back to top

17 cosas que sé que hay en tu nevera de estudiante aunque nunca haya estado en tu casa

¿Verdad que hay queso? ¿A que sí?

publicado

1. Medio limón reseco.

Twitter / Via Twitter: @eva_mantis

2. O la evolución del limón reseco.

Nadie lo ha comprado, pero está ahí, en una esquina, juzgándote y nadie se atreve a sacarlo de la nevera.
Twitter / Via Twitter: @FallingInBed

Nadie lo ha comprado, pero está ahí, en una esquina, juzgándote y nadie se atreve a sacarlo de la nevera.

3. Bricks de tomate frito abiertos.

Con un montón de tomate reseco alrededor del agujero, para dar sabor a los macarrones.
Twitter / Via Twitter: @David_dlcd

Con un montón de tomate reseco alrededor del agujero, para dar sabor a los macarrones.

4. Y un montón de sobres de ketchup.

No nos podemos permitir el ketchup, ¿qué somos? ¿Millonarios?
@currito_rodri_7 / Via Twitter: @currito_rodri_7

No nos podemos permitir el ketchup, ¿qué somos? ¿Millonarios?

5. QUESO.

Cualquier queso está bien.
Twitter / Via Twitter: @AitorHalliwell

Cualquier queso está bien.

6. Latas de Red Bull.

Ya sea porque lo tomas para estudiar, o lo mezclas con alcohol, o porque lo reparten de vez en cuando en tu facultad y no te gustan pero no los quieres tirar, pero siempre están ahí.
Twitter / Via Twitter: @Daniel_D_S_S

Ya sea porque lo tomas para estudiar, o lo mezclas con alcohol, o porque lo reparten de vez en cuando en tu facultad y no te gustan pero no los quieres tirar, pero siempre están ahí.

7. Pizzas congeladas.

De las baratas, de esas que no saben a nada y que cuando las haces se quedan blanditas por debajo, pero que están muy ricas si te las desayunas al día siguiente.
Twitter / Via Twitter: @Bermellon_

De las baratas, de esas que no saben a nada y que cuando las haces se quedan blanditas por debajo, pero que están muy ricas si te las desayunas al día siguiente.

8. Medio tomate de ESE día en el que decidiste hacerte una "ensalada".

Y que te hace sentir culpable cuando bajas a comprar pizzas congeladas al súper.
Twitter / Via Twitter: @MovRAP

Y que te hace sentir culpable cuando bajas a comprar pizzas congeladas al súper.

9. Una botella con la cantidad justa de líquido para que todavía no se considere "vacía".

¿La vas a beber? Pues seguramente no, pero tampoco piensas tirarla, porque ya es casi como de la familia.
Twitter / Via Twitter: @AmorMoron

¿La vas a beber? Pues seguramente no, pero tampoco piensas tirarla, porque ya es casi como de la familia.

10. Un cartón de leche que seguramente esté abierto regular.

Twitter / Via Twitter: @OG_claracalero

11. Tortilla de patata del Mercadona.

Que no sepas muy bien por dónde se agarra una sartén no quiere decir que de vez en cuando no puedas comerte una tortilla de patata.
Twitter / Via Twitter: @Victor_Ferrando

Que no sepas muy bien por dónde se agarra una sartén no quiere decir que de vez en cuando no puedas comerte una tortilla de patata.

12. Una colección de tuppers que renuevas cada vez que vas de visita a casa.

Twitter / Via Twitter: @KazeRusian

13. Cerveza barata.

Twitter / Via Twitter: @MilCigarrillos

14. Carne descongelada de dudosa procedencia.

Y que te puedes comer en cualquier momento desde que la sacas del congelador hasta que empieza a ponerse verde.
Twitter / Via Twitter: @verdugoal

Y que te puedes comer en cualquier momento desde que la sacas del congelador hasta que empieza a ponerse verde.

15. Una lechuga de esa vez que quisiste empezar la dieta.

Twitter / Via Twitter: @Tesyfonte

16. Imanes de sitios de comida rápida.

BuzzFeed

17. Y un trozo de aguacate, para recordarte por qué nunca podrás permitirte tu propia casa.

Malditos millennials.
Twitter / Via Twitter: @Sarandong_a

Malditos millennials.