back to top
Community

El Final Alternativo De Caperucita Roja Contado Con Imágenes (WARNING)

El cuento de Caperucita roja como nunca te lo habían contado antes. "¡Abuelita, qué ojos más grandes tienes!" "Son para verte mejor" "¡Abuelita, qué orejas tan grandes tienes!" "Claro, son para oírte mejor…" "Pero abuelita, ¡qué dientes más grandes tienes!" Demasiadas observaciones Caperucita...

Posted on

Había una vez...

...una dulce niña que quería mucho a su madre y a su abuela. Les ayudaba en todo lo que podía y como era tan buena, el día de su cumpleaños, su abuela le regaló una caperuza roja.
Pilar Cañadas

...una dulce niña que quería mucho a su madre y a su abuela. Les ayudaba en todo lo que podía y como era tan buena, el día de su cumpleaños, su abuela le regaló una caperuza roja.

Como le gustaba tanto y nunca se despegaba de esa caperuza...

...pronto todos empezaron a llamarla Caperucita roja.
Pilar Cañadas

...pronto todos empezaron a llamarla Caperucita roja.

Un día...

...la abuela de Caperucita, que vivía en el bosque, enfermó y la madre de Caperucita le pidió que le llevara una cesta con una torta y un tarro de mantequilla. Caperucita aceptó encantada, adentrándose en el bosque con seguridad.
Pilar Cañadas

...la abuela de Caperucita, que vivía en el bosque, enfermó y la madre de Caperucita le pidió que le llevara una cesta con una torta y un tarro de mantequilla. Caperucita aceptó encantada, adentrándose en el bosque con seguridad.

La niña caminaba tranquilamente por el bosque cuando el lobo...

...que se encontraba en las sombras, la vio y comenzó a relamerse, trazando su plan para acecharla y devorarla.
Pilar Cañadas

...que se encontraba en las sombras, la vio y comenzó a relamerse, trazando su plan para acecharla y devorarla.

Se hacía de noche...

...y el lobo aullaba a la luna llena para hacer saber a todas las criaturas del bosque que él se encontraba acechando.
Pilar Cañadas

...y el lobo aullaba a la luna llena para hacer saber a todas las criaturas del bosque que él se encontraba acechando.

Caperucita escuchó los aullidos...

...y miró al cielo con esperanzas de que no hubiese luna llena esa noche.
Pilar Cañadas

...y miró al cielo con esperanzas de que no hubiese luna llena esa noche.

La chica continuó caminando por el bosque...

...esta vez con paso más ligero, cuando escuchó un ruido que provenía de la maleza más cercana y comenzó a sentirse mucho más asustada.
Pilar Cañadas

...esta vez con paso más ligero, cuando escuchó un ruido que provenía de la maleza más cercana y comenzó a sentirse mucho más asustada.

Caperucita se detuvo en el sendero...

...para echar un vistazo, podría ser que estuviese asustada, pero ni siquiera eso le arrebataba la curiosidad.
Pilar Cañadas

...para echar un vistazo, podría ser que estuviese asustada, pero ni siquiera eso le arrebataba la curiosidad.

De pronto...

...una silueta con forma de bestia apareció en frente de la muchacha.
Pilar Cañadas

...una silueta con forma de bestia apareció en frente de la muchacha.

Caperucita se quedó de piedra...

...inmóvil, estática y temblorosa observando aquella terrorífica figura. ¡Era un lobo! ¡Uno de los grandes!
Pilar Cañadas

...inmóvil, estática y temblorosa observando aquella terrorífica figura. ¡Era un lobo! ¡Uno de los grandes!

En un abrir y cerrar de ojos...

...el lobo se abalanzó contra Caperucita, atacándola de forma agresiva y sin piedad.
Pilar Cañadas

...el lobo se abalanzó contra Caperucita, atacándola de forma agresiva y sin piedad.

La muchacha trató de pelear por su vida...

...pero este lobo no era como el de los cuentos, este no se hizo pasar por su abuelita, sino que le clavó sus afiladas garras en la garganta.
Pilar Cañadas

...pero este lobo no era como el de los cuentos, este no se hizo pasar por su abuelita, sino que le clavó sus afiladas garras en la garganta.

El malvado y hambriento lobo...

...le arrebató la vida a la pequeña Caperucita, y no dudó un segundo en devorarla con sus fuertes y puntiagudos colmillos.
Pilar Cañadas

...le arrebató la vida a la pequeña Caperucita, y no dudó un segundo en devorarla con sus fuertes y puntiagudos colmillos.

El lobo...

...llegó a relamerse las zarpas del buen sabor que tenía el cuerpo sin vida de la pobre e indefensa Caperucita, tal y como lo había hecho al verla e imaginársela en su estómago minutos antes.
Pilar Cañadas

...llegó a relamerse las zarpas del buen sabor que tenía el cuerpo sin vida de la pobre e indefensa Caperucita, tal y como lo había hecho al verla e imaginársela en su estómago minutos antes.

El cuerpo de Caperucita...

...yacía inerte en el suelo del bosque, sin haber sido capaz de llegar a casa de su enferma abuelita, pocos metros más allá de la maleza. El lobo, a pesar de ser un gran fan de comer Caperucita, prefirió continuar con la caza de la noche...
Pilar Cañadas

...yacía inerte en el suelo del bosque, sin haber sido capaz de llegar a casa de su enferma abuelita, pocos metros más allá de la maleza. El lobo, a pesar de ser un gran fan de comer Caperucita, prefirió continuar con la caza de la noche...

¿Serás su próxima víctima?

¿Serás su próxima víctima?
Pilar Cañadas

¿Serás su próxima víctima?

This post was created by a member of BuzzFeed Community, where anyone can post awesome lists and creations. Learn more or post your buzz!