back to top

Pedimos a diferentes personas que dibujen su disforia de género

"Para mí el género que me asignaron ha sido siempre una caja en la que fui puesto sin mi permiso".

publicado
gardenstar.tumblr.com / Via Jay Atlas Alexander

El malestar emocional y físico asociado con la disforia de género puede ser prácticamente imposible de describir para alguien que nunca lo ha experimentado. Este tipo de disforia en particular se define muchas veces como una condición en la que una persona siente malestar o angustia porque su identidad de género no se corresponde con el género que le fue asignado al nacer. ¿Pero como se sienten las personas que sufren disforia de género? ¿Qué aspecto tiene?

Hemos pedido a diferentes personas que ilustren su disforia de la manera que quieran. Aquí hay algunos de los trabajos artísticos que hemos recibido:

"Para mí el género que me asignaron ha sido siempre una caja en la que fui puesto sin mi permiso".

"No soy especialmente bueno con el dibujo, así que he incluido un ejemplo de los bordados que hago. Me resulta mucho más fácil representar lo que quiero con los hilos. Para mí el género que me asignaron ha sido siempre una caja en la que fui puesto sin mi permiso. Es restrictivo y asfixiante, y durante casi toda mi vida ha ocultado por completo la persona que soy, como una nube rosa que oculta mis colores interiores al mundo. Muchas veces siento que nunca voy a poder salir de la caja, así que hago lo que puedo para cambiar los colores y hacer de la caja un lugar en el que puedo sobrevivir. Algunos días son mejores que otros y cada vez se me da mejor quitar el color rosa, pero siempre intenta recuperar el terreno perdido. Todavía es todo lo que algunas personas pueden ver cuando me miran".—Cael
Cael

"No soy especialmente bueno con el dibujo, así que he incluido un ejemplo de los bordados que hago. Me resulta mucho más fácil representar lo que quiero con los hilos.

Para mí el género que me asignaron ha sido siempre una caja en la que fui puesto sin mi permiso. Es restrictivo y asfixiante, y durante casi toda mi vida ha ocultado por completo la persona que soy, como una nube rosa que oculta mis colores interiores al mundo. Muchas veces siento que nunca voy a poder salir de la caja, así que hago lo que puedo para cambiar los colores y hacer de la caja un lugar en el que puedo sobrevivir.

Algunos días son mejores que otros y cada vez se me da mejor quitar el color rosa, pero siempre intenta recuperar el terreno perdido. Todavía es todo lo que algunas personas pueden ver cuando me miran".

—Cael

"Hay muchas cosas que mi cuerpo hace muy bien, simplemente tuvo los bloques de construcción equivocados cuando desarrolló su aspecto".

"Estar atrapado en el cuerpo equivocado nunca fue una frase que estuvo en mi mente porque creo que pone a mi cuerpo bajo la luz equivocada. Hay muchas cosas que mi cuerpo hace muy bien, simplemente tuvo los bloques de construcción equivocados cuando desarrolló su aspecto. Simpatizo con mi cuerpo porque no solo yo, todas las personas de mi entorno vuelven siempre a lo mismo por unos pocos errores que ha cometido. Vamos a dar un respiro a mi cuerpo. No actuéis como si cada uno de vosotros no tuviera algo de su cuerpo que no le gustase. En mi caso simplemente es un poco más contradictorio con lo que soy".—Felix
Felixkattenvoer.tumblr.com

"Estar atrapado en el cuerpo equivocado nunca fue una frase que estuvo en mi mente porque creo que pone a mi cuerpo bajo la luz equivocada. Hay muchas cosas que mi cuerpo hace muy bien, simplemente tuvo los bloques de construcción equivocados cuando desarrolló su aspecto.

Simpatizo con mi cuerpo porque no solo yo, todas las personas de mi entorno vuelven siempre a lo mismo por unos pocos errores que ha cometido. Vamos a dar un respiro a mi cuerpo. No actuéis como si cada uno de vosotros no tuviera algo de su cuerpo que no le gustase. En mi caso simplemente es un poco más contradictorio con lo que soy".

—Felix

"Para mí la disforia viene principalmente de las miradas y las palabras de la gente".

