back to top

19 Malos hábitos de los que todos los veinteañeros deberían dejar

Ya es hora de dejar los malos rollos atrás.

publicado

1. Estás pegado a tu celular siempre e ignoras todo lo que está a tu alrededor.

shemazing.net

Hoy en día puedes hacer muchas cosas con las aplicaciones de tu celular, lo que hace que no nos sorprendamos con una encuesta de 2012, que dijo que el 60% de los encuestados confesó tener "nomofobia", es decir, miedo a estar sin teléfono. La dependencia ocasionada por los teléfonos inteligentes se ha convertido en algo tan habitual, que ahora centros de recuperación como The Ranch proporciona rehabilitación para dicha dependencia.

Haz esto en su lugar: Puedes comenzar descargándote la aplicación Moment para que te ayude a hacer un seguimiento de las horas que pasas con tu celular. Luego intenta establecer pequeños límites para ti mismo como:

- Deja tu celular cuando salgas con tus amigos.

- No lo uses cuando salgas a comer.

- Déjalo cuando lo hayas usado más de 20 minutos.

- No lo toques tras las 11 p. m.

Si necesitas más ayuda, aquí tienes 22 modos de separarte de tu celular.

2. Conservas todo tu dinero en tu cuenta corriente.

academicadvisingburnbook.tumblr.com

Una encuesta que realizó la Princeton Survey Research Associates International en 2014 dio como resultado que el 36% de los adultos no ahorra para la jubilación.

Haz esto en su lugar: Crea una cuenta de ahorro con tu banco y encárgate de ingresar ahí pequeñas cantidades de dinero de tu salario. Solo ingresando $45 de tu salario, tendrás un total de $1080 al final del año (si cobras cada dos meses). Si además pagas ciertas tasas por tus beneficios, ten por seguro que sacarás provecho de ello.

3. Guardas rencor por y para siempre.

youtube.com / Via penguinbutt.tumblr.com

Cuando alguien te enoja (sobre todo si es alguien en quien confiaste), es bastante duro superar y dejar pasar la rabia y el dolor. Pero un estudio publicado en la Association for Psychological Science muestra que guardar esos recuerdos llenos de dolor y resentimiento pueden tener un impacto muy negativo en tu salud mental y física.

Haz esto en su lugar: Aunque te lleve un tiempo, encuentra el modo de perdonar a esa persona y sigue adelante. No pierdas el tiempo concentrándose en lo que pasó. Guardar rencor te afecta a ti más que a los demás.

4. Pierdes muuuuucha energía pensando en buscar una relación seria.

instagram.com

La idea de necesitar estar seriamente con alguien o de prepararte para sentar la cabeza en tus 20 es un modelo social. Quien te presiona por no tener pareja, necesita TRANQUILIZARSE.

Haz esto en su lugar: Los veinte son una edad para explorar y descubrir lo que quieres. Eso no significa de debas sentirte un inepto si no has encontrado todavía a "esa persona". Sal, conoce gente y diviértete. No se trata de irte de caza cada vez que sales de casa.

Publicidad

5. Odias el bloqueador solar (o simplemente te es indiferente).

instagram.com

Las quemaduras ocasionadas por el sol pueden tener consecuencias a largo plazo para tu salud y también para tu aspecto: hablamos de cáncer de piel, envejecimiento prematuro y arrugas, además de decoloración.

Haz esto en su lugar: La Skin Cancer Foundation dice que si vas a estar expuesto al sol durante media hora o más, trata de usar bloqueador solar antes de salir. Asegúrate de volvértelo a aplicar cada dos horas, sobre todo si sudas o si estás en el agua. Si llevas maquillaje, asegúrate de ponerte el bloqueador primero. Incluso si tu maquillaje tiene su propio bloqueador solar. Nota: el alcohol también puede hacer que tu piel sea más sensible al sol, aumentando las posibilidades de quemarte.

6. Sigues emborrachándote...hasta entre semana.

lipstickalley.com

Aunque puede resultar tentador tras un largo día de trabajo, emborracharse y salir hasta las 2 a. m. te privará de dormir bien durante el resto de la semana, afectando a tu toma de decisiones, disminuyendo tu productividad en el trabajo y haciéndote más propenso a los cambios de humor y a engordar.

Haz esto en su lugar: Oye, ya no estás en la universidad. Puede que sea el momento de ser más responsable. Además, tus resacas no harán más que empeorar - he aquí el porqué.

7. Pides más comida para llevar que cocinas.

instagram.com

Aunque pueda parecer más práctico, pedir comida o comer fuera merma tus ganancias mensuales. Un estudio realizado por CouponCodes4u mostró que el estadounidense medio gasta aproximadamente $9000 al año en comida para llevar.

