya! Todavía hay más. Estaba diseñado específicamente para, entre otras cosas, concentrar "tanto vómito como fuera posible en la cara de la madre y alrededor, antes que salir despedido hacia el personal del hospital". Por alguna razón, nunca se impuso.

10. Se quemó en la hoguera por brujería a muchas comadronas.

NBC / Via giphy.com

Las comadronas que participaban en partos que no iban bien estaban especialmente expuestas porque los hombres querían establecer su dominio en este campo. Ann Hutchinson, una mujer a la que acusaron de brujería después de que la madre y su bebé a los que ayudaba murieran. Más tarde, una autovía de Nueva York recibió su nombre.

11. El fórceps lo inventó una familia que mantuvo en secreto el diseño de su invento durante casi 200 años.

NBC / Via giphy.com

La familia Chamberlen fue una familia de "comadronas hombre" que inventaron el primer par exitoso de fórceps en el siglo XVII. Entregaron muchos bebés sanos y salvos, pero se negaron a compartir su diseño especial con otros médicos. El dispositivo original se encontró en la tarima de su antigua casa en 1813, y poco tiempo después, todo el mundo estaba copiando su diseño.

Publicidad

12. Un libro escrito en 1835 decía a las mujeres que aliviaran el dolor en sus partes femeninas después del parto con una mezcla de leche y pan, o sanguijuelas.

20th Century Fox / Via giphy.com

El parto provoca un "gran estiramiento de las partes", escribió William Edmonds Horner en The Home Book of Health and Medicine (el manual de la salud y la medicina). "Esto provoca un gran dolor y una sensación incómoda, que se eliminan con un baño de leche y agua calientes. Si hay mucha inflamación, se puede aplicar, y cambiar con frecuencia, un cataplasma emoliente de pan y leche, o comer semillas de lino. Si sientes malestar general, con calor y dolor punzante en las partes, puede que sean necesarias las sanguijuelas".

13. La reina Victoria popularizó la medicación durante el parto.

Cinemax / Via gfycat.com

Antes de mediados del siglo XIX, se creía que si no podías aguantar el dolor del parto, no podrías aguantar las dificultades de la maternidad. Sea como fuera, la reina Victoria pidió que le administrarán el éter de la "droga bendita" mientras daba a luz en 1853. Este hecho marcó el inicio de un fenómeno mundial para recibir un poco de ayuda durante el parto.

14. Un libro de principios del siglo XX aconsejaba a los obstetras que ejercieran presión en el clítoris para ayudar al nacimiento del bebé y a disminuir el dolor.

Bravo / Via giphy.com

"Durante las primeras etapas, se ejerce presión con los dedos en los filamentos terminales de los nervios simpáticos dentro y alrededor del clítoris", escribió Louis A. Spaeth en Coming Motherhood (maternidad venidera) en 1907. "Los dedos índice y corazón se colocan uno a cada lado de este órgano se ejerce una presión firme y moderadamente fuerte contra el hueso ejerciendo presión dirección hacia arriba, hacia el abdomen; esto lo hace, el médico o la enfermera asistente, o la propia mujer. Como resultado, se produce un efecto reflejo, siguiendo con una contracción del útero; su boca se dilata, a continuación, aparecen dolores normales de empujar y el parto continúa con normalidad; todos los dolores volátiles desaparecen".

15. La cesárea probablemente NO se llame así por Julio César.

NBC / Via giphy.com

Puede que hayas oído que el nombre de la cesárea proviene del famoso romano, que supuestamente fue el primer niño que nació con éxito mediante este método. No obstante, César nació mucho antes de que la operación estuviese lo suficientemente avanzada como para mantener viva a su madre. La cesárea probablemente reciba el nombre de la palabra latina "caesuru", que significa "cortar".

16. En Roma se utilizaba la expresión "a matre caesus" (cortado de la madre) para describir una cesárea.

United Artists / Via giphy.com

Se utilizaban para sacar al feto por vía abdominal cuando la madre moría durante el embarazo.

17. Hasta finales del siglo XIX, las cesáreas solo se realizaban en mujeres que estaban a punto de morir en el parto.

CBS / Via giphy.com

Las comadronas solían hacerlas cuando una mujer "no responde ante olores penetrantes, está fría como el hielo, sin pulso, tiene un aspecto desmayado y pálido como la muerte, y si su respiración no deja señales en un espejo".

Este artículo ha sido traducido del inglés.

Patrocinado

Every. Tasty. Video. EVER. The new Tasty app is here!

Dismiss