"Para mí la disforia viene principalmente de las miradas y las palabras de la gente. Me ven como una 'chica' y me llaman así, incluso de la manera más inocente, simplemente porque no lo saben.Al llamarme de este modo por la forma de mi cuerpo me siento atrapado en una envoltura ajustada fabricada de estereotipos y expectativas de 'chica'. Un 'traje de chica' que me asfixia poco a poco. Cuanto más me llaman 'chica', más siento que el 'traje de chica' se apodera de mí, cubre mi yo real y mis colores reales".—Pimeälex
Pimeälex / Via yami-pimeartsies.tumblr.com

"Para mí la disforia viene principalmente de las miradas y las palabras de la gente. Me ven como una 'chica' y me llaman así, incluso de la manera más inocente, simplemente porque no lo saben.Al llamarme de este modo por la forma de mi cuerpo me siento atrapado en una envoltura ajustada fabricada de estereotipos y expectativas de 'chica'. Un 'traje de chica' que me asfixia poco a poco. Cuanto más me llaman 'chica', más siento que el 'traje de chica' se apodera de mí, cubre mi yo real y mis colores reales".

—Pimeälex

"Cuando ando la gente acostumbra a mirarme fijamente y me siento totalmente desnuda en la acera con ojos de desaprobación que me juzgan durante todo el camino".

"La disforia no es solo una cosa para mí, es una combinación de cosas que creo que están pasando y las cosas que realmente pasan y se desarrollan a lo largo del día. Cuando me preparo para salir de casa para ir a trabajar, a divertirme con amigos o para hacer recados, si veo el contorno duro en la expresión de mi rostro me imagino qué verá la gente cuando ande por la calle...y simplemente quiero tumbarme y beber. Pero me he comprometido así que tengo que salir de casa. Cuando ando la gente acostumbra a mirarme fijamente y me siento totalmente desnuda en la acera con ojos de desaprobación que me miran y me juzgan durante todo el camino. Esto se acumula hasta llegar al punto de sentirme mareada y aturdida, no puedo decir si estoy dormida o despierta envuelta en una niebla oscura.Una vez que llego a mi destino, ya sea una tienda, un bar o una farmacia y me piden mi documento de identidad (mi documento de identidad todavía tiene mi nombre de nacimiento y el género equivocado) puedo ver cómo cambian su expresión, lo oigo en su voz o veo la sorpresa en sus ojos. Siento como si mi documento de identidad murmurara un montón de tonterías masculinas y viriles. Se me cae el corazón a los pies y me siento...¡¡¡ACORRALADA!!!Esto es suficiente para volverte loca, pero también hay gente que te ayuda y te recuerdan que eres más que tu disforia y que esto también pasará".—Wriply
Wriply Bennet

"La disforia no es solo una cosa para mí, es una combinación de cosas que creo que están pasando y las cosas que realmente pasan y se desarrollan a lo largo del día.

Cuando me preparo para salir de casa para ir a trabajar, a divertirme con amigos o para hacer recados, si veo el contorno duro en la expresión de mi rostro me imagino qué verá la gente cuando ande por la calle...y simplemente quiero tumbarme y beber. Pero me he comprometido así que tengo que salir de casa. Cuando ando la gente acostumbra a mirarme fijamente y me siento totalmente desnuda en la acera con ojos de desaprobación que me miran y me juzgan durante todo el camino. Esto se acumula hasta llegar al punto de sentirme mareada y aturdida, no puedo decir si estoy dormida o despierta envuelta en una niebla oscura.

Una vez que llego a mi destino, ya sea una tienda, un bar o una farmacia y me piden mi documento de identidad (mi documento de identidad todavía tiene mi nombre de nacimiento y el género equivocado) puedo ver cómo cambian su expresión, lo oigo en su voz o veo la sorpresa en sus ojos. Siento como si mi documento de identidad murmurara un montón de tonterías masculinas y viriles. Se me cae el corazón a los pies y me siento...¡¡¡ACORRALADA!!!

Esto es suficiente para volverte loca, pero también hay gente que te ayuda y te recuerdan que eres más que tu disforia y que esto también pasará".

—Wriply

"No debería llevar pintalabios o lápiz de ojos al tener pequeños pelos en mi barbilla y en el labio superior".

"Cuando veo que mi disforia recorre mi cuerpo intento por todos los medios despegarme de los condicionamientos sociales. No debería llevar pintalabios o lápiz de ojos al tener pequeños pelos en mi barbilla y en el labio superior. No debo hacer ruido. Debo ser una mujer mágica que hace todo el trabajo emocional. Mi masculinidad y yo solo podemos encontrarnos en privado. Mi trabajo emocional termina dividido entre el trabajo femenino y sobrevivir a un mundo de blancos heteros mientras soy una persona de piel marrón, trans y no binaria. Mi masculinidad es tan femenina como puede ser. No puedo y no quiero separar mi masculinidad de mi feminidad... Es difícil nutrirme a mí mismo cuando no puedo controlar ninguna de las cosas fuera de mí mismo. La única cosa que puedo controlar es mi cuidado personal. Así qué, ¡¿qué hago?! Sostengo la lavanda que pongo en mis palmas con cuidado. Susurro afirmaciones e inhalo la lavanda. Dejo que mi cuerpo experimente las emociones que necesite para sentirse mejor, para crecer, para nutrirse. Llevo mis emociones y al mismo tiempo me hago tan visible como puedo externamente. No me atrevo a ser invisible cuando todavía existo en estas circunstancias dolorosas. Celebraré mi tristeza al llorar más, al amarme a mí mismo de manera más radical. No dejaré que nadie condicione y normalice sus fobias y roles de género en mí. Me atreverá a existir como una 'femmeboi', trans, no binaria, mágica. Me atreverá a cuestionar lo binario".—Car-oh
caramelofields.tumblr.com

"Cuando veo que mi disforia recorre mi cuerpo intento por todos los medios despegarme de los condicionamientos sociales. No debería llevar pintalabios o lápiz de ojos al tener pequeños pelos en mi barbilla y en el labio superior. No debo hacer ruido. Debo ser una mujer mágica que hace todo el trabajo emocional. Mi masculinidad y yo solo podemos encontrarnos en privado.

Mi trabajo emocional termina dividido entre el trabajo femenino y sobrevivir a un mundo de blancos heteros mientras soy una persona de piel marrón, trans y no binaria. Mi masculinidad es tan femenina como puede ser. No puedo y no quiero separar mi masculinidad de mi feminidad... Es difícil nutrirme a mí mismo cuando no puedo controlar ninguna de las cosas fuera de mí mismo. La única cosa que puedo controlar es mi cuidado personal.

Así qué, ¡¿qué hago?! Sostengo la lavanda que pongo en mis palmas con cuidado. Susurro afirmaciones e inhalo la lavanda. Dejo que mi cuerpo experimente las emociones que necesite para sentirse mejor, para crecer, para nutrirse. Llevo mis emociones y al mismo tiempo me hago tan visible como puedo externamente. No me atrevo a ser invisible cuando todavía existo en estas circunstancias dolorosas. Celebraré mi tristeza al llorar más, al amarme a mí mismo de manera más radical. No dejaré que nadie condicione y normalice sus fobias y roles de género en mí. Me atreverá a existir como una 'femmeboi', trans, no binaria, mágica. Me atreverá a cuestionar lo binario".

—Car-oh

"Al mirarme en el espejo, en los días que soy lo suficientemente valiente para hacerlo, me destroza el sentido construido exquisitamente de mí mismo".

"Me despierto por la mañana y paso las manos por mi cuerpo. Nunca siento que es como debería ser. Al mirarme en el espejo, en los días que soy lo suficientemente valiente para hacerlo, me destroza el sentido construido exquisitamente de mí mismo. Mi ropa nunca, nunca es la correcta. Tomar una ducha es la parte más preocupante del día, cuando pongo el jabón en mis muslos y en mi pecho hago todo lo posible para aferrarme a la imagen mental de quien soy realmente y no la versión rellenita, blanda y con piel flácida de mí mismo que siento debajo del agua."—Wiley Reading
wileyreading.com

"Me despierto por la mañana y paso las manos por mi cuerpo. Nunca siento que es como debería ser. Al mirarme en el espejo, en los días que soy lo suficientemente valiente para hacerlo, me destroza el sentido construido exquisitamente de mí mismo.

Mi ropa nunca, nunca es la correcta. Tomar una ducha es la parte más preocupante del día, cuando pongo el jabón en mis muslos y en mi pecho hago todo lo posible para aferrarme a la imagen mental de quien soy realmente y no la versión rellenita, blanda y con piel flácida de mí mismo que siento debajo del agua."

—Wiley Reading

"Es casi como si tuviera unos globos de agua pegados a mí y tuviera que quitármelos".

"Normalmente soy bastante tímido sobre mi apariencia natural, pero tenía una necesidad de ilustrar cómo me siento sobre mi cuerpo desde una perspectiva interior y se convirtió en un retrato honesto de mí mismo.Una mezcla de lo que soy y cómo me siento. Cuando pienso en mi pecho tal y como es ahora me siento muy raro. Es casi como si tuviera unos globos de agua pegados a mí y tuviera que quitármelos. Espero que algún día pueda resolverlo...pero hasta que llegue este día, es algo con lo que a veces tengo dificultades. Algunos días son mejores que otros".—Anónimo
chari-artist.tumblr.com

"Normalmente soy bastante tímido sobre mi apariencia natural, pero tenía una necesidad de ilustrar cómo me siento sobre mi cuerpo desde una perspectiva interior y se convirtió en un retrato honesto de mí mismo.Una mezcla de lo que soy y cómo me siento. Cuando pienso en mi pecho tal y como es ahora me siento muy raro. Es casi como si tuviera unos globos de agua pegados a mí y tuviera que quitármelos. Espero que algún día pueda resolverlo...pero hasta que llegue este día, es algo con lo que a veces tengo dificultades. Algunos días son mejores que otros".

—Anónimo

"Escucho un pitido en mis oídos, mi cabeza no deja de zumbar y me arde la cara de vergüenza por lo redonda que es o por lo baja que soy o porque mis caderas son más anchas que las de un chico".

"Para mí, la disforia es sentirse hecho un lío total. Todo está enredado y me siento asqueado dentro de mi piel. Escucho un pitido en mis oídos, mi cabeza no deja de zumbar y me arde la cara de vergüenza por lo redonda que es o por lo bajo que soy o porque mis caderas son más anchas que las de un chico. Tengo ganas de llorar y me odio a mí mismo y al cuerpo con el que nací. Sigo recordándome que mi voz suena femenina o que nadie usa los pronombres que quiero para referirse a mí debido a mi aspecto. Ojalá hubiera nacido en un cuerpo diferente. Ojalá no me sintiera tan hecho un lío". —Anónimo
andromedaichi.tumblr.com

"Para mí, la disforia es sentirse hecho un lío total. Todo está enredado y me siento asqueado dentro de mi piel. Escucho un pitido en mis oídos, mi cabeza no deja de zumbar y me arde la cara de vergüenza por lo redonda que es o por lo bajo que soy o porque mis caderas son más anchas que las de un chico. Tengo ganas de llorar y me odio a mí mismo y al cuerpo con el que nací. Sigo recordándome que mi voz suena femenina o que nadie usa los pronombres que quiero para referirse a mí debido a mi aspecto. Ojalá hubiera nacido en un cuerpo diferente. Ojalá no me sintiera tan hecho un lío".

—Anónimo

"Mi disforia es envolverme los pechos para apretarlos todos los días solo para poder concentrarme en mis tareas escolares, porque no puedo mirar hacia el papel sin ver mis pechos".

"Mi disforia es no sentirme como un hombre debido a que las únicas afirmaciones que obtengo son en la escuela. Mi disforia es envolverme los pechos para apretarlos todos los días solo para poder concentrarme en mis tareas escolares, porque no puedo mirar hacia el papel sin ver mis pechos. La disforia, para mí, es sentirme inválido porque no dejo de cuestionarme a mí mismo, ya que la idea de que no soy un hombre me la inculcan a la fuerza todos los días refiriéndose a mí adrede con el género erróneo o agrediéndome verbalmente".—Jameson
Provided to BuzzFeed

"Mi disforia es no sentirme como un hombre debido a que las únicas afirmaciones que obtengo son en la escuela. Mi disforia es envolverme los pechos para apretarlos todos los días solo para poder concentrarme en mis tareas escolares, porque no puedo mirar hacia el papel sin ver mis pechos. La disforia, para mí, es sentirme inválido porque no dejo de cuestionarme a mí mismo, ya que la idea de que no soy un hombre me la inculcan a la fuerza todos los días refiriéndose a mí adrede con el género erróneo o agrediéndome verbalmente".