Haz esto en su lugar: Intenta preparar almuerzos para el trabajo los fines de semana, así no te gastarás $5-10 cada día a lo largo de la semana. Esto podría ahorrarte $200 al mes. También puedes descargar la aplicación Mint, que te ayuda a crear un presupuesto, hace un seguimiento de tus gastos y calcula tu historial de crédito. De este modo, puedes optar por quedarte en casa y cocinar, en lugar de salir.

8. Pasas demasiado tiempo preocupándote por lo que piensan los demás.

instagram.com

Nunca vas a complacer a todo el mundo. Gastar todo tu tiempo y energía en tratar de contentar a todo el mundo solo te estresará y te llevará a la tristeza.

Haz esto en su lugar: No te asustes por expresar tus opiniones, di no cuando no quieras hacer algo y empieza a valorar tu propia opinión. Tu salud física y emocional saldrán beneficiadas gracias a ti.

Publicidad

9. Crees que los problemas de salud mental son algo embarazosos o una señal de debilidad.

FOX / Via rebloggy.com

Si te rompieras el brazo, ¿te dirías a ti mismo que eres débil por necesitar ayuda? No. Pues deberías pensar lo mismo sobre tu salud mental. Según la National Alliance on Mental Illness, cada año, 1 de cada 5 adultos (43,7 millones de personas) sufre una enfermedad mental en Estados Unidos. Y en el último año, solo el 60% de los adultos con una enfermedad mental seria recibió asistencia de salud mental.

Haz esto en su lugar: No te asustes de contactar con alguien para pedir ayuda. Si tienes problemas que afectan a tu día a día, considera seriamente buscar ayuda profesional. Aquí tienes una guía de principiantes para comenzar una terapia y encontrar al terapeuta indicado para ti.

10. Te encantan los refrescos.

youtube.com

Las encuestas demuestran que la gente que bebe muchos refrescos tiene un alto riesgo de padecer hipertensión, altos niveles de azúcar en sangre, niveles anormales de colesterol y exceso de grasa corporal en la cintura, además de que todo esto produce enfermedades del corazón, infartos y diabetes.

Haz esto en su lugar: Primero, busca una buena alternativa que te mantenga hidratado y también que mantenga a raya tu ansiedad (un buen sustituto puede ser el agua con gas y sabor. Después, trata de limitar el consumo diario de refrescos. ¡Tú puedes!

11. Apenas mantienes contacto con tu familia y amigos.

instagram.com

A medida que te vas haciendo mayor, es más fácil constituir ese mal hábito de contactar con tu familia y amigos solo cuando necesitas algo de ellos, lo que no es una buena manera de mantener tus relaciones.

Haz esto en su lugar: Establece un momento a la semana para contactar con tus seres queridos, ya sea llamando por teléfono, usando el Face o mandando un mensaje tipo "cómo estás". Tus relaciones son muy importantes, sobre todo a los 20, así que no las subestimes.

12. Hace millones de años que no vas al médico (básicamente desde que tus padres pedían cita para ti).

Universal Pictures / Via marylovescheese.blogspot.com

Resulta cómodo no ir durante años a hacerte revisiones médicas regulares, ahora que mamá y papá no te piden cita. Pero ignorar tu salud podría ocasionar muchos problemas con el tiempo, habiendo podido prevenirlos fácilmente.

Haz esto en su lugar: Toma cartas en el asunto e investiga. Asegúrate de visitar a menudo a tu médico de cabecera, dentista, ginecólogo, etc. Aquí tienes una lista (proporcionada por el Centro de Control de Enfermedades) sobre chequeos de salud necesarios para todas las edades y géneros, y aquí tienes todo lo que necesitas saber para hacerte revisiones sobre Enfermedades de Transmisión Sexual.

Publicidad

13. Fumas a menudo tras beberte unas cuantas cervezas (más veces de lo normal).

Nastco / Via Thinkstock

Según la American Heart Association, los fumadores viven de media 10 años menos que los no fumadores. Alrededor de un tercio de las muertes por enfermedades coronarias del corazón y un 90% de los casos de muerte por enfermedades del pulmón están relacionados con los fumadores activos y pasivos.

Haz esto en su lugar: He aquí una guía útil, creada por la American Cancer Society, para las personas que quieran dejar de fumar. Además, si eres de las personas que solo fuman tras beber, intenta beber en un ambiente donde el tabaco no esté permitido. Sobre todo, asegúrate de no llevarlo encima.

