Ir directo al contenido
    Posted on 12 sept. 2016

    Esto es lo que los hombres trans desearían haber sabido antes de empezar la terapia hormonal

    "Lo que importa es lo que te haga feliz — encontrar ese pedazo de felicidad auténtica dentro de ti y aferrarte a él."

    Le preguntamos a miembros trans y no cisgénero de la Comunidad de BuzzFeed lo que desearían haber sabido antes de comenzar la terapia hormonal sustitutiva, la cual puede ser un camino confuso y lleno de sorpresas.

    Thinkstock

    La Terapia Hormonal Sustitutiva, o THS, es el proceso en el cual se toman hormonas ya sean oralmente o por inyecciones. El acto de reemplazar hormonas que tu cuerpo ya no produce suficientemente, o añadir hormonas que tu cuerpo no produce para nada, es un tratamiento usado en varios problemas médicos (más comúnmente, para tratar la menopausia en mujeres mayores).

    Para la gente trans y no cisgénero, comúnmente es el primer paso médico en la afirmación de su identidad de género. El complemento de hormonas sexuales — como el estrógeno, antiandrógenos, o testosterona — permite al individuo desarrollar características físicas que mejor corresponden al género con el cual se identifican.

    Para este artículo, Buzzfeed LGBT, contó con la aportación de la Dra. Meera Shah del Centro de Salud Comunitario Callen-Lorde y el Dr. Asa Radix, con Maestría en Salud Pública, director de investigación y educación en Callen-Lorde.

    Hablemos de la terapia de testosterona (hablaremos sobre las hormonas para feminización aquí). La testosterona, a menudo llamada simplemente "T", incrementa la masa muscular, vello facial, y hace más profunda la voz.

    20th Century Fox

    De acuerdo con Shah, los efectos completos de la testosterona usualmente tardan uno o dos años en desarrollarse. "Aunque la TSH puede que no sea parte de la transición de todas las personas, para aquellos que la incluyen, es considerada médicamente necesaria," agrega.

    Esto es lo que los miembros de la Comunidad Buzzfeed dijeron acerca de comenzar con la T:

    1. No todos los que reciben testosterona tienen la misma meta en cuanto a qué tan "masculinos" se quieren ver.

    Instagram: @transylvanian

    "Después de empezar con la testosterona, trataba de ser extremadamente masculino. Dejé de usar maquillaje, me teñí el cabello oscuro, y comencé a usar ropa holgada de hombre. Todo lo que conseguí es convertirme en una versión diferente de alguien miserable. La ropa y el maquillaje no corresponden a un género. Sigo siendo yo con lo que sea que me ponga. Me veo y siento mejor cuando soy yo mismo."

    — Jess Winter, Facebook (en la fotografía superior)

    2. La testosterona también puede afectar tu estado de ánimo y tu temperamento.

    Twitter: @reIatabIe

    "Muchas personas piensan que las hormonas sólo traerán cosas divertidas como vello facial, redistribución de la grasa, autoestima, etc — pero también pueden interrumpir la paz en tu cabeza y en tus alrededores.

    Desearía haber preparado mejor a mi novia, y a mí mismo, para este cambio en mi comportamiento y personalidad."

    — Kelsey Lagman, Facebook

    De acuerdo a Radix, empezar la terapia hormonal provoca los mismos cambios físicos y emocionales que vienen con la pubertad — así que los cambios de estado de ánimo pueden ser muy comunes. Una manera de combatir las altas y bajas de los niveles de T es probando la testosterona transdermal (geles tópicos) los cuales son menos probable que causen cambios de humor exagerados.

    "Otra opción es que tu médico te recete una dosis más baja de testosterona inyectable semanalmente en lugar de cada dos semanas para mantener los niveles de T más estables," dice Radix.

    3. No hay una línea del tiempo universal para la transición. Tu cuerpo puede que no cambie tan rápido como el de otro, así que no te desanimes con comparaciones constantes.

    4. Los cambios de voz pueden ser un altibajo doloroso — literalmente.

    NBC / Via gifrific.com

    "Ojalá alguien me hubiera dicho que el cambio de voz podía ser doloroso. Sabia que las hormonas causaban la transición vocal, pero trataba de alcanzar un tono más elevado por instinto y tuve fuertes dolores de garganta. Por meses seguí perdiendo mi voz y teniendo una tos muy dolorosa."

    — Gabriel Davies, Facebook

    "Cuando empiezas con la testosterona hace que la laringe crezca," explica Radix. "Cuando esto sucede puede que notes un dolor de garganta de manera intermitente antes que la voz se haga más grave. Esto puede aparecer y desaparecer por varios meses o hasta por un año. Afortunadamente el dolor eventualmente desaparece".

    5. Recibir la dosis correcta puede ser cuestión de prueba y error, así que escucha a tu cuerpo y sé paciente.

    6. Está bien sentirse un poco (o muy) intimidado por las autoinyecciones.

    7. Con la T tu apetito sexual, bueno, crecerá.

    etsy.com

    "Probablemente podía estar teniendo sexo tres veces al día y aun así tener ganas de más. Afortunadamente, eso también desapareció con el tiempo."

    marcs4404e432c

    8. Y probablemente querrás comerte toda la comida.

    Nickelodeon

    "Desearía haber sabido qué tan hambriento estaría días después de cada inyección. Dos o tres días después de cada inyección me estoy muriendo de hambre casi todo el tiempo y puedo comer casi una pizza completa y tener hambre una hora después."

    — Chevy Whitson, Facebook

    9. Para tu información: El crecimiento de vello facial da MUCHA comezón.

    Getty/Thinkstock

    "En cuanto a cosas del cuerpo, desearía haber sabido que las barbas dan más comezón de lo que mis hermanos hacían parecer. Tampoco estaba preparado para mis olores y sudor como consecuencia del cambio."

    — Noah Rosvall, Facebook

    10. Tu disforia puede cambiar conforme tú cambias.

    New Line Cinema

    "Desearía que alguien me hubiese dicho que mi disforia cambiaría. Pasaba de ser algo externo (ser del género equivocado, gente confundiendo mi edad, la ropa que no me quedaba) a ser algo interno. Ahora siento que soy la raíz de toda mi disforia."

    — Elliot Michael Snyder, Facebook

    Puedes leer más sobre cómo lidear con la disforia de género aquí.

    11. ¡No temas hacer preguntas! Pregunta a tu doctor si ves algo inusual, ellos sabrán qué amerita ser causa de preocupación y qué no.

    Columbia Pictures

    "Soy un hombre trans, y desearía haber sabido sobre el sangrado intercurrente. Es como tener el periodo otra vez — excepto que dura semanas y es más doloroso."

    — Marcosias Harland

    De acuerdo a Radix, el sangrado intercurrente para los chicos es algo que necesita ser evaluado por un proveedor médico.

    "Las infecciones y los problemas uterinos necesitan ser descartados. Algunas veces se debe a variaciones en los niveles hormonales y la dosis de T puede que necesite ser ajustada o ser administrada en intervalos más cortos," dice Radix.

    12. La terapia de sustitución hormonal no es un tratamiento "que lo cura y arregla todo".

    13. Algunas veces hablarlo con un terapeuta es la mejor medicina.

    VH1 / Via vh1.tumblr.com

    "La TSH no sustituye el tratamiento psicológico. Acudir con un consejero y/o un psicólogo para recibir apoyo en CUALQUIER transición en la vida que sea difícil, SIEMPRE es una buena idea. Puede que no sea algo que necesites a largo plazo, dependiendo en tu situación e historial mental de salud, pero siempre es una buena idea tener alguien con quien hablar para ayudarte a lidiar con los niveles variantes de estrés en tu vida".

    SinnerElla

    14. Y lo más importante, es que trates de amarte a ti mismo justo como eres.

    BuzzFeed Daily

    Keep up with the latest daily buzz with the BuzzFeed Daily newsletter!

    Newsletter signup form