—Jameson

"No creo que haya una forma de ser 'correcta' para un cuerpo y valoro la manera en que los cuerpos son extraños, ilegibles e ingobernables".

Jesse Harold
Jesse Harold

"Estos son algunos dibujos que hice durante el año o así que pasé decidiéndome, preparándome y recuperándome de la cirugía de la parte superior. Me identifico como no binario e intergénero, por lo que para mí decidirme por una intervención médica para mi disforia no era tan simple como la mayoría de los casos que escuchas de gente transexual: 'el cuerpo que debí tener al nacer' o 'la forma en que me veo por dentro' o esas cosas. No creo que haya una forma de ser 'correcta' para un cuerpo y valoro la manera en que los cuerpos son extraños, ilegibles e ingobernables. Así que me ayudó mucho ordenar mis sentimientos sin palabras, solo intentando existir en mi cuerpo, prestando atención y haciendo arte".

—Jesse Harold

"Un autorretrato flojo que muestra mi deseo de librarme de mi disforia: social, física y mental".

"Un autorretrato flojo que muestra mi deseo de librarme de mi disforia: social, física y mental".—Jay Atlas Alexander
gardenstar.tumblr.com

"Un autorretrato flojo que muestra mi deseo de librarme de mi disforia: social, física y mental".

—Jay Atlas Alexander

"Es paranoia, depresión, ansiedad, envidia, repugnancia, ira; es todas aquellas emociones que a nadie le gusta sentir".

"La disforia de género es tristeza. Es paranoia, depresión, ansiedad, envidia, repugnancia, ira; es todas aquellas emociones que a nadie le gusta sentir. La disforia de género es cambiarse 10 veces antes de salir de casa y aun así no sentirte cómodo dentro de tu propia piel. La disforia de género es no querer salir de la cama. La disforia de género es sentirse perdido y sin esperanza. No hay nada bonito en la disforia de género, es lo más feo y triste que he sentido nunca y jamás querría que estos sentimientos los sufrieran ni siquiera mis enemigos más odiados". —Jonny
Jonny Caius Rose

"La disforia de género es tristeza. Es paranoia, depresión, ansiedad, envidia, repugnancia, ira; es todas aquellas emociones que a nadie le gusta sentir. La disforia de género es cambiarse 10 veces antes de salir de casa y aun así no sentirte cómodo dentro de tu propia piel. La disforia de género es no querer salir de la cama. La disforia de género es sentirse perdido y sin esperanza.

No hay nada bonito en la disforia de género, es lo más feo y triste que he sentido nunca y jamás querría que estos sentimientos los sufrieran ni siquiera mis enemigos más odiados".

—Jonny

"Estas obras plasman la diferencia que supone para mi el llevar una venda. Me ayuda a no sentirme dentro de una jaula."

"Esta obra muestra a alguien atrapado por los deseos de otros, las restricciones sociales y la eterna lucha interna por ser feliz. Esta obra me ha ayudado a compartir una de las partes más escondidas de mi ser. Es una obra que he mantenido escondida, en beneficio de otros. Pero ahora, mi felicidad y mi salud son lo primero, así que aquí estoy. Espero que esto ayude a otros que se sientan como que yo. En torno a mi pecho gira mucha dismorfia, y estoy intentando encontrar la manera de sentirme a gusto en mi piel. Estas obras muestran la diferencia que supone para mi llevar una venda. Me ayuda a no sentirme dentro de una jaula."

—Giselle KC-West

"Siento que floto sobre mi cuerpo, desconectado de él".

"Mi mente se enfrenta a la disforia de un modo extraño. Soy un transexual masculino, y casi siempre siento una desconexión con mi cuerpo, como si no tuviera uno, o como si ni siquiera estuviese dentro de él. Como mi cerebro no parece reconocer mi cuerpo como propio, no siento una dismorfia intensa respecto a lo "malo" que hay en él.En mi dibujo, la nube que rodea a mi cabeza representa mi alma, o mi consciencia, flotando sobre mi cuerpo. Así es como me siento habitualmente; cuando estoy en la escuela, en mi tiempo libre e, incluso, cuando estoy haciendo las cosas que me gustan. Me siento como si flotara sobre mi cuerpo, desconectado de él.Las marcas rojas de mi cuerpo son mi lucha contra la dermatilomanía, o pellizcado cutáneo. Todos los días, me rindo a la sensación de que debo rascar mi propia piel. Tras investigarlo un poco, he descubierto que este tipo de desórdenes están a menudo asociados a la disforia y dismorfia corporal. Las marcas de mi dibujo están en los mismos lugares que en mi cuerpo real. Los he añadido para mostrar que la disforia es mucho más que sentirse incómodo; puede tener un impacto importante en la vida diaria." —Anónimo
rosssketches.tumblr.com

"Mi mente se enfrenta a la disforia de un modo extraño. Soy un transexual masculino, y casi siempre siento una desconexión con mi cuerpo, como si no tuviera uno, o como si ni siquiera estuviese dentro de él. Como mi cerebro no parece reconocer mi cuerpo como propio, no siento una dismorfia intensa respecto a lo "malo" que hay en él.

En mi dibujo, la nube que rodea a mi cabeza representa mi alma, o mi consciencia, flotando sobre mi cuerpo. Así es como me siento habitualmente; cuando estoy en la escuela, en mi tiempo libre e, incluso, cuando estoy haciendo las cosas que me gustan. Me siento como si flotara sobre mi cuerpo, desconectado de él.

Las marcas rojas de mi cuerpo son mi lucha contra la dermatilomanía, o pellizcado cutáneo. Todos los días, me rindo a la sensación de que debo rascar mi propia piel. Tras investigarlo un poco, he descubierto que este tipo de desórdenes están a menudo asociados a la disforia y dismorfia corporal. Las marcas de mi dibujo están en los mismos lugares que en mi cuerpo real. Los he añadido para mostrar que la disforia es mucho más que sentirse incómodo; puede tener un impacto importante en la vida diaria."

—Anónimo

"Siento como si cada día, cada minuto, estuviera luchando, y como si todo esto me estuviera arrastrando, poniendo en riesgo mi integridad mental."

"Todo lo que me recuerda a mi cuerpo es como un puñetazo enorme contra mi rostro, ya sean cosas que siento en mí (mis características corporales, mi voz, etc), o cosas que noto que yo no tengo, pero las mujeres cisgénero sí. Siento como si cada día, cada minuto, estuviera luchando, y como si todo esto me estuviera arrastrando, poniendo en riesgo mi integridad mental. Pero, al mismo tiempo, debo ponerme una máscara y hacer como si todo fuera bien, para que nadie sepa qué me ocurre por dentro."—Liz
lizdrawsgals.tumblr.com

"Todo lo que me recuerda a mi cuerpo es como un puñetazo enorme contra mi rostro, ya sean cosas que siento en mí (mis características corporales, mi voz, etc), o cosas que noto que yo no tengo, pero las mujeres cisgénero sí. Siento como si cada día, cada minuto, estuviera luchando, y como si todo esto me estuviera arrastrando, poniendo en riesgo mi integridad mental. Pero, al mismo tiempo, debo ponerme una máscara y hacer como si todo fuera bien, para que nadie sepa qué me ocurre por dentro."

—Liz

"Es muy difícil estar a gusto cuando nadie se toma tu identidad en serio."

"Es muy difícil estar a gusto cuando nadie se toma tu identidad en serio." —Anónimo
transboy-hinata.tumblr.com

"Es muy difícil estar a gusto cuando nadie se toma tu identidad en serio."

—Anónimo

La semana del cuerpo está dedicada a generar contenido que explore y celebre nuestra complicada relación con nuestro físico. Lee más artículos aquí.

Chris Ritter / BuzzFeed