14. Sigues usando camas solares o te expones sin cuidado al sol.

instagram.com

Cualquier tipo de bronceado puede ser perjudicial, pero aún más lo son las camas solares, ya que son muy poco seguras porque emiten tres veces más rayos UVA que el sol. Los estudios demostraron que la gente que va a centros de camas solares tiene un 74% más de probabilidad de desarrollar melanomas que la que no va. Las camas solares también pueden causar envejecimiento prematuro de la piel (como arrugas y manchas de la edad) y si no usas una buena protección para los ojos, también pueden aumentar el riesgo de enfermedades oculares.

Haz esto en su lugar: Hay muchas formas de conseguir un "bronceado natural" sin tener que dorarte en camas solares, tales como: toallitas húmedas (prueba las toallitas húmedas Sublime Bronze de L'Oreal, lociones (Build a Tan Gradual Sunless de Neutrogena), cosméticos (Amazonian Clay Mineral Bronzer de Tarte) o inténtalo con un aerosol de bronceado.

15. Te duermes hasta la 1 de la tarde durante los fines de semana para recuperar las horas de sueño perdidas durante la semana.

instagram.com

Tras una larga semana, dormir parece el paraíso. Pero un estudio realizado por el Hospital Southwestern de la Universidad de Texas demostró que mientras intentas alcanzar las horas de sueño durante el fin de semana, la propias horas extra no te ayudarán a estimular los niveles de energía o de lucidez. Las horas adicionales perturbaron el reloj interno de los encuestados (los ritmos circadianos) y les hicieron sentir más cansados al llegar el lunes.

Haz esto en su lugar: Haz planes, ya sea para salir con la familia y los amigos, para ir a comprar o para entrenar. Así estarás ocupado un tiempo. También intenta dormir aproximadamente 8 horas entre semana para que tu cuerpo pueda ponerse al día mejor. Un buen modo es apagar tus dispositivos (televisor, laptop, celular) una o dos horas antes de irte a dormir temprano. Los estudios demostraron que las "lucecitas azules" de los celulares y las computadoras pueden afectar a la melatonina, dificultando el sueño.

16. En general, tratas de eludir los enfrentamientos a toda costa... incluso si eso significa que puedes ser un poco pasivo agresivo de vez en cuando.

instagram.com

Enfrentarse cara a cara a los problemas puede hacer que te sientas vulnerable y muy molesto. Pero posponerlo y ser pasivo agresivo puede empeorar la situación.

Haz esto en su lugar: Pídele hablar cara a cara y de forma amable a la persona con la que estás molesto. Enfrentarse a alguien con textos y correos electrónicos no es lo mejor, ya que se podrían malinterpretar los modos y generar problemas de comunicación.

Publicidad

17. Te quedas en una mierda de relación durante más tiempo del que deberías y lo sabes.

FOX / Via gurl.com

Aun sabiendo que tu relación no funciona, el pensar en hacer algo por ti solo es algo espantoso. Lo cierto es que las relaciones sin sentido te afectan mucho más de lo que crees. No solo tiene un impacto negativo en tu salud, sino que también son un lastre para tu propio desarrollo personal.

Haz esto en su lugar: Encuentra las fuerzas para saber que te mereces mucho más que la relación que tienes y acaba con todo. Aquí tienes algunos consejos sobre cómo dejar a alguien como un adulto.

18. Tratas de planificar toda tu vida y te obsesionas con los planes para los próximos cinco años, en lugar de vivir el presente.

instagram.com

La vida no siempre sale como planeas. Programarla solo hará que te estreses, que te lleves decepciones y que seas infeliz en el presente.

Haz esto en su lugar: Querer que las cosas ocurran de una manera o tener un plan no es mala idea, pero entender que las cosas siempre pueden cambiar y aceptar que pasarán cosas que están fuera de control es una gran ventaja cuando rondas los veintitantos. Obsesionarte con la edad y con los peldaños de modelos sociales impedirá que disfrutes de tus experiencias y del momento en que te encuentras.

19. A tus veintitantos, estás convencido de que eres el único que está hecho un lío.

FOX / Via giphy.com

Uno de los mayores errores que las personas cometen en sus 20 es creer que son las únicas en intentar resolver sus vidas. Aprender a cómo ser independiente por primera vez da miedo. Y es muy fácil calentarse por la relaciones, las trayectorias profesionales y por cómo volver a empezar una vez acabada la universidad.

Haz esto en su lugar: Primero, entiende que esto es completamente normal. Todo el mundo piensa de sí mismo que es el único que no tiene ni idea de lo que hace. Pero lo cierto es que conlleva un tiempo aprender y descubrirlo todo. En vez de estresarte (lo cual afecta negativamente a tu salud física y emocional), sé activo y haz una lista con todas las cosas que quieres conseguir. Pueden ser tan simples como: tener una tarjeta de crédito, crear una presupuesto mensual, presentarte a cuatro empleos, etc. Luego persigue cada cosa una